viernes, 29 mayo 2020
14:01
, última actualización

Absuelto un matrimonio y su hijo a los que le pedían 12 años de cárcel por amenazar a su inquilino

Por estos hechos, la acusación particular le llegó a pedir hasta 12 años de cárcel.

23 feb 2020 / 11:00 h - Actualizado: 23 feb 2020 / 11:03 h.
"Vivienda","Justicia","Alquiler"
  • Absuelto un matrimonio y su hijo a los que le pedían 12 años de cárcel por amenazar a su inquilino

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla ha absuelto a un matrimonio y a su hijo a los que la Fiscalía acusaba de amenazar y coaccionar a un inquilino de un piso de su propiedad, que no pagaba las mensualidades, y al que le pidieron que hicieran una obra en el mismo a cambio sin salario. Por estos hechos, la acusación particular le llegó a pedir hasta 12 años de cárcel.

Durante el juicio, en sus conclusiones finales, la Fiscalía, que pedía dos años de prisión y el pago de una multa de 600 euros, le rebajó la pena al pago de una multa de 1.800 euros por un delito de realización arbitraria del propio Derecho o "tomarse la justicia por su mano", como definió la defensa, mientras que la acusación mantuvo su solicitud de que los acusados fueran condenados por tentativa de secuestro, acoso y amenazas.

En la sentencia, consultada por Europa Press y remitida por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el tribunal lo único que considera probado es que en abril de 2016 un matrimonio pactó el alquiler de la vivienda de la que eran titulares con una pareja, a la que conocían a través de su hijo, que era amigo de este hombre.

"El precio estipulado era de 500 euros al mes, comenzando la familia a disfrutar del inmueble ese mismo mes, si bien no llegaron a hacer frente al pago del precio convenido, generando una deuda de 1.000 euros", ha señalado el juez en la sentencia.

Ante esta situación, el tribunal precisa en el fallo que los ahora absueltos comenzaron a reclamar el pago de lo adeudado, "sin que conste que para ello obligasen a trabajar con ellos en una obra, ni que le amenazasen con causarle a él o a su familia mal alguno si no pagaba lo debido o hacía lo que le decían".

De igual modo, señala que "tampoco consta que le dijesen que le iban a dar dos tiros a sus hijos de tres años de edad, ni que un día en la puerta de un albergue intentasen meterlo a la fuerza en un coche para llevárselo".

En la sentencia, el juez ha dado credibilidad a la expareja de este hombre, que dijo que el matrimonio le habían pedido 500 euros de alquiler pero negó su versión sobre las coacciones y las amenazas, y tacha de "reseñable" la falta de declaración del vigilante jurado del albergue a la puerta del cual, supuestamente, se habría producido el intento de secuestro, "cuya narración podría haber permitido establecer con más precisión los términos en los que se produjo este encuentro".

En conclusión, del análisis de las diversas declaraciones prestadas, el tribunal "no llega a la conclusión de que las mismas constituyan prueba suficiente de cargo, por lo que no puede entenderse acreditados los hechos".

En su declaración los acusados negaron los hechos, las amenazas y las coacciones y aseguraron que ellos no alquilaron la vivienda es este hombre, sino que se la cedieron "gratuitamente" porque tenía mujer y tres hijos, con los que mantenían una amistad, y "no tenían donde vivir", versión que el juez tampoco ve convincente pero finalmente los ha absuelto.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016