Menú

Este verano consigue el bronceado ideal

Un buen plan de alimentación iniciado semanas antes de tomar el sol, preparará nuestra piel, favoreciendo la producción de melanina y colágeno, junto con la eliminación de los radicales libres

30 jul 2022 / 09:04 h - Actualizado: 30 jul 2022 / 11:38 h.
"Alimentación","Cáncer de piel","Verano"
  • Este verano consigue el bronceado ideal

Es importante cuidar de nuestra piel durante todo el año, pero en verano se convierte en una asignatura obligatoria al estar más expuestos a los rayos del sol, sobre todo si queremos conseguir un bonito bronceado. Para ello, existen alimentos que pueden ayudarnos a protegernos de la radiación solar y a prolongar o maximizar el moreno.

A pesar de que existen muchos cosméticos y filtros solares que contienen vitaminas, antioxidantes, ácidos grasos, etc...nuestro organismo puede adquirir estos mismos por medio de nuestra alimentación. “De ahí que un buen plan de alimentación iniciado semanas antes de la cita con el sol, ayudará a estimular la producción de melanina, proteger el colágeno y eliminar los radicales libres. Todo ello, permitirá un buen bronceado, por supuesto siempre utilizando filtros solares, y ayudará a mantener la salud de la piel, previniendo su envejecimiento a causa de una exposición excesiva al sol”, explican desde Sanitas.

Alimentos aliados para nuestra piel

Para conseguir el bronceado perfecto sin dejar de cuidar de nuestra piel, es importante realizar un buen plan de alimentación que contenga diferentes tipos de nutrientes. No obstante, es fundamental usar siempre filtros solares adecuados y acudir a un especialista para resolver cualquier duda.

En primer lugar, y como algo primordial, tenemos que incluir alimentos que contengan la vitamina B, ya que juegan un papel muy importante para mantener la elasticidad de la piel, favoreciendo la creación de colágeno. Esta vitamina está presente en carnes, pescados, hígado, pan o cereales integrales, huevos, tempeh, kéfir, miso, levadura y frutos secos.

El betacaroteno, quizás el nutriente más conocido para potenciar el bronceado, permite eliminar los radicales libres que el organismo genera como respuesta a agresiones externas, como el exceso de sol, tabaco, etc... y aumenta la producción de melanina, lo que favorece y acelera el bronceado. El alimento que representa a esta provitamina por excelencia es la zanahoria, pero otras frutas y verduras como el tomate, mango, papaya, piña, melón, naranja, sandía o pimiento, también lo contienen.

Uno de los componentes más importantes para el cuidado de la piel son los antioxidantes (vitamina A, C y E, selenio, zinc, etc....). Estos están presentes en alimentos de colores rojos, naranjas y amarillos como las frambuesas, tomates, zanahorias, aguacates, coles, brécol, pomelos, naranjas, limones, espinacas y cebollas. En concreto, las vitaminas A, C y E son esenciales para la renovación de la piel y mucosas, ayudando a producir melanina, nuestra protección natural contra los rayos UVB y UVA, protegen a la piel de los radicales libres y participan en la formación natural del colágeno.

El manganeso es un mineral que, en nuestro organismo, actúa como filtro y bloqueador natural de los radicales libres, pero también favorece la pigmentación de la piel. Para sumar este doble aliado a nuestra dieta, solo tenemos que consumir frutos secos, legumbres o cereales.

Asimismo, hay que añadir a la lista de nutrientes los ácidos grasos omega-3, que se encuentran naturalmente presentes en el pescado azul, frutos secos y aceites vegetales. Estos favorecen que el bronceado dure mucho más tiempo y son esenciales para evitar la deshidratación de nuestra piel y posibles quemaduras.

Finalmente, también es importante beber mucha agua, algo vital para evitar la deshidratación y mantener la piel hidratada. La mejor manera de mantener los líquidos de nuestro cuerpo en niveles perfectos es tener siempre a mano una botella y dar pequeños sorbos con bastante frecuencia, sin esperar a tener sed, que sería el primer síntoma de deshidratación del organismo.

Protección solar

No obstante, aunque estos alimentos pueden ayudarnos a obtener un buen bronceado, alargar su permanencia y cuidar de nuestra piel, se deben seguir manteniendo las precauciones para prevenir posibles quemaduras y daños a medio o largo plazo, como el cáncer de piel. Para ello, deben utilizarse filtros solares adecuados, evitar las horas de mayor insolación y no prolongar la exposición al sol más de 30 minutos, tal y como indican los expertos.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos