martes, 22 octubre 2019
05:15
, última actualización

25 años y una reforma en ciernes para ampliar la terminal de Moneo

Aena sacó a concurso la asistencia técnica para redactar el proyecto de remodelación –con un plazo de cuatro años– que incluirá 4.000 metros más para la primera planta y 6.200 para tiendas

01 feb 2017 / 10:53 h - Actualizado: 01 feb 2017 / 10:55 h.
  • Instalaciones de aeródromo de San Pablo. / Javier Díaz
    Instalaciones de aeródromo de San Pablo. / Javier Díaz

San Pablo cumplirá sus bodas de plata inmerso en un proceso para su ampliación. ¿Cómo? Según Aena, gracias al «cambio en el diseño funcional del edificio terminal», una remodelación que permitirá «modernizar las instalaciones y optimizar la capacidad operativa». Para los responsables del aeródromo, por tanto, no se trata de una ampliación, sino de una reforma que, por ahora, no está diseñada y que tiene un plazo de 49 meses.

Aena sacó a concurso a finales de diciembre la asistencia técnica para redactar el proyecto y ocho empresas se han presentado al concurso que en breve se resolverá.

Entre 2014 y 2015 (los datos de 2016 aún no están cerrados), se destinaron alrededor de dos millones de euros al Plan de Calidad de los servicios del aeródromo y dentro de este proyecto, lo más «ambicioso» es la remodelación del propio edificio terminal. Sólo la asistencia técnica para redactar dicho proyecto se licitó por 1.425.000 euros, mientras que la remodelación global, la más importante acometida desde la inauguración de San Pablo para la Expo’92, podría alcanzar los 14 millones de euros, según publicó Diario de Sevilla.

La mejora de las instalaciones incluye la ampliación de la zona sur de la primera planta de la terminal en 4.000 metros cuadrados. Con estos nuevos espacios, se agrandará y reformará la sala de embarque, que tendrá 16 embarques simultáneos y se posibilitará que la plaza comercial tenga 4.500 metros cuadrados para tiendas y restauración.

Además, a estos metros comerciales se sumarán otros 1.700 que irán en la sala de embarque (6.200 en total).

Por otro lado, la asistencia técnica para la redacción del proyecto de mejora de la terminal recoge que la zona de control de seguridad contará con cuatro filtros dobles, se eliminarán salas de preembarque para facilitar la circulación y el confort de los pasajeros y existirá la posibilidad de contar con embarques a pie en posiciones junto al edificio.

Y más. La intención de Aena es trasladar el tráfico internacional al norte de la terminal, reformar la sala de recogida de equipajes con cinco cintas para tráfico Schengen y dos para no Schengen (uso flexible), ampliar y adecuar el control de pasaportes, realizar nuevas comunicaciones verticales que permitan cumplir con la normativa de accesibilidad y reconfigurar la sala de llegadas para aprovechar mejor el espacio disponible.

El control de seguridad ganará 500 metros cuadrados, la zona de embarque, 1.900; la comercial, 2.600; la de recogida de equipajes, 775; el control de pasaportes, 350, y el vestíbulo de llegadas, 200 metros cuadrados, según se indica en los pliegos de la licitación.

La empresa público-privada explica que el plazo del proyecto supera los cuatro años porque incluye desde la fase de redacción del proyecto al seguimiento de las obras y los informes de finalización.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016