jueves, 05 diciembre 2019
20:24
, última actualización

Comienza la ‘Gran Recogida de Alimentos’ de la que Sevilla es pionera

22 nov 2019 / 12:47 h - Actualizado: 22 nov 2019 / 16:16 h.
  • El presidente del Banco de Alimentos de Sevilla acompañado de las voluntarias Rosario, María del Mar y Pedro.
    El presidente del Banco de Alimentos de Sevilla acompañado de las voluntarias Rosario, María del Mar y Pedro.

«Estamos colaborando con el banco de alimentos, ¿quiere echar una mano?», preguntó la cajera del supermercado, esbozando una sonrisa. Era temprano, pero ya había un grupo de voluntarias junto a una gran caja de cartón que, poco a poco, se iría llenando. Sólo eran tres, pero estaban arropadas por las 5.200 personas que hoy y mañana, de forma desinteresada, intentarían llenarlas de comida. Porque ni una mañana lluviosa impide que este viernes se inaugure la Gran Recogida. Con mayúsculas.

Por séptima vez en su historia, la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) organiza esta colecta anual de alimentos junto a los 55 bancos que se reparten por todo el país. y que cerrará sus puertas el sábado. En el caso de Sevilla no serán siete, sino nueve años los que han pasado desde que la capital hispalense, pionera en esta práctica, comenzó a organizar colectas solidarias como la que se repite este año. Antes, incluso, de que otras comunidades se unieran a la cadena que hoy conforma la Gran Recogida.

Una causa que sigue importando

La crisis española, que atestó el país entre 2008 y 2014 cuando el Gobierno anunció su anunció su fin, hoy sigue siendo una realidad para parte de la población y también fue uno de los grandes alicientes que hicieron más urgente que nunca este gesto solidario. Para muchos, aun es una prioridad. «Tenemos la sensación de que ya no hace falta, que hemos salido de la crisis. Lo que a veces se nos olvida es que todavía hay muchas personas para las que esta ayuda sigue siendo imprescindible. Puede que incluso más que al comienzo de la recesión económica, de la que no todos han salido».

Agustín Vidal-Aragón lleva un año presidiendo el Banco de Alimentos de la capital andaluza y cada día tiene más claro que esto no es sólo un problema que afecte a la gente de la calle. «Ahora también tratamos con personas que tienen trabajo, muchas veces precarios o a tiempo parcial, y sin embargo afrontan dificultades económicas que van más allá de no llegar a fin de mes: a veces, no les da ni para comer». El último eslabón de la cadena serán los más de 400 comedores sociales, centros de acogida o, en definitiva, entidades que trabajan con las personas más dependientes o en situaciones de marginalidad.

Comienza la ‘Gran Recogida de Alimentos’ de la que Sevilla es pionera
El caldo es uno de los productos que hacen falta para la colecta.

Precariedad laboral y pensiones escasas

Los más mayores, con pensiones cada vez más insuficientes, también están bajo el foco al final del día. Muchos son a su vez destinatarios, pero también voluntarios. Rosario y María del Mar, que ya vestían el chaleco azul del voluntariado en la última recogida son un claro ejemplo de ello. «Para nosotras es fácil empatizar con estas personas con pocos recursos porque somos parte de ellas. Yo ayudo con la mercancía, pero mi pensión es pequeñita y también necesito de esa ayuda», explica Rosario.

Aunque antes pensábamos que aquellas personas que tenían un trabajo o vivían de su pensión ya estaban suplidas, reflexiona el presidente del Banco de Alimentos de Sevilla, la realidad es muy diferente. «Y le puede terminar ocurriendo a cualquiera. El desconocido de hoy puede ser mañana tu vecino, e incluso uno mismo. Por eso es tan importante colaborar».

320 puntos de recogida en toda la provincia

Si el Banco de Alimentos es la palanca, los voluntarios son las mano que la mueven. Y el punto de apoyo, son los supermercados. Grandes cadenas comerciales son la base de operaciones donde voluntarios y compradores se aseguran de que la colecta sea generosa al acabar el día. «Para nosotros es un orgullo poder ponernos a disposición de eventos como este», asegura Borja González, empleado de Mercadona. Este es uno de los 320 centros desde los que hoy y mañana se podrá colaborar con la campaña de recogida de alimentos en toda la provincia de Sevilla. «Y cada vez notamos que hay más gente que se para, pregunta qué es lo que hace falta y decide hacer una compra un poquito más grande».

Comienza la ‘Gran Recogida de Alimentos’ de la que Sevilla es pionera
Borja, empleado de Mercadona, con el primer box lleno de alimentos.

Muchas personas de las que hoy pasean por los pasillos del supermercado también fueron voluntarias. Rosa, por ejemplo, lo fue hace un año y hoy colabora desde fuera ampliando un poco más su compra del día. También los jóvenes, como Ana, tienen sus formas de participar. «Cuando iba al instituto, todos los meses de diciembre organizábamos una colecta en el centro y al final de la semana la llevábamos a comedores sociales». Ahora, Ana tiene 19 años y estudia en la Universidad, pero reconoce que «sigue siendo muy reconfortante pensar que ayudas, aunque sea un gesto casi invisible, a alguien que no tiene la misma suerte que tú».

El objetivo de esta Gran Recogida, 21 millones de kilos en todo el país, igualando la cantidad obtenida el año pasado. ¿Una meta ambiciosa para tener sólo dos días? El presidente del Banco de Alimentos tiene una clara respuesta. «Se logrará. No tengo ninguna duda de ello».


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016