Menú
Pasajes de la historia de Sevilla

¿Conoces los secretos del Panteón de los Sevillanos Ilustres?

Se trata de uno de esos lugares que pocos sevillanos conocen o se han atrevido a visitar. Más popular por las historias de fantasmas que en su interior se cuentan que por lo que encierra y que hoy les quiero describir

09 dic 2022 / 04:00 h - Actualizado: 09 dic 2022 / 04:00 h.
"Historia","Patrimonio","Turismo","Pasajes de la historia de Sevilla"
  • ¿Conoces los secretos del Panteón de los Sevillanos Ilustres?

Es la cripta que se encuentra bajo la Iglesia de la Anunciación en calle Laraña y que tiene acceso desde la Facultad de Bellas Artes, por la puerta obra de Hernán Ruiz II que se comunica con lo que antaño era la Casa Profesa de la Compañía de Jesús en Sevilla.

Igualmente se accede por la propia Facultad de Bellas Artes en la bajada a un lugar lleno de misterios y de encanto.

Es una cripta con planta de cruz latina, abovedada, revertida con granito gris, en un ambiente muy frío -en todos los sentidos- y donde he tenido la oportunidad de pasar muchas horas de visita e investigación.

Fue el rey Carlos III, en 1767, quién decreta la expulsión de la Compañía de Jesús -los Jesuitas- del Reino y fue Pablo de Olavide el que pide al monarca este Casa y el Templo para una Universidad.

En 1769, por Real Orden, se asigna por sede de la Universidad Literaria. En 1836 Manuel López Cepero, deán, propone a la Universidad el rescate de todo aquello que eran motivos funerarios y que habían sido saqueado por los franceses o las desamortizados.

Sería el Templo de la Anunciación que albergaría todo ello. Siendo en el siglo XX cuando el director general de Bellas Artes, Florentino Pérez Embid promueve obras y la transformación de la cripta jesuita para ser el Panteón de los Sevillanos Ilustres donde se trasladarían los restos y motivos funerarios de la iglesia de la Anunciación. Dando origen y semilla a lo que hoy conocemos.

Allí podemos encontrar lápidas conmemorativas de Pedro Ponce de León y su esposa. El conmemorativo a Francisco Duarte de Mendicoa, de tiempos de Carlos I de España así como su esposa Catalina de Alcocer. Los túmulos de Lorenzo Suárez de Figueroa o Benito Arias Montano, Jerónimo Girón de Moctezuma y Ahumada y Salcedo, marqués de las Amarillas; de Antonio Desmaisieres Flores Rasoir y Peán y Manuela Fernández de Santillán, marqueses de la Motilla; y frente a éstos, el de Luís José Sartorius y Tapia, conde de San Luis y vizconde de Priego, Alberto Lista, Félix Reinoso, Federico Sánchez Bedoya, José Gestoso, Antonio Martin Villa, José Amador de los Ríos, Francisco Mateos Gatos, José María Izquierdo, los hermanos Bécquer, tanto Gustavo Adolfo como Valeriano y, por supuesto, Cecilia Bölh de Faber, uno de los fantasmas más conocidos de la ciudad. Todos esos personajes entre otros muchos.

Estar en esta cripta es un viaje al pasado y a la Historia, algo que todo buen sevillano debería de visitar.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos