jueves, 21 octubre 2021
11:04
, última actualización
Salud

El higo, una gran fuente de nutrientes

Ya es temporada de higos, una fruta compuesta principalmente por agua, hidratos, potasio y fibra

17 ago 2021 / 08:21 h - Actualizado: 17 ago 2021 / 08:23 h.
"Salud","Medio ambiente","Consumo","Obesidad"
  • El higo, una gran fuente de nutrientes

La temporada de los higos comienza en el mes de agosto y finaliza en octubre, aunque pueden encontrarse alguna de sus variedades durante el mes de julio. Este dulce fruto ha sido considerado la fruta de los deportistas y sigue siendo un gran aliado en la dieta mediterránea por todas las propiedades que aporta a nuestro cuerpo.

Hay registros históricos que sitúan al higo tanto en el antiguo Egipto como en la antigua Grecia y se piensa que fueron los fenicios quienes introdujeron el higo en el Mediterráneo y los griegos en Palestina y Asia Menor.

Actualmente, los productores más importantes de esta fruta se encuentran en la cuenca del Mediterráneo (España, Italia, Grecia, Turquía y Argelia), aunque las producciones también son importantes en Estados Unidos y Asia Menor.

Desde la antigüedad, el higo ha sido conocido por su carácter curativo y seleccionado como producto indispensable en su dieta por los atletas griegos. Tanto es así, que incluso Platón habla de él en sus obras, denominándolo “la fruta de los filósofos”.

El higo está compuesto principalmente por agua, hidratos de carbono, potasio, fibra y vitamina B6 y debe consumirse en su estado óptimo, pero, sobre todo, cuando son de temporada, ya que así nos aportan muchos más beneficios, poseen mejor aroma y sabor, y ayudamos al medio ambiente.

BENEFICIOS

Los higos son nuestro gran aliado ya que nos aportan muchos beneficios para la salud. Principalmente son recomendados para personas que realicen actividades físicas intensas o algún tipo deporte, pues sus hidratos de carbono nos ayudarán a recuperarnos antes y de una manera saludable. Sin embargo, por su alto contenido en fructosa y sacarosa deben consumirse con moderación si se padece de diabetes u obesidad.

Con solo 65,4 kcal por cada 100 gramos, los higos pueden ayudarnos a saciarnos más rápidamente por su alto contenido en agua y fibra, favoreciendo asimismo el tránsito intestinal. Además, posee minerales tan importantes como el calcio, magnesio, potasio y fósforo.

De igual forma, los higos también poseen una gran cantidad de vitamina B6, una vitamina esencial para que funcionen bien las enzimas, es decir, las proteínas que regulan los procesos químicos del cuerpo.

Gracias a la fibra, potasio y magnesio que posee el higo, el consumo de este alimento puede ayudarnos a controlar la presión sanguínea. Además, nos aporta provitamina A o betacaroteno, que se transforma en el organismo en vitamina A, la cual nos proporciona un efecto antioxidante, es decir, previene el envejecimiento y las enfermedades degenerativas.

Por último, si se consumen desecados, pueden funcionar como un energético natural por su alto contenido calórico y de nutrientes, además de ser de fácil conservación y transporte para, por ejemplo, alguna excursión o actividad al aire libre.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla