jueves, 06 mayo 2021
14:31
, última actualización

Voluntarios pioneros en la seguridad

35 años de vida de Protección Civil en Utrera.

16 mar 2015 / 13:44 h - Actualizado: 17 mar 2015 / 16:03 h.
$hmKeywords_Schema
  • La formación es uno de los pilares fundamentales del éxito de los dispositivos de Protección Civil. / S.C.
    La formación es uno de los pilares fundamentales del éxito de los dispositivos de Protección Civil. / S.C.

La llegada del primer Ayuntamiento democrático a Utrera despertó un proyecto pionero en Andalucía, cuyo trabajo sirvió de modelo y de base para otras iniciativas similares y actuaciones de mayor envergadura. Aunque hoy día sus voluntarios forman parte del paisaje habitual de la ciudad, en 1979 llegaba como algo extraño la agrupación local de Protección Civil. Un grupo de ocho jóvenes radioaficionados de la red nacional de radio emergencias se ponía a disposición del Consistorio para trabajar en el campo de la protección civil. Así surgía un proyecto que ha superado los 35 años de vida, y que ha sido merecedor de la concesión de la medalla de plata de Utrera por el importante trabajo que desempeñan en beneficio de la sociedad.

Los comienzos no fueron fáciles. Vehículos y medios particulares, aportados por los propios impulsores de esta iniciativa, servían para las primeras actuaciones de este colectivo. La romería de Fátima de ese año sería el primer servicio, a lo que se unirían la feria y su atención a los peregrinos de Consolación, la cabalgata de Reyes Magos y hasta la media maratón de Los Palacios. Fueron tan precarios aquellos inicios que únicamente contaron con 5.000 pesetas que servía para reponer las pilas de los equipos de comunicaciones. Con los años, la dotación del Ayuntamiento iría incrementándose, la compra de material se haría efectiva y los cursos de formación supondrían uno de los pilares para sus miembros.

Durante tantos años de servicio, han sido muchas las actuaciones a las que han tenido que hacer frente. Destacan las que se desarrollaron en las inundaciones de 1996, que obligaron a desalojar por completo la pedanía de Pinzón, así como a vecinos de El Palmar de Troya; la intervención por el desbordamiento del arroyo Calzas Anchas en 2007,... Pero, sin lugar a dudas, el hito más célebre de su historia se produjo el 12 de marzo de 1990. En esa fecha se ponía en marcha el servicio integral de coordinación de emergencias, bajo el teléfono 010. Con este proyecto, Utrera volvía a ser pionera, adelantándose al conocido 112 que llegaría años más tarde a prestar un servicio que en este municipio estaba plenamente desarrollado, sirviendo de modelo para muchas poblaciones.

De aquellos ocho jóvenes que iniciaron la agrupación utrerana, hoy solamente sigue Juan Diego Carmona, que trabaja como coordinador de los servicios de emergencia del Ayuntamiento. Como él recuerda, «cuando alguien quería crear un servicio de Protección Civil, una infraestructura de Bomberos o una agrupación de voluntarios, le recomendaban que viniera a Utrera a conocer cómo se hacía aquí». Poblaciones andaluzas como Adra (Almería) o Palma del Río (Córdoba) son dos muestras de ello, que se unen a la colaboración en el desarrollo de proyectos de este tipo en localidades como Montellano, Los Molares, El Coronil, Coria del Río, Los Palacios y Villafranca, Arahal o Morón de la Frontera. Hasta que fueron implantándose agrupaciones en otras poblaciones de la comunidad, la de Utrera prestó su servicio a varias localidades, e incluso participó desde los primeros años del Plan Romero, con presencia directa en la aldea de El Rocío.

Otro de los pilares importantes de Protección Civil en Utrera fue el ya desaparecido Andrés Campos. Voluntario de la agrupación, más tarde pasó a ser concejal del Gobierno local, convirtiéndose en referente, no sólo en Utrera, sino en toda la región, por su dedicación a la seguridad. Proyectos como el 010 o el desarrollo del parque de Bomberos fueron una realidad durante su mandato.

Reconocimientos

Con el extenso currículum que tiene a sus espaldas, la agrupación de voluntarios de Protección Civil más antigua de Andalucía cuenta en su haber con el primer premio de la Junta de Andalucía a la excelencia en la prestación del servicio de Protección Civil, que recibió en 1990. Seis años más tarde, el Gobierno andaluz la distinguió con la medalla de oro de Andalucía. Por su parte, la Dirección General de Protección Civil tuvo un reconocimiento, en 1997, a la labor desarrollada como pioneros en materia de autoprotección. A todo ello se ha unido la concesión de la medalla de plata de Utrera.

En la actualidad, más de medio centenar de personas trabajan, de manera desinteresada, para que los utreranos estén más seguros, en coordinación con el resto de los cuerpos de emergencia del municipio. Con más de 5.000 horas de trabajo voluntario en sus más de 35 años, la agrupación local de Protección Civil continúa con sus fuerzas renovadas tras el reconocimiento municipal y las muestras de agradecimiento de los utreranos. Dedicación voluntaria a un proyecto pionero que siempre ha sido referencia por su buen hacer.


Edictos en El Correo de Andalucía