A pesar de las altas temperaturas, no se puede hablar aún de ola de calor

Esos mismos días, viernes y sábado, en muchos lugares del interior peninsular, incluso de la mitad norte, «se pueden acercar bastante a los entre 37 y 40 grados».

18 may 2022 / 04:41 h - Actualizado: 18 may 2022 / 04:41 h.
"El Valle","La Barrera","Entrevista","Ola de calor","Verano","Aemet"
  • A pesar de las altas temperaturas, no se puede hablar aún de ola de calor

Aún no se puede hablar de ola de calor, a pesar de las altas temperaturas -entre 35 y 40 grados- que se alcanzarán en algunas zonas de la península entre el miércoles y el domingo, porque han de cumplirse algunos parámetros, según el meteorólogo de Meteored, José Miguel Viñas.

Viñas ha matizado en entrevista a EFE que "aún no se puede hablar de ola de calor", porque, en España, el criterio técnico para designar un episodio como ola de calor "lo tiene establecido la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet)", según el cual se tienen valores de referencia extremos de los meses de julio y agosto, "es decir, que las olas de calor, cuando se cumplen los requisitos, es en los meses de verano".

Va a ser mucho calor, pero, "probablemente, no se van a cumplir todos los criterios que la Aemet fija para que se pueda calificar como ola de calor, al menos a priori", porque es necesario "esperar para ver qué temperaturas se alcanzan".

Pero, "por extensión o duración, sí se podría calificar como tal, pero por los umbrales de las temperaturas, seguramente no". De hecho, ha subrayado el meteorólogo de Meteored, "la Aemet aún no ha hecho referencia alguna a ola de calor", por estos motivos.

Esto es independiente de que para el ciudadano normal, "un episodio tan anómalo como este, se pueda considerar como ola de calor", porque es llamativo, ya que se darán dos circunstancias: la primera, que ya se está dando, es un tiempo anticiclónico, con cielos despejados, vientos flojos, que está dejando un ambiente caluroso para un mes de mayo, "pero aún no con un calor extremo".

Según Viñas, a partir de mañana, y, sobre todo, a partir del jueves, se dará la segunda, puesto que se suma la llegada de "una masa de aire con una temperatura muy alta", que cuando se sitúe sobre la península, unida a la alta insolación y viento flojo, se va a notar mucho el ascenso de temperaturas, "con máximas de 35 grados en algunas zonas del valle del Ebro, y por el suroeste de la península, en el valle del Guadalquivir, y del jueves en adelante los valores llegarán a la barrera de los 40 de máxima".

Entre el viernes y el sábado, la barrera de los 40 grados se va a superar en zonas del interior del centro y sur peninsular, preferentemente, en áreas del bajo Guadalquivir, meseta sur -sobre todo en el valle del Guadiana-, las vegas de Extremadura -sobre todo en Badajoz-, y en capitales como Ciudad Real, Jaén, Córdoba o Sevilla pueden llegar a superar esos valores.

Esos mismos días, viernes y sábado, en muchos lugares del interior peninsular, incluso de la mitad norte, "se pueden acercar bastante a los entre 37 y 40 grados".

Pero, en este episodio, además, en algunas zonas habrá "noches tropicales", con mínimas que no bajarán de los 20 grados, con una sensación de estar en días calurosos de junio o julio, porque habrá algo de nubosidad, "lo que intensificará la sensación de bochorno en prácticamente toda la península".

Con esos valores, según el meteorólgo de Meteored, se califica "ola de calor" cuando en una parte importante del territorio peninsular tiene que haber -al menos tres días- en que "las temperaturas sean extraordinariamente altas", una condición que se va a cumplir en muchos sitios, porque se va a empezar a notar desde mañana, sobre todo jueves, viernes y sábado, y aunque el domingo empezaría a cambiar, todavía habrá mucho calor. No obstante, el criterio que aún no se puede cumplir, en principio, es el de las temperaturas de julio y agosto.

"A día de hoy lo veo justo, y no está claro que oficialmente se declare ola de calor", ha subrayado Viñas, a la espera de que la Aemet emita un aviso especial.

El experto recuerda que las persona más vulnerables son los mayores y los niños, por lo que recomienda especialmente los días de más calor -viernes y sábado, e incluso el domingo en muchas zonas-, evitar estar expuesto a esas temperaturas y al aire libre en horas centrales del día, evitar el ejercicio físico a esas horas -incluso los más jóvenes- y en casa mantener las ventanas más cerradas para que no entre el calor y luz directa, y por la noche ventilarlas para que no se acumule el calor.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla