Alimentación

Fast Good: la tendencia que ha llegado para quedarse

¿Es posible ofrecer comida rápida sin perder calidad, sabor y que siga siendo saludable?

26 abr 2022 / 07:13 h - Actualizado: 26 abr 2022 / 07:15 h.
"Salud","Alimentación","Gastronomía"
  • Fast Good: la tendencia que ha llegado para quedarse

No, no me he equivocado escribiendo el término de comida rápida en inglés. El fast good es la tendencia que viene a contrarrestar el gran peso y lugar que ha ganado la comida rápida y grasienta o poco sana en nuestra gastronomía. Se trata de comida rápida, pero con calidad y productos saludables.

A pesar de que puede resultar algo novedoso o reciente, esta invención cuenta con unos 15 años de trayectoria. Primero apareció en países vecinos europeos y, desde entonces, el crecimiento de este estilo de comida ha sido exponencial, seduciendo a grandes chefs como Ferrán Adrià, Marc Veyrat o Paul Bocuse.

Esta tendencia ha inundado las ciudades de Madrid, Barcelona o Valencia, y comienza ahora a ganar territorio por el resto de España, ya que, normalmente, los consumidores cuentan con poco tiempo para el almuerzo o cena, pero no quieren hacer de su comida una bomba de calorías.

Principios

Los menús Fast Good están regidos por ciertos principios, y es que deben ser comidas completas y equilibradas que incluyan verduras, frutas, féculas, proteínas, aceite, grasas y azúcares en cantidades razonables. Además, se les da prioridad a los alimentos de temporada y a las verduras y frutas que hayan sido recolectadas en su madurez.

Asimismo, es muy importante que los productos sean de kilómetro 0 y de agricultura ecológica, aunque no se prohíbe el uso razonable de productos exóticos y originarios de otros países. Por último, pero no menos importante, el Fast Good apunta a volver a la calidad original de los productos, mostrando su frescura y sabor con recetas simples.

Ahorro

Este nuevo formato no solo se traduce en ahorro de tiempo, también se sigue produciendo un ahorro en el bolsillo del comensal y en el del chef, pues el Fast Good consiste en elaboraciones más livianas con técnicas como la cocción, plancha o asado, que permiten reducir el tiempo de cocinado y optimizar la velocidad y producción.

Salud

La sociedad es cada vez más consciente de la importancia de llevar una alimentación sana y equilibrada junto con la realización de una actividad física de forma asidua. Por ello, el Fast Good es una tendencia que viene para quedarse, convirtiéndose en la primera opción para muchas personas que deciden comer en la calle o en casa con la opción de delivery.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla