Menú

Andalucía creará una retina artificial para buscar una cura contra la degeneración macular juvenil

La enfermedad de Stargardt no tiene cura todavía y puede llegar a afectar a unos 800 andaluces

Paco Flores ipacoflores /
27 sep 2022 / 09:40 h - Actualizado: 27 sep 2022 / 09:42 h.
"Biología","Biotecnología","Investigación","Medicina","Universidad","Comisión Europea"
  • Álvaro Plaza Reyes
    Álvaro Plaza Reyes

La enfermedad de Stargardt es la forma más común de degeneración macular hereditaria. El 3% de los andaluces porta esta enfermedad que llega a padecer 1 de cada 10.000 personas.

Se diagnostica con frecuencia en la niñez o durante la adolescencia y es una forma hereditaria autosómica recesiva de degeneración macular que causa pérdida de la visión central. Por eso se le denomina a veces degeneración macular juvenil o de aparición temprana.

Aunque se ha avanzado mucho en el conocimiento de estas enfermedades, en la actualidad no existen tratamientos que la curen. Según Álvaro Plaza Reyes, tecnobiólogo que trabaja en el Cabimer de Sevilla, “se están explorando tres vías principales de intervención, incluyendo la terapia con células madre, la terapia de reemplazo de genes y distintos enfoques farmacológicos. Entre las razones por las que no se encuentran tratamientos efectivos hoy en día nos tropezamos con la incapacidad para obtener un modelo artificial en el que ensayar diversos tratamientos para curar esta enfermedad”.

Por lo tanto, el objetivo del proyecto que nace ahora en el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa, Cabimer, con el apoyo del Hospital Universitario Virgen Macarena, “es construir un primer sistema, completamente novedoso a nivel mundial, de modelo de retina multicelular in vitro, utilizando células pluripotentes humanas como material de partida y empleando metodologías de bioimpresión 3D y edición genómica de última generación”.

La intención de los investigadores es que “este prototipo de retina artificial presente aspectos funcionales y estructurales clave de la retina. Esto permitirá su aplicación como modelo pre clínico y toxicológico para el desarrollo de fármacos, pero también se empleará para el estudio de fenómenos complejos como el rechazo inmunitario del trasplante”.

Los resultados de esta propuesta, que cuenta con el apoyo financiero de la Consejería de Salud y Consumo y la Comisión Europea, “tienen el potencial de representar un verdadero avance científico que dará como resultado un mejor modelado de órganos y enfermedades, minimizando finalmente la carga y la complejidad de los ensayos pre clínicos necesarios para el desarrollo de nuevas terapias farmacológicas y de reemplazo celular contra la enfermedad de Stargardt”, según defiende el investigador Álvaro Plaza.

En este proyecto también participa la Universidad de Módena, la empresa sueca Cellink, puntera en el campo de la bioimpresión, y la Asociación de enfermos y familiares Mácula Retina.

Álvaro Plaza Reyes estudió biotecnología, doctorado en ciencias médicas, se ha dedicado a la terapia celular de las enfermedades de retina desde el inicio de su carrera investigadora. Gran parte de su etapa profesional la ha realizado en el Hospital Universitario Karolinska de Suecia, de donde ha vuelto recientemente para liderar este trabajo de investigación desde Sevilla.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos