miércoles, 21 octubre 2020
09:08
, última actualización
Coronavirus

Alameda de Hércules: epicentro del botellón sin mascarilla

Desde el cruce de la Calle Barco con la Alameda hasta el de la calle Vulcano, el pasillo que se monta es el caldo de cultivo perfecto para que Sevilla siga liderando las listas de contagiados en Andalucía.

Juanmi Vega @Juanmivegar /
18 oct 2020 / 05:00 h - Actualizado: 18 oct 2020 / 05:00 h.
"Salud","Botellón","Coronavirus"
  • Alameda de Hércules: epicentro del botellón sin mascarilla

La Alameda de Hércules siempre ha sido uno de esos puntos de la ciudad en el que los jóvenes se reunían en torno a una bolsa de plástico verde y hacían botellón. Las localizaciones eran muy diversas: las escaleras del edificio de las Sirenas, los bancos, el parque infantil o el suelo. Cualquier lugar era bueno.

Lo más llamativo es que, en plena plaza de la Alameda hay una enorme comisaría de la Policía Nacional, que nunca ha sido capaz de persuadir lo suficiente para que esta práctica desaparezca.

Con las nuevas normativas que hacen que los bares tengan que cerrar a la 1 de la mañana, muchos jóvenes no quieren terminar la fiesta tan pronto, por eso buscan cualquier emplazamiento válido.

Las noches de fines de semana, la Alameda de Hércules se llena de jóvenes haciendo botellón, sin mascarilla ni respetar la distancia de seguridad, tal y como se puede ver en el vídeo que acompaña la información y que fue grabado el viernes 16, ya con los bares cerrados por ley.

Desde el cruce de la Calle Barco con la Alameda hasta el de la calle Vulcano, el pasillo que se monta es el caldo de cultivo perfecto para que Sevilla siga liderando las listas de contagiados en Andalucía.

Usando los bolardos como mesas y asientos improvisados, los jóvenes se colocan en grupos numerosos al amparo de la oscuridad. Algunos aprovechan para beber, otros para hablar, ligar y hasta pasarse caladas de cigarro con aroma marroquí. Una especie de lejano oeste o ciudad sin ley en el corazón de una ciudad.

Una práctica muy repartida

Este hecho, que se repite sin parar en muchos puntos de la ciudad, a pesar de que el Ayuntamiento haya elevado la cuantía de las multas, es más llamativo en la zona de la Alameda por la cantidad de gente que hay realizando esta práctica con una comisaría de la Policía Nacional a escasos 300 metros.

Los vecinos y muchos ciudadanos utilizan las redes sociales para denunciar todos los días estas prácticas. La Policía, en el mejor de los casos, se persona y disuelve la concentración, pero a los 10 minutos, una vez que los agentes abandonan el lugar, los jóvenes vuelven a la carga.

La zona de Heliópolis y de la Trinidad se están viendo muy afectadas por esta práctica y los vecinos reclaman una solución para erradicar el botellón y conseguir que las calles estén más limpias, haya menos ruido, pero sobre todo, que se reduzcan los contagios.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016