Menú

Comienza, entre protestas, la tala del ficus centenario de Triana

Vecinos de Triana se concentran para protestar por la poda del ficus de San Jacinto previa a su tala

16 ago 2022 / 15:00 h - Actualizado: 16 ago 2022 / 18:06 h.
$hmKeywords_Schema
  • Comienza, entre protestas, la tala del ficus centenario de Triana

Vecinos del barrio sevillano de Triana y miembros de organizaciones ecologistas se han manifestado este martes en contra de la tala del ficus centenario ubicado en el patio de la iglesia de San Jacinto, una acción que consideran que se ha comenzado este martes «a traición».

Principalmente, denuncian la existencia de informes independientes que «no ha tenido en cuenta la Gerencia de Urbanismo a la hora de otorgar el permiso» para la tala, según ha dicho a Efe el arquitecto Ricardo Librero.

Por su parte, el portavoz del gobierno municipal, Juan Manuel Flores, ha explicado en una nota de prensa que existen «informes técnicos que alertan sobre el riesgo para las personas en una zona de gran tránsito peatonal».

El Ayuntamiento de Sevilla ha autorizado a la parroquia a talar el árbol tras un dictamen de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, sobre la afección a la integridad de este templo, declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

Episodios como el ocurrido hace más de un año, cuando una de las ramas de este ficus cayó a la calle hiriendo de gravedad a una mujer son uno de los argumentos del Consistorio y del párroco de San Jacinto, que hoy no ha querido hacer declaraciones para insistir en la necesidad de talarlo.

Sin embargo, Lola Rumi, miembro de la plataforma Salva Tus Árboles, ha recordado que se han ofrecido soluciones gratuitas para evitar este peligro y ha acusado al párroco de «negarse a dialogar».

«Nos hemos ofrecido a poner una pérgola para evitar problemas de seguridad», ha recordado Rumi.

Otra de las justificaciones para la tala del árbol es que las raíces están dañando la estructura de la iglesia, algo que, según Rumi, dice «un informe que pagó el párroco», mientras que en el informe del Ayuntamiento «no está demostrado que las raíces afecten a la estabilidad de la iglesia ni de la cúpula».

Durante la manifestación a las puertas del patio de la iglesia se ha desplegado una pancarta con el lema «Ni un árbol menos» y se han escuchado gritos contra la gestión del alcalde, Antonio Muñoz (PSOE).

Sin embargo, otros vecinos recordaban que la tala se aprobó por unanimidad en un pleno del distrito de Triana y que «la vida de una persona está por delante de la vida de un árbol», como ha señalado Joaquín Cortés, miembro de la asociación Triana Norte.

Librero ha recordado que después de vallarse el patio de la iglesia, el ficus quedó bajo la propiedad de la parroquia, que «no ha cumplido su responsabilidad de mantener el árbol porque es muy costoso y necesita técnicos especializados».


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos