Menú
Alimentación

¿Está relacionada la diabetes con una mala alimentación?

Hoy 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que afecta a millones de personas en todo el planeta

14 nov 2022 / 12:21 h - Actualizado: 14 nov 2022 / 12:24 h.
"Alimentación","Infancia","Miel","Dulces","Tabaco","Diabetes","Diabetes tipo 1","Diabetes tipo 2"
  • ¿Está relacionada la diabetes con una mala alimentación?

La diabetes es una enfermedad que cada día afecta a más personas. Según datos de Las Naciones Unidas, se estima que 425 millones de adultos padecían diabetes en 2017, frente a los 108 millones de 1980. Debido a este aumento de casos, el Día Mundial de la Diabetes, que se celebra cada 14 de noviembre, busca concienciar y sensibilizar sobre una enfermedad rodeada de desconocimiento y de acceso médico, ya que millones de personas con diabetes en todo el mundo no pueden acceder a la atención que necesitan.

Pese a que la diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune y, por ello, no se puede prevenir de ninguna forma, gran parte de los casos de diabetes tipo 2 y sus complicaciones podrían evitarse manteniendo una dieta saludable, una actividad física regular y rehusando el consumo de tabaco. Por ello, la dietista- nutricionista de Nutriqueni, Vanesa Fernández García, nos trae algunos consejos y recomendaciones para cuidar nuestra alimentación de cara a esta popular enfermedad.

Tipos de diabetes

La diabetes puede aparecer en nuestras vidas de dos maneras distintas: diabetes de tipo 1 y de tipo 2. En ambos casos los síntomas son muy parecidos, “aumentan las ganas de orinar, la sed, pérdida de peso, mayor sensación de hambre, cansancio, somnolencia, etc...” explica la nutricionista.

La diabetes tipo 1 se desarrolla principalmente en la infancia y en la adolescencia. Se trata de una enfermedad autoinmune y por ello no se puede prevenir, no depende del estilo de vida ni de la alimentación. “El cuerpo no puede producir insulina y debe tener un control diario de la glucemia y contabilizar los hidratos de carbono para saber cuánta insulina inyectarse”.

A pesar de este control, la alimentación de un niño diabético de tipo 1 no está restringida y puede comer de todo, pero es aconsejable que conozca más sobre los grupos de alimentos, especialmente sobre los que llevan hidratos de carbono. “Su alimentación debe ser completa, saludable y no pasar hambre, no tienen que tener déficit para poder tener un buen desarrollo y crecimiento”.

Esta alimentación debe ser saludable y variada, dependiendo esta de la edad, altura, sexo y actividad física. “Aunque tendrá un horario flexible, lo que debe evitarse es un salto u olvido de las tomas, ya que esto puede provocar descompensaciones o desequilibrios”, advierte la experta.

En el caso de la diabetes tipo 2, esta se desarrolla normalmente siendo adultos y es causada por una mala alimentación, hábitos sedentarios, por una predisposición familiar, gestacional, entre otras. “El páncreas va generando menos insulina y de esto dependerá si tendremos que tomar medicación oral o inyecciones de insulina. Si se pilla a tiempo y junto a la medicación se toma una buena alimentación y se practica deporte, en la mayoría de casos no tendrá que darse la situación de la inyección”.

A diferencia de la diabetes tipo 1, este tipo de diabetes podría evitarse si se lleva a cabo una alimentación saludable y se realiza ejercicio físico de forma regular.

¿En qué alimentos podemos encontrar los hidratos de carbono?

Los hidratos de carbono son macronutrientes que se dividen en dos categorías: hidratos de carbono simples y complejos. En primer lugar, los hidratos de carbono simples son de absorción rápida ya que pasan inmediatamente a la sangre como glucosa, por lo tanto, aumentarían la glucemia de forma más rápida. Dentro de los hidratos de carbono simples encontramos el azúcar, los refrescos, miel, dulces, golosinas, bollería. “A parte de subirnos la glucemia de forma muy rápida, también debemos de saber que este grupo de hidratos de carbono son nefastos para la salud, ya que son ricos en azúcares y tienen muy poca densidad nutricional”.

En cuanto a los hidratos de carbono complejos, estos sí son de absorción lenta, por lo tanto, tendríamos un efecto en la glucemia mucho más lento. Este tipo de hidrato lo podríamos encontrar en los cereales y sus derivados, legumbres, verduras, frutas y productos lácteos. “Es recomendable consumir los cereales y derivados de grano entero o integral para que todavía se ralentice mucho más el índice glucémico”.

Tanto las personas que sufren de diabetes como las que no, deben llevar una alimentación saludable, en la que se incluyan alimentos con un bajo índice glucémico. “Un zumo de naranja exprimido de forma natural puede tener un índice glucémico mayor que una pieza de naranja entera, ya que, al nosotros exprimirlo, se absorbe más rápidamente. De igual forma, no conseguiríamos obtener toda la fibra de esa pieza de fruta y aumentaríamos mucho la fructosa debido a que para realizar un solo zumo utilizamos más de una naranja”.

La regla de oro del conteo

Cada ración de hidratos de carbono es la cantidad de alimento que, entre otros nutrientes, contiene 10 gramos de hidratos de carbono. “Con esta regla de oro podemos averiguar cuántas raciones de hidratos de carbono consumimos para así saber cuánta cantidad de insulina debemos inyectar, según nuestro endocrino”.

Para este conteo podemos apoyarnos en 3 instrumentos: leer las etiquetas nutricionales contabilizando los hidratos de carbono totales, las herramientas de medición y la tabla de raciones de hidratos de carbono.

Alimentos para diabéticos

Debemos tener mucho cuidado con los alimentos para diabéticos que, aunque no lleven sacarosa, se le añaden otros hidratos de carbono como sería la fructosa. “Muchas veces estos productos son más caros y nos creemos que no nos van a producir ninguna alteración en el índice glucémico y no es así. Tenemos que mirar muy bien las etiquetas para evitar comprar estos productos que no son lo que nos venden”.

Fibra

La fibra juega un papel fundamental en nuestra alimentación, pero sobre todo en la de aquellas personas que sufren de diabetes, ya que ayuda a ralentizar la absorción de los hidratos de carbono, llevándonos a tener un índice glucémico más bajo. “También nos proporciona más saciedad y nos evita el estreñimiento. Algunos alimentos en los que se encuentra presente la fibra son la fruta, verduras, legumbres, cereales (integrales o de grano entero)”.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos