martes, 18 mayo 2021
04:26
, última actualización

Cinco años de cárcel por compartir cincuenta archivos de pornografía infantil

21 abr 2021 / 15:00 h - Actualizado: 21 abr 2021 / 15:03 h.
$hmKeywords_Schema
  • Cinco años de cárcel por compartir cincuenta archivos de pornografía infantil

La Audiencia Provincial de Sevilla ha impuesto cinco años de cárcel a un hombre ya condenado por difundir material pornográfico que, con esa pena aún en vigor, descargó y compartió desde su ordenador al menos unos cincuenta archivos de contenido sexual, la mayoría con menores de edad.

En una sentencia fechada el 6 de abril a la que ha tenido acceso Efe, la Sección Cuarta de la Audiencia sevillana condena a Miguel Ángel A.P., de 54 años, por un delito de pornografía infantil con la agravante de reincidencia y lo inhabilita durante ocho años para ejercer cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido, que conlleve contacto regular y directo con menores de edad.

El tribunal, además, le impone seis años de libertad vigilada una vez cumpla la pena de prisión y acuerda la destrucción del material que se le intervino.

La Sala considera probado que la Policía, autorizada por un auto dictado el 27 de febrero de 2019 por el Juzgado de Instrucción número 1 de Sevilla, entró el 5 de marzo en el domicilio del acusado, ubicado en Sevilla capital, para registrarlo.

El mismo juzgado, en otro auto datado el 15 de abril, autorizó el análisis del contenido de un teléfono móvil, una tarjeta de memoria, dos discos duros y una videoconsola, todo ello propiedad del acusado e intervenido en su vivienda.

En los archivos borrados de la tarjeta, de dos gigabytes de capacidad y hallada entre el teléfono y su funda, los investigadores pudieron recuperar tres vídeos con contenido sexual, algunos de ellos con la participación de menores de edad.

En el disco duro, en lo que los peritos identificaron como "partición 1" e igualmente entre los archivos borrados, la Policía localizó diecinueve fotografías de una niña desnuda que mostraba sus genitales "de forma sexualizada", según especifica la sentencia.

En la "partición 2", por su parte, se encontraron las aplicaciones eMule, que permite descargar y compartir estos archivos en las redes, y Tor Browser, usada por quien navega en la red para descargar archivos de forma anónima y que "imposibilita dejar rastro", lo que "evidencia los conocimientos informáticos del acusado".

En el mismo disco duro se localizaron catorce fotografías de menores "mostrando sus órganos genitales", mientras que otra de esas imágenes era la de un menor practicando sexo con un adulto y en los archivos borrados había doce fotos "de las mismas características".

El procesado, añade el tribunal, "era plenamente consciente de que, al descargar los archivos mencionados, los compartía con otras personas".

La sentencia, facilitada por la oficina de comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), también enumera los antecedentes de Miguel Ángel A.P., que el 30 de junio de 2017 fue condenado en sentencia firme a dos años de prisión por un delito de difusión de material pornográfico infantil.

Según su hoja histórico-penal, esa pena fue suspendida durante cinco años, aunque consta que su remisión definitiva se produjo el 30 de junio de 2019, por lo que el encausado aún no la había cumplido cuando cometió los últimos hechos por los que fue juzgado.

La pena inicial solicitada por la acusación era de más de diez años de cárcel, pero antes del juicio hubo un acuerdo de conformidad por el que la fiscal rebajó la calificación y el procesado reconoció los hechos tal como finalmente constan en la sentencia.


Edictos en El Correo de Andalucía