sábado, 16 noviembre 2019
21:56
, última actualización
Barrios

700 niños de Palmete se quedan sin pediatra en el barrio

Vecinos y padres se movilizarán para exigir la «inmediata» reposición del servicio. Critican que la alternativa de La Plata está «colapsada» y solo atiende casos de urgencia, afectando entonces a «miles de pequeños de otras barriadas»

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
15 oct 2019 / 12:25 h - Actualizado: 15 oct 2019 / 16:54 h.
  • 700 niños de Palmete se quedan sin pediatra en el barrio

Preocupación e indignación en Palmete. Los 700 niños del barrio llevan desde antes del verano sin servicio de pediatría en el barrio. Junto a sus padres y vecinos, preparan un acto reivindicativo para exigir al Gobierno andaluz la reposición «inmediata» de esta atención sanitaria «básica» y «necesaria» en un barrio con una alta población infantil, con «falta de recursos económicos» y «un transporte público deficitario». Aseguran que la alternativa de la Junta, en el centro de La Plata, es «deficiente», ya que «solo se atienden casos de urgencia». Ello extiende la problemática a «miles de pequeños de otras barriadas».

La Coordinadora de Entidades de San José de Palmete y la Doctora Este, con el respaldo de numerosas entidades de la zona, ha convocado una movilización vecinal. En dicha concentración los pequeños del barrio leerán un manifiesto en el que relatarán en primera persona los problemas sanitarios que tienen. Jugar es cosa nuestra. Con nuestra salud no se juega será el lema de este escrito que igualmente se pretende difundir por las redes sociales para «concienciar a todos» de la urgencia de «un servicio de pediatría adecuado». Y es que esta carencia cuenta ya con un historial propio en Palmete. «Venimos sufriendo falta de pediatría intermitente desde hace años. En épocas, como verano, navidades, fiestas primaverales... nos lo quitan. Parece ser que en esas fechas no se pueden poner enfermos nuestros hijos. No lo entendemos», explica una de las madres afectadas y portavoz vecinal que, igualmente recuerda las condiciones que lastran la vida de estas familias.

«Este barrio, al igual que el resto de la zona, tiene falta de recursos y solo cuenta con una línea, la 52, que circula por todos los barrios, con un tiempo de espera largo –de unos 20 minutos en adelante-, y un servicio deficitario de más de 40 minutos hasta llegar a La Plata. No todo el mundo dispone de un coche en su puerta».

Una argumentación que sustenta las críticas vecinales a la alternativa ofrecida de momento por la Delegación Provincial de Salud y Familias después de que el centro de Palmete se haya quedado definitivamente sin pediatra el pasado mes de septiembre. «Por tema de concurso de plazas, el de aquí se ha marchado y nos hemos quedado sin ninguno en el barrio. Nos han derivado al centro de La Plata, que además de estar lejos, está colapsado. Atiende a barrios con mucha población infantil y, a su vez, no dan una asistencia de calidad, pues también faltan pediatras porque hay alguna baja».

Un «improvisado» triaje

Los padres de Palmete aseguran que el «colapso» en La Plata es tal que «desde la semana pasada solo se están atendiendo los casos de urgencia». Para ello, indican, se ha dispuesto un dudoso filtro para catalogar los historiales que van llegando al mostrador del centro. «Los propios trabajadores que están allí realizan un improvisado triaje para valorar si la pediatra desbordada puede atender a nuestros hijos».

Pero la gota que ha colmado el vaso de la paciencia llegaba hace solo unos días. Los representantes vecinales cuentan que entonces mantuvieron un encuentro con el director del Distrito Sanitario para trasladarle el problema y exigir una solución. La respuesta no solo no contentó a los padres, sino que los ha indignado aún más. «Nos reconoció abiertamente que no hay pediatras. Que la bolsa está vacía y que la Consejería no tiene pediatras para contratar. Los profesionales que van saliendo hoy en día, o bien se van a otras comunidades donde pagan más, o a los centros privados. Somos ciudadanos, que pagamos nuestros impuestos y creemos que con esto se vulnera el derecho constitucional a la sanidad de nuestros hijos, pues la alternativa que se nos da es deficitaria y no se garantiza la accesibilidad. No hay que olvidar que somos un barrio con pocos recursos y que para llevar a los niños al médico, la mayoría de las familias tenemos que coger el autobús y emplear cerca de una hora».

Ante todo esto y ante «la falta de previsión de la Delegación Provincial de Salud y Familias de enviar un pediatra a Palmete», los vecinos del barrio han decidido echarse a la calle para pedir «un pediatra para el barrio» y visualizar así ante toda la ciudad «una carencia básica» para la población infantil de esta zona de Sevilla.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016