lunes, 02 agosto 2021
00:02
, última actualización
La aventura del misterio

¿Clave para la investigación? La “niña de nadie” del Alcázar de Sevilla: analogías con un caso británico

11 may 2021 / 04:00 h - Actualizado: 10 may 2021 / 20:49 h.
"La aventura del misterio"
  • ¿Clave para la investigación? La “niña de nadie” del Alcázar de Sevilla: analogías con un caso británico

El reciente hallazgo en el Alcázar de Sevilla de los huesos de una niña, de alto linaje, pon de manifiesto la incertidumbre sobre su origen y si posible vinculación con, incluso, el rey Alfonso X “el Sabio”. Aunque todo son meras especulaciones hasta que no se conozcan más datos sobre la época en la que vivió y su datación y es cierto que se puede encontrar un ejemplo análogo como el de Sevilla.

Habría que viajar al Reino Unido para encontrar, en la pared de la iglesia de de Santa María y Santa Eanswythe y que podrían ser de una princesa anglosajona del siglo VII fundadora del primer convento de mujeres en Gran Bretaña.

La mujer habría muerto cuando tenía entre 17 y 20 años y, actualmente es la patrona de Folkestone, ciudad del sureste de Inglaterra en el condado de Kent, cerca de esta iglesia. Hay que decir que los restos de la santa fueron descubiertos en 1885, lo que arrojó muchas especulaciones sobre si eran o no los restos de la princesa desaparecidos durante siglos, solo una investigación como la que se realiza sobre los restos del Alcázar de Sevilla arrojaría luz sobre su identidad y era la primera evidencia empírica de que realmente pertenecían al homónimo de la iglesia.

¿Clave para la investigación? La “niña de nadie” del Alcázar de Sevilla: analogías con un caso británico

La investigación

Investigadores del Canterbury Archaeological Trust y el proyecto Finding Eanswythe cerraron la iglesia de Folkestone por un espacio de 96 horas a fin de realizar un completo análisis de los restos hallados y siendo un laboratorio provisional.

Se encontraron huesos y dientes que eran el grueso de las pruebas de laboratorio, se consideró –científicamente- que era la mitad del esqueleto de la niña, de la santa.

Similitudes

Dentro de esos análisis los investigadores observaron algunos indicios del origen de la niña y que guarda mucha relación con el cuerpo del Alcázar de Sevilla. Así encontramos que:

1º.- Estaban dentro de una caja de plomo.

2º.- Los huesos datan del siglo VIII o IX, cercana a la muerte de Eanswythe que la iglesia misma, que fue construida en el siglo XII.

3º.- El esmalte de los dientes no mostraba signos de desnutrición y era sinónimo que gozaba de una buena alimentación y tenía un alto estatus social.

4º.- Sólo había huesos de una persona revelando la pelvis y el cráneo que era mujer.

Más descubrimientos

El laboratorio de la Universidad de Queen en Belfast (Irlanda) analizó un diente y un hueso del pie haciendo una prueba de radiocarbono siendo coincidente con la muerte de Eanswythe, entre los años 650 o 660 de nuestra Era.

Con todos estos datos se hacía casi imposible que no fuera Eanswythe, dadas las numerosas referencias históricas entre los siglos X y XVI que la ubican en Folkestone y, desde 1138, en esta iglesia. Los primeros documentos anglosajones ya decían que se ubicaban sus restos en Folkestone.

Los científicos del proyecto Finding Eanswythe afirmaron que Eanswythe probablemente nació alrededor de 630, sería la hija menor del rey de Kent Eadbald. No es sencillo saber en qué fecha datar todo eso con exactitud ero se cree que allá por el siglo VII cuando se fundó en Folkestone con una iglesia construida como parte de un monasterio a la que se llama “minster”.

Este “minster” habría sido edificado durante la vida de Eanswythe siendo ella la abadesa fundadora tal y como habla la tradición local y, a la par, una de las fundadoras del monacato femenino en Inglaterra. Por ello es especialmente significativo para la memoria cultural de Folkestone peor también lo delataba la importancia de su “tumba” en un sitio tan destacado, como ocurre con la niña del Alcázar

Una carta fechada en el año 799 d.C. se refiere a los terrenos del priorato como "terra sancta Eanswithe [sic]". La hoy Iglesia de Santa María y Santa Eanswythe se edificó en el año 1138, después de que se destruyera la iglesia de monasterio original.

¿Clave para la investigación? La “niña de nadie” del Alcázar de Sevilla: analogías con un caso británico

Importancia histórica

Los documentos y la deducción básica sugieren que la santa Eanswythe habría sido enterrada en la iglesia original y sus restos fueron enterrados de nuevo en la nueva iglesia antes de "perderse".

En 1885, en unos trabajos de restauración de la iglesia se encontraron los huesos dentro de las paredes, un hecho sin igual que fue tremendamente sorprendente.

El estudio de los huesos se convirtió en un asunto prioritario pues no sólo se trataba de identificar la identidad de los mismos sino también algo histórico.

Uno de los diente se está sometiendo a un análisis de isótopos estables en la Universidad de Oxford (Reino Unido) para, posteriormente, hacer una batería de estudios en el British Geological Survey que revelarán más datos la dieta de Eanswythe y sobre su linaje.

El caso de Sevilla

En el caso de Sevilla se apunta, como primeras hipótesis, en vista de los elementos encontrados junto al cadáver (zapatos, restos de tejidos, unos botones de nácar...) que vivió durante de la Baja Edad Media, y por lo tanto, sería coetáneo a la construcción del palacio por parte de Alfonso X “El Sabio”, incluso se apunta que podría ser una hija bastarda del propio rey.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla