miércoles, 21 abril 2021
07:31
, última actualización

Aprobados los presupuestos del mandato «más difícil», según Espadas

24 feb 2021 / 15:18 h - Actualizado: 24 feb 2021 / 15:20 h.
$hmKeywords_Schema
  • Aprobados los presupuestos del mandato «más difícil», según Espadas

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado definitivamente, en sesión extraordinaria y urgente, el presupuesto municipal para 2021, con los votos a favor del PSOE y Cs, la abstención de Adelante Sevilla y el rechazo de PP y Vox, unas cuentas principalmente sociales y que apuestan por la inversión y la reactivación económica para la recuperación de la ciudad ante el "mandato más difícil" por la pandemia, según su alcalde, el socialista Juan Espadas.

"Vamos a ejecutar el presupuesto y vamos a sacar adelante este mandato, que probablemente será uno de los más difíciles que ha vivido esta ciudad", recalca en su intervención plenaria el alcalde, que destaca el "esfuerzo" municipal para que los recursos estén "a la altura de lo que necesita la ciudad", a lo que suma "una ayuda titánica en recursos del Estado y de la financiación europea, que será capital para la recuperación". Sin embargo, advierte de que "lo que parece que no está ni se le espera es la financiación extraordinaria de la Junta", calificando de "incoherente" su superávit de 2020 frente a "unos ciudadanos que nos piden presupuestos extraordinarios y con recursos extraordinarios para el empleo".

Espadas incide en que se sacan adelante este miércoles unos "presupuestos imprescindibles para la gestión de la ciudad, los servicios públicos y lo que tenga que venir". "Seremos coherentes y responsables con los acuerdos en marcha del presupuesto anterior, pactado con Adelante, y del actual, con Cs. Este equipo de gobierno siempre ha entendido que la mejor forma de inyectar en la ciudad es invertir, generar empleo y ejecutar obras. Hemos mantenido ese pulso inversor, que es una seña de identidad de la ciudad", insiste, abogando por que el presupuesto se empiece a ejecutar "cuanto antes".

Asimismo, la delegada de Hacienda y Administración Pública, Sonia Gaya (PSOE), ha detallado que sólo se han presentado dos alegaciones de dos entidades sobre subvenciones nominativas, que han sido desestimadas al no acogerse a los supuestos de la normativa, tras lo que ha destacado la "dificultad extrema" para elaborar el presupuesto ante la crisis sanitaria. "Seguro que no es un presupuesto a gusto de todos. Ojalá pudiéramos hacer más y llegar a todo, pero pido no usar las cuentas como arma arrojadiza, dejar de lado la confrontación política y apoyar un presupuesto que es lo mejor en este momento para los ciudadanos", recalca, tras poner de manifiesto que Sevilla es "una de las ciudades con mayor gasto social por habitante" y que las estrategias para el empleo han crecido un 19 por ciento.

Al hilo de ello, el portavoz del PP, Beltrán Pérez, critica que Espadas "ignorara" su ofrecimiento para abordar las cuentas mientras que "pactó con Cs unas cuentas que eran calco de las anteriores, pactadas con Adelante". "Aquí hay alguien que está fuera de su sitio", asevera, advirtiendo de que es un presupuesto "ordinario ante un momento extraordinario y que va dos olas de Covid tarde". "Es continuista en cuanto a inversiones, que no se han ejecutado ni en años anteriores en un 50 por ciento, mientras mantienen los ingresos pese a que todos sabemos que no van a ocurrir", advierte.

Pide apoyo a los sectores más afectados para que "la gente no tenga que formar parte de esas colas del hambre", recordando que en Sevilla "se tarda tres meses, como mínimo, en que te valoren para ver si necesitas los Servicios Sociales". "Mientras más se destina a Servicios Sociales, mayor es el fracaso del gobierno y de la sociedad", sentencia.

De su lado, la portavoz de Adelante Sevilla, Susana Serrano, avisa del "riesgo tan alto que supondría defraudar las expectativas de personas que tanto están necesitando salir ahora adelante porque están en juego familias, sus economías y necesitan un ayuntamiento que les ayude". Además, alerta de que "defraudar esas expectativas puede traer olas reaccionarias" impulsadas por "quienes prometen cosas que no pueden cumplir". "Si algo ha demostrado la pandemia es que lo público es lo que ha salvado a la mayoría de la gente", recalca, algo que comparte el portavoz adjunto de la formación Daniel González Rojas.

Rojas señala que el presupuesto "no es malo", sintiéndose "identificado" con muchas de las medidas, pero se abstiene porque al gobierno local "se le acaba el crédito" y "le cuesta cumplir a la hora de ejecutar". Además, recuerda que el año pasado Cs hablaba "de abandono de la moderación" del PSOE al acordar con Adelante, pero "las actuales cuentas son muy muy parecidas a las de 2020 pero para Cs el PSOE ya no está radicalizado". "La diferencia está en el teatro y el espectáculo que se usa a veces demasiado en este salón de plenos", lamenta.

Ante ello, el portavoz de Cs, Álvaro Pimentel, ha criticado esta acusación de Rojas, defendiendo su negociación con el gobierno local basada en "la responsabilidad" con la ciudadanía. Para la formación naranja, "no hay mejor presupuesto que éste, para que pueda reiniciarse cuanto antes la reactivación". "Los hechos nos darán la razón", sentencia, añadiendo que los agentes sociales y ciudadanos valoran estas cuentas, "muy necesarias ante los tiempos que tocan vivir, al ser los presupuestos más sociales, sin dejar a nadie atrás, que ayude a sectores más afectados por la crisis y que apueste por inversión, innovación y refuerzo de servicios públicos".

Indica que las cuentas "no serían tan malas" como planteaba PP, Adelante y Vox "cuando sólo se han presentado sólo dos alegaciones". "Es el momento de mirar al futuro", sentencia, pidiendo a los grupos "dejar a un lado las trincheras y ponerse del lado de los ciudadanos".

Por último, la portavoz de Vox, Cristina Peláez, indica que los presupuestos son "casi idénticos" a los de 2020, "salvo por algunos maquillajes". "El sentido común dice que es imposible replicar las cuentas del año pasado ante las actuales circunstancias", advierte, a lo que suma que son "irreales los cálculos de ingresos, planteando una bajada mínima", por lo que pone en tela de cuestión los gastos basados en ellos.

LAS CUENTAS

El presupuesto, que el gobierno de Juan Espadas (PSOE) define como las "más sociales" que ha tenido la corporación y que se centran en establecer un escudo social e impulsar la recuperación de la ciudad ante la pandemia de la Covid.-19, cuenta con 1.013 millones, de los que 551,8 millones son para el capítulo de personal, un 1,6 por ciento más respecto al año pasado, para sostener los servicios públicos que se prestan. Así, 89 millones irán a políticas sociales e inserción laboral y 92,3 millones a inversiones, destacando Emvisesa (15,3 millones); Urbanismo (31,4 millones), el Ayuntamiento (28 millones); el Instituto Municipal de Deportes (IMD) (Tres millones), Tussam (7,7 millones) y Lipasam (4,6 millones).

También, se plantean 25 millones para los sectores afectados por la crisis, a través de la reducción de tasas y distintas medidas como ayudas para gastos de autónomos y micropymes, por 1,8 millones; una plataforma de comercio electrónico para los mercados de abastos, por 500.000 euros; el impulso a la nueva plataforma para la gestión integral del servicio del taxi, con 542.000 euros, y una nueva inversión en parques empresariales, por un millón. Mientras, Turismo cuenta con seis millones con prioridades como la promoción y la nueva marca Sevilla y Cultura dispondrá de 11,2 millones, entre otros aspectos.


Edictos en El Correo de Andalucía