Menú

Primer trasplante hepático realizado en España con máquina de preservación

15 mar 2022 / 11:03 h - Actualizado: 15 mar 2022 / 11:04 h.
"Rocío","El tiempo","Seguridad"
  • Primer trasplante hepático realizado en España con máquina de preservación

La Unidad de Cirugía Hepatobilipancreática y Trasplantes del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla ha realizado con éxito el primer trasplante de un hígado en España que ha sido mantenido y optimizado con máquina de perfusión en condiciones de hipotermia oxigenada (HOPE).

El trasplante tuvo lugar gracias a la generosidad de una familia que ofreció los órganos para poder ser utilizados y salvar la vida de otra persona, según ha informado la Consejería de Salud en un comunicado.

La Coordinación de Trasplantes procedió al mantenimiento del hígado en la máquina de perfusión en condiciones de hipotermia durante un periodo de 120 minutos antes de que se implantara en un paciente afectado por una enfermedad hepática.

El órgano del donante tenía determinadas características que lo convierten en un tipo de trasplante con criterios expandidos, esto es, que su condición mejora tras un tiempo de perfusión en la máquina que lo mantiene en hipotermia oxigenada.

Se trata de una maquina sencilla, que es manejada por los profesionales del equipo, dotada de dispositivos de seguridad y que, junto a la solución de preservación tradicional, se aplica oxigeno con la intención de recuperar las células dañadas durante el proceso del fallecimiento, extracción y posterior mantenimiento del órgano.

El proceso de rejuvenecimiento de los órganos con las máquinas de perfusión permite el uso de órganos de forma segura para los receptores en lista de espera, ya que no solo mejoran las condiciones ocurridas durante el proceso de la muerte, sino que permite validar la funcionalidad de los órganos durante el tiempo que permanece en la máquina de preservación.

Se abre así una nueva opción que permite mejorar sus características, trata algunos de los defectos mediante fármacos u otras terapéuticas, y evita las consecuencias de un trasplante de órganos que finalmente no funcionarían.

En cuanto a la intervención, el receptor estuvo en el quirófano durante 220 minutos, en los que no requirió transfusión de hemoderivados ni drenajes abdominales.

La función hepática fue óptima desde las primeras horas del trasplante, permaneciendo en la UCI las primeras 48 horas y, posteriormente, se procedió a la estabilización y normalización de todas sus funciones y a los doce días de la operación recibió el alta hospitalaria.

El equipo de profesionales del Hospital Universitario Virgen del Rocío considera que las máquinas de perfusión aportan grandes beneficios ya probados por múltiples estudios, y que pueden repercutir en mejorar las listas de espera de trasplante de órganos.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla