Peligro para la salud: detectado en España el parásito de la rata que afecta a humanos

Un nuevo problema sanitario surge en nuestro país al detectarse los primeros casos, en Valencia, del gusano pulmonar de la rata que afecta a los seres humanos.

18 ene 2023 / 05:32 h - Actualizado: 18 ene 2023 / 05:32 h.
"Sanidad","Universidad","Meningitis","Caracoles"
  • Peligro para la salud: detectado en España el parásito de la rata que afecta a humanos

Se trata del Angiostrongylus Cantonensis, y es un parásito que afecta al cerebro de los seres humanos y provocar meningitis o ser el responsable de la meningitis eosinofílica.

Este gusano se detectó, por primera vez, en Cantón en los años 30 del pasado siglo XX, y se ha logrado extender por diferentes puntos del mundo. Desde la Universidad de Valencia se ha realizado un estudio sobre las ratas de alcantarilla y la rata negra, una en ambientes urbanos y otra en ambiente rurales. En el 9% de los casos se ha encontrado este parásito siendo el hospedador -la rata- y utilizando contenedores y bodegas de carga de barcos para extenderse por todo el mundo.

Este parásito necesita de otros seres para culminar su ciclo, caracoles o babosas suelen ser los más usuales. Cuando el parásito llega al roedor se instala en las arterias pulmonares donde se multiplica y, en forma de larva emigran a la tráquea donde son tragadas sin remedio y pasan al aparato digestivo donde pasan, a su vez, a las heces y al exterior del cuerpo donde será asimilados por caracoles y babosas son donde madurarán y se harán más infectivas.

El problema viene cuando el ser humano tiene contacto con especies infectadas, animales, vegetales o moluscos, poco cocinados y con el parásito vivo, latente, en ese momento se convierte en un problema para la salid de la persona.

En la persona los síntomas comienzan a manifestarse entre la semana y las tres semanas del contagio, de haber ingerido las larvas. La enfermedad es la meningitis eosinofílica donde se alojará en el cerebro y provocará la inflamación de las membranas que envuelven el cerebro y un incremento los eosinófilos (glóbulos blancos) en el líquido cefalorraquídeo.

No hay un tratamiento específico contra todo ello pero hay que combatir la infección. Lo mejor es poner los medios para matar a estos parásitos antes que lleguen a la persona con medios de profilaxis adecuados, extremar la higiene, cocinar bien los alimentos, evitar comer especies sospechosas.

Hay que decir que en 2010 se detectaron casos en Canarias y en 2019 en Baleares, detectados en erizos con síntomas neurológicos. EL Ministerio de Sanidad indica que el riesgo es bajo y poco frecuente, tan sólo 2800 casos en el mundo pero existe y hay que evitarlo siempre.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos