viernes, 24 septiembre 2021
08:18
, última actualización
Coronavirus

Sentimientos a flor de piel a un día del final del Estado de Alarma

A solo un día de que la alerta acabe en España, numerosas son las opiniones y sensaciones que evaden a los ciudadanos. Quizá esta sensación de ver una luz al final del túnel ya se ha experimentado en épocas anteriores, pero ¿Qué ha cambiado?

Carmen Osuna CarmenOsunaG /
08 may 2021 / 11:05 h - Actualizado: 08 may 2021 / 11:07 h.
"Salud","Coronavirus"
  • Cézaro De Luca / Europa Press
    Cézaro De Luca / Europa Press

Es obvio que las emociones y sentimientos están a flor de piel desde hace ya más de un año y que la psicología se ha convertido en un pilar fundamental en nuestras vidas, no solo con los otros sino también con nosotros mismos. Ahora, con la noticia de la llegada del fin, no es menos.

En una entrevista telefónica con María Jesús Álava Reyes, una de las mejores psicólogas en España, hemos hablado sobre todo eso que pasa en nuestro interior durante los tiempos más complejos.

Comparando esta pandemia con crisis anteriores como la de 2008, las diferencias entre ambas son palpables. Como apunta Álava, “Son dos situaciones muy diferentes. Aquello fue una crisis económica que se fue labrando poco a poco y que, aunque evidentemente afectó a muchas personas, estaba muy clara la situación. La gente reaccionaba a nivel particular como podía”

Aun así, ambas comparten, aunque con matices distintos, algunos rasgos en común. Hablamos aquí de los sentimientos que afectan a otros, en concreto, de la empatía que ha sido necesaria en ambos momentos para sobrellevar de la mejor manera la situación

“Es verdad que hubo un aumento de citas al psicólogo porque la gente se veía muy desprotegida y en esa crisis, la influencia de la empatía se vio reflejada en la ayuda de las familias. Ahora la crisis es distinta es una crisis sanitaria, es una pandemia, y la gente lo que siente es una enorme incertidumbre enorme, pero sobre todo es diferente porque la mayoría de las personas lo que se sienten es indefensas. Es como decir ¿Yo cómo puedo reaccionar? ¿Cómo puedo hacer para cuidarme lo mejor posible? Pero evidentemente hay circunstancias que no dependen de cada uno, que lo hacen más fácil o difícil” sugiere.

En un tiempo donde ha estado tan presente la sensibilidad y la propia experiencia; la empatía y la incertidumbre; la controversia y el mal entendimiento, los puntos de vista sobre la decisión de acabar con la alerta sanitaria en España chirría a muchos que posiblemente vean de eso un abismo. Hay en Twitter algunos que temen el desmadre de otros y que además hacen referencia al hecho de que “El día 9 acaba el estado de alarma, pero no el coronavirus” a lo que hay respuestas que refrieren a un “Ya lo sabemos. Es un virus y no se acabará. Será como la gripe o el sarampión, pero no podemos vivir toda la vida extremando precauciones”.

Este acontecimiento que llegaría en algún momento tiene a todo un país expectante. Solo hay 5 millones de ciudadanos con vacunas completas y quedan más de 20 millones de vacunas que administrar. ¿Qué pasará esta noche de sábado? Quizá la repuesta está en la responsabilidad y empatía.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla