Menú

«La enfermedad cardiovascular empieza a los 15 o 20 años»

Según Valentí Fuster. director del Mount Sinai Medical Center, las nuevas tecnologías de la imagen han permitido averiguar que la patología se inicia en las piernas, donde las arterias son más grandes

07 oct 2022 / 04:00 h - Actualizado: 07 oct 2022 / 04:00 h.
"Genética","Investigación","Medicina","Alimentación","Tabaco","Obesidad"
  • «La enfermedad cardiovascular empieza a los 15 o 20 años»

El director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), director del Instituto Cardiovascular y Physician-in-Chief del Mount Sinai Medical Center, Valentí Fuster, ha afirmado hoy que la enfermedad cardiovascular "empieza a los 15 o 20 años", aunque no se detecte hasta una edad más avanzada.

Durante la lección magistral impartida en la inauguración del curso académico 2022-203 de UIC Barcelona, Fuster ha explicado que, gracias a las nuevas tecnologías de la imagen, en los últimos años se ha podido averiguar que la patología "empieza en la región femoral, pero no se manifiesta porque las arterias son muy grandes".

Ante esta situación, Fuster ha recomendado "cuidarse desde jóvenes" y evitar factores de riesgo como la obesidad, la hipertensión, el colesterol, el tabaco, el sedentarismo, una mala alimentación o problemas de sueño. "Estos factores alteran las arterias que llevan la sangre al corazón. El colesterol penetra en la arteria y la médula ósea reacciona. Cuando el individuo presenta factores de riesgo, el mecanismo de defensa se suicida y libera sustancias que crean el coágulo que genera el infarto", ha añadido.

No obstante, ha admitido que la genética también juega un papel "importante", ya que "una persona puede no tener mucho colesterol, cuidarse y que los mecanismos de defensa no funcionen por mutaciones genéticas".

En su intervención, Fuster también ha recordado que los factores de riesgo provocan "una disminución del flujo de sangre en el cerebro", sobre todo a partir de los 60 años, por lo que pueden causar enfermedades como la demencia senil.

«La enfermedad cardiovascular empieza a los 15 o 20 años»
Valentí Fuster.

Para evitar todo este tipo de patologías, el director del CNIC, que trabaja en distintos proyectos sobre salud infantil en escuelas de Estados Unidos, ha apostado por educar a los más pequeños en la importancia de seguir unos buenos hábitos sostenidos en el tiempo. "Lo que le enseñamos a los niños de tres a seis años penetra en su cerebro y les sale años más tarde, por lo que cuanto antes se empiece mejor", ha insistido.

Fuster: «Los políticos hacen leyes que no funcionan»

Fuster ha señalado que el error es muchas veces "creer que el político lo solucionará todo", pero, a su juicio, "hacen leyes que no funcionan". Por ello, ha dejado claro que "si la sociedad no está preparada no escuchará a los políticos, como sucede por ejemplo con las prohibiciones de fumar, hay que empezar desde abajo". Respecto a la industria tabacalera, ha lamentado que "no haya diversidad", a diferencia de otros sectores como el de la alimentación, que "está cambiando mucho".

"Un punto medio entre tecnología y humanismo" En su discurso, titulado 'Salud, Tecnología y Humanismo', Fuster también se ha referido al papel de la tecnología en la medicina actual y ha abogado por llegar a "un punto medio" entre nuevas tecnologías y humanismo. El especialista en enfermedades cardiovasculares ha pedido a los futuros médicos que, aunque la tecnología sea "una prioridad para ellos", no olviden "transmitir empatía a los pacientes y sus familias". "Hay que pensar en el enfermo a través de aspectos que no son tecnológicos y saber relacionarse con un paciente terminal, con su familia", ha añadido.

En esta línea, ha lamentado que la tecnología está, en muchos casos, "obturando" a la gente joven y la creatividad "se está viendo afectada por esta tecnología constante". En su opinión, "para ser creativo siempre hay que ir contra corriente y ser muy liberal".

Fuster, doctor honoris causa por UIC Barcelona (2010), ha celebrado los 25 años de trayectoria de la universidad, de la que ha destacado su "personalización" en el trato con el alumno a diferencia de otros centros. El cardiólogo ha insistido en que la "humanización" es el principal reto al que se enfrentan las universidades y ha recordado que los rankings "no siempre tienen esto en cuenta".

Valentí Fuster ha impartido la lección magistral del curso académico 2022-2023, en un acto solemne en la Sala de Actos de la universidad en el que han participado también el rector de UIC Barcelona, Alfonso Méndiz, el presidente del Patronato, Miguel Ángel Cazcarra, la secretaria general, Belén Castro, y la consellera de Investigación y Universidades, Gemma Geis.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos