El peligro de los complementos adelgazantes de venta online

Muchos de estos productos no cuentan con la necesaria autorización del Ministerio de Sanidad y podrían presentar riesgos no deseados.

30 abr 2022 / 10:17 h - Actualizado: 30 abr 2022 / 10:18 h.
"Alimentación"
  • El peligro de los complementos adelgazantes de venta online

Los anuncios de complementos adelgazantes nos rodean en internet y en las redes sociales para vendernos auténticos milagros, sobre todo de cara a las vacaciones de verano. Pero, ¿por qué deberíamos de tener cuidado con este tipo de productos?

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en colaboración con otras dos asociaciones de consumidores de Bélgica e Italia, ha analizado 80 complementos alimentarios a la venta en internet para investigar si incluían fármacos o sustancias ilegales, además de comprobar su publicidad, su etiquetado y la necesaria autorización legal.

En España la compra se realizó por Amazon, Aliexpress, Alibaba, Promofarma y en algunas de las webs “oficiales” de estos productos. “Aunque pagamos por 23 productos, solo 20 llegaron en plazo”, afirman desde la OCU. “En tres casos pagamos por no recibir nada. De uno de los productos supimos que había sido retenido en aduanas. De los suplementos que sí nos enviaron, el precio medio abonado fue de 0,26 euros por cápsula. Dicho así quizá no parece tanto, pero en alguno de los productos el “tratamiento” puede suponer hasta 104,85 euros al mes”, añaden.

Productos no autorizados

Más de la mitad de los complementos adquiridos por OCU no estaban autorizados para ser vendidos en España como complementos alimentarios. Es decir, su venta no es legal en nuestro país. “Consultamos la base de datos de complementos alimenticios de la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) y comprobamos que más de la mitad de los productos enviados al laboratorio por OCU (12 de 20) no están autorizados para ser vendidos en España como complementos alimenticios. Solo 8 de los 20 suplementos que compramos tienen los papeles en regla. Además, en bastantes casos nos encontramos con “productos fantasma”, que desaparecían igual que habían aparecido. Nos ha pasado con algunos de estos suplementos: cuando los hemos buscado de nuevo en internet, allí donde los vimos, habían desaparecido. Eso dificulta su seguimiento cuando queremos reclamar o comprobar si lo que nos ha llegado es igual a lo que habíamos visto en la web”, admiten.

Ingredientes

Son habituales los ingredientes con riesgo de provocar efectos no deseados si se consumen en exceso, como la cafeína y la Garcinia cambogia. “La cafeína ayuda a eliminar más rápidamente líquidos por la orina. Pero esa pérdida de agua es temporal y no genera una disminución del peso significativa. Además, esta sustancia puede causar ansiedad, nerviosismo, insomnio, angustia, trastornos gastrointestinales, temblores y taquicardia”. Mientras que la Garcinia “puede causar hepatotoxicidad, nefropatía, toxicidad cardiovascular, hipomanía o toxicidad por serotonina y psicosis”.

Por su parte, el uso de glucomanano en estos productos se realiza por su efecto saciante y porque es el “único ingrediente que tiene autorización para indicar su efecto “adelgazante”, pues está autorizada la alegación el glucomanano ayuda a adelgazar cuando se sigue una dieta baja en calorías”. Aunque ese posible beneficio solo se obtiene si se consume en tres dosis de 1 g junto con hasta dos vasos de agua antes de las comidas. No obstante, la EFSA (Autoridad Europea en Seguridad alimentaria) señala que es posible que el consumo de 3 g/día durante 12 semanas derive en algunos casos en molestias digestivas como diarrea o estreñimiento.

Aunque no se han encontrado sustancias ilegales en los productos que la OCU ha adquirido para el estudio, sí se ha producido entre los “adelgazantes” comprados desde Italia, encontrándose en uno de ellos anfetaminilo, un derivado de la anfetamina.

Falta de información

Otro de los hándicaps de los suplementos adelgazantes es su etiquetado. Estos no contienen la información básica necesaria: “bien porque no se identifica al responsable del producto (a lo sumo al importador) o porque, no viene en español, solo en chino o en inglés”, explican desde la OCU.

Lo que sí tienen todos en común es la promesa de resultados garantizados. En el estudio, la Organización encontró frases comunes que se utilizan y se repiten constantemente: “potente adelgazante”, “quemagrasas”, “supresor del apetito y termogénico”, “elimina kilos y redefine tu silueta”...

“Otra triquiñuela de los fabricantes es poner nombres a sus productos que apuntan a resultados: Quita Kilos, Adiós Kilos Plus, Termo Quemagrasas, Reduslim, Xtra Slim, Adelga Slim, Weight Control Slim, Dream Body, Magrifit Flash...”.

Mayor control

OCU ha solicitado a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición mayores controles sobre los complementos adelgazantes de venta online, no solo por el fraude que supone la comercialización de productos no autorizados, sino por los posibles efectos no deseados de este tipo de productos.

La organización aprovecha para recordar que la única alegación permitida en este tipo de complementos es la del glucomanano, una fibra muy soluble que “ayuda a adelgazar cuando se sigue una dieta baja en calorías”. Aunque se debe advertir que dicho efecto se obtiene con una ingesta diaria de 3 gramos al día repartidas en tres dosis de 1 gramo, una dosis que solo contemplaba uno de los productos analizados. OCU avisa además que su consumo continuado puede derivar en molestias digestivas.

Para asegurarse de que se adquieren productos en una farmacia legalmente autorizada para la venta online, puede usarse el buscador de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios: www.distafarma.aemps.es


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla