jueves, 21 octubre 2021
17:03
, última actualización
Obituario

Adiós a Aquilino Duque, el sevillano que escribió de Doñana cuando no estaba de moda

Fallece a los 90 años uno de los escritores sevillanos más cosmopolitas de la segunda mitad del siglo XX, que ganó el Premio Nacional de Literatura en 1975 con su novela ‘El mono azul’

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
18 sep 2021 / 16:21 h - Actualizado: 18 sep 2021 / 16:24 h.
"Obituario"
  • Adiós a Aquilino Duque, el sevillano que escribió de Doñana cuando no estaba de moda

TAGS:

Las letras españolas están de luto desde ayer. En menos de 24 horas han muerto el dramaturgo madrileño y vasco de adopción Alfonso Sastre, el cineasta cántabro Mario Camus y, ahora, el escritor sevillano Aquilino Duque Gimeno, que nació el día de los Reyes de 1931 y fue toda su vida sevillanísimo sin perder un ápice de cosmopolitismo. Realizó estudios jurídicos en Sevilla, en Cambridge, en Reino Unido y en Texas; vivió en Ginebra y Roma como funcionario internacional entre 1961 y 1975 y fue profesor invitado en varias universidades extranjeras.

Aunque escribió mucho y en todos los géneros, destacando en el de la poesía que se escribió después del medio siglo, una de sus obras más trascendentes es la titulada El mito de Doñana, no solo por demostrar allá por 1975, en plena Transición, que ya era uno de los escritores que mejor conocía ya el parque natural, sino porque aquel libro fue pionero en la defensa del medioambiente en España, por derecho. Se publicó el mismo año que el jerezano José Manuel Caballero Bonald ganaba el Premio de la Crítica por su novela Ágata ojo de gato, donde el también poeta bautizaba aquel mismo territorio mítico con el nombre de Argónida. Precisamente aquel mismo año de 1975 ganó Duque el Premio Nacional de Literatura por su novela El mono azul. Desde entonces y hasta 1979 fue secretario literario de la colección de bolsillo en el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Sevilla. Gracias a él se rescató La ciudad, de Manuel Chaves Nogales.

En su bibliografía figuran novelas como Los consulados del más allá o Las máscaras furtivas. Duque firmó asimismo varios libros de ensayos y de viajes, como Guía natural de Andalucía, de 2001. En 1993 publicó su libro de memorias El rey mago y su elefante (Pre-Textos, 1993).

La editorial Renacimiento, que ha editado la mayoría de sus últimas obras, destaca premios como el Washington Irving de cuentos, o el Leopoldo Panero y el Fastenrath de poesía. Individuo de número de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, Aquilino Duque residió en diversos países como profesor visitante y funcionario internacional. Entre sus novelas destacan títulos como Las máscaras furtivas, El piojo rojo o La loca de Chillán, además de otro libro de memorias titulado La invención de la pólvora. Por otro lado, ha sido uno de los más brillantes traductores de su generación. Suyas son las traducciones de Los Lusiadas, del portugués Camoens, o de los Poemas de Roy Campbell.

Aunque en el otro extremo ideológico de Rafael Alberti, fue muy amigo suyo, pues coincidió con él en Roma durante el exilio. También cultivó la amistad con José Antonio Muñoz Rojas y Joaquín Romero Murube. Muy recomendable es su novela sobre escritores Mano en candela, de 1992, que no solo constituye un documento imprescindible para conocer el devenir de nuestra vida literaria, sino también de todo el país y su intrahistoria.

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, ha dado el pésame hace un rato en Twitter: “Las letras y la cultura andaluzas y sevillanas están de luto por la pérdida de Aquilino Duque, una de las referencias de la poesía de nuestro tiempo. Un abrazo fuerte a toda su familia. Descanse en paz”, ha escrito.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla