viernes, 18 septiembre 2020
13:38
, última actualización
Coronavirus

Alertan del riesgo de contagio en las nuevas relaciones sexuales

«Evitar relaciones con personas inhabituales, evitar la promiscuidad y extremar las medidas de higiene antes y después», entre las recomendaciones por urólogos de Quirónsalud Sagrado Corazón

21 may 2020 / 21:01 h - Actualizado: 21 may 2020 / 21:29 h.
"Medicina","Comunicación","Sexualidad","Sexo","Psicología","Seguridad","Coronavirus","Desescalada en España"
  • Una pareja en un parque. / EFE
    Una pareja en un parque. / EFE

El urólogo y experto en Medicina Sexual de Quirónsalud Sagrado Corazón, Juan Manuel Poyato Galán, ha señalado este jueves que "observando unas estrictas medidas de prevención la dinámica de nuestras prácticas sexuales en la intimidad no tiene necesariamente por qué cambiar; por el momento no obstante, algo que si se puede complicar es entablar nuevas relaciones mientras no se pueda confirmar que nuestro nuevo compañero sexual se encuentra libre de enfermedad (con tests negativos) o que ya se encuentra inmunizado tras haber pasado la infección (también comprobado mediante tests)".

Entre las medidas de prevención descritas por el urólogo y experto en Medicina Sexual figuran "contactos restringidos a la pareja habitual siempre que ésta no esté contaminada, evitar relaciones con personas inhabituales o potencialmente infectadas, evitar la promiscuidad, extremar las medidas de higiene antes y después de las relaciones sexuales", según ha informado Quirónsalud Sagrado Corazón en una nota.

El doctor Poyato ha explicado que "algunos hábitos están siendo modificados teniendo en cuenta que el virus se transmite entre personas en estrecha relación de proximidad (a menos de 1,5 metro de distancia) todo estornudo o acto de toser en ese ámbito implica un elevado riesgo de contagio" y ha proseguido ahondando que "aún más alto riesgo de infección supone, por tanto, el contacto directo con la saliva o las secreciones nasales que se produce en la actividad amorosa o sexual con el simple hecho de besarse, así que por el momento y mientras no tengamos la solución para prevenir o curar la infección por Covid-19, lo más prudente es reducir los besos en los labios a nuestra pareja habitual o a personas objetivamente no contagiadas".

El Covid-19 no se ha encontrado en fluidos íntimos pero sí en las heces

En lo que respecta al contacto íntimo, ha continuado explicando , "el Covid-19 no se ha podido encontrar en los fluidos vaginales ni en el líquido seminal, sabiéndose fehacientemente que otros integrantes de la familia de los coronavirus no se transmiten por el contacto sexual. Si que es cierto que todos estos virus se pueden identificar en las heces y secreciones intestinales".

El doctor Poyato Galán ha aconsejado que "ante todo hay que mostrar un comportamiento prudente y responsable, no únicamente para no ser contagiados, sino para no ser el vector transmisor de la enfermedad a nuestros seres queridos, familiares, o amigos".

En este sentido, el urólogo y el experto en Medicina Sexual ha abogado por "seguir las instrucciones y recomendaciones promulgadas por las instituciones sanitarias que, aplicadas al universo de la sexualidad, se resumen básicamente en realizar una exhaustiva higiene de cuerpo y manos antes y después del sexo", que ha hecho extensivas a otros aspectos como "evitar el contacto íntimo con personas inhabituales o potencialmente contaminadas con el virus, no propiciar la promiscuidad o contactos con varias personas por no elevar exponencialmente el riesgo de infección, realizar un concienzudo lavado y desinfección de los juguetes sexuales y emplear medidas preventivas de barrera como preservativos y otros dispositivos para una adecuada salud sexual".

Sexualidad en los jóvenes

En cuanto a los jóvenes, el doctor Poyato ha manifiestado que" hasta que no se disponga de un tratamiento antiviral eficaz o una vacuna específica verdaderamente efectiva no existirá una seguridad tal que permita una relajación en las costumbres y hábitos sexuales de todos los rangos de edad, pero particularmente la gente joven ha desarrollado en los últimos años unas alternativas que pueden hacer más llevadero ese tiempo de espera".

El urólogo y experto en Medicina Sexual de Quirónsalud Sagrado Corazón ha explicado que "se trata de las nuevas tendencias que promueven una sexualidad moderna que emplea las redes sociales y otras herramientas tecnológicas para crecer y desarrollarse: aplicaciones que permiten una conexión inmediata al resto del mundo, que ayudan a conocer a mucha más gente de diversos gustos y condiciones, que nos permiten explorar nuestras fantasías o compartir nuestros deseos con otras personas".

Como todo, tiene sus riesgos y aspectos negativos de igual manera que tiene beneficios, ha apuntado el doctor, "pero está claro que se trata de una pujante realidad que día a día se va imponiendo cada vez más como un importante vehículo de dinamización sexual que merece ser tenido en cuenta, haciéndose necesaria una actitud proactiva para prevenir sus perjuicios y optimizar los resultados en salud sexual".

La distancia es un sacrificio

La especialista en Psicología Clínica de Quirónsalud Sagrado Corazón, Paloma Carrasco, ha afirmado que "sin duda el virus va a cambiar nuestro entorno social. Al menos, durante un tiempo, hasta que todo vuelva a la normalidad, habrá que asumir desde la responsabilidad que las medidas de higiene y distanciamiento social son fundamentales para no dar marcha atrás en esta dura batalla que tantas víctimas se ha cobrado".

La psicóloga ha apuntado que "en una sociedad en la que el contacto físico forma parte de las relaciones de manera tan natural y espontanea como la nuestra, la distancia supondrá un sacrificio, pero es lo que toca y debemos hacernos cargo".

La cuestión es plantear esta diferencia en las relaciones, como un desafío, ha continuado explicando, "hay que reinventar la forma de llegar al corazón de los demás, de conocer personas nuevas y de enriquecer las relaciones. Tendremos que aprender a ser mejores comunicadores, a expresar sentimientos y emociones no solo con el cuerpo, y a valorar mucho más que el contacto, las grandes conversaciones y las risas. Empatía y asertividad para ganar en comunicación y posponer el contacto físico para un más adelante".

Incluso el uso de la mascarilla puede tener consecuencias en la autoestima, ha apuntado Carrasco, "por ejemplo, una persona con poca autoestima que busca siempre la mirada del otro para sentirse valorada ahora tendrá que enfrentarse a la realidad de que el aspecto, si bien es importante, quizá no lo sea tanto como se creía".

Como broche, Paloma Carrasco ha afirmado que "de todo debemos sacar cosas buenas y aprendizajes. Se pondrán a prueba muchas relaciones y aquellas más superficiales se enfriarán, sin embargo, otras saldrán reforzadas".


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016