Menú
Pasajes de la historia de Sevilla

¡Cuidado! Doce sevillanos ilustres te vigilan

Seguramente, en alguna ocasión, ha pasado tras el Hotel Alfonso XIII, cerca de los jardines del Cristina. Allí atrás se encuentra un edificio insigne desde el que te contemplan doces “sevillanos” ilustres... ¿Los conoces?

04 mar 2022 / 04:00 h - Actualizado: 04 mar 2022 / 04:00 h.
"Pasajes de la historia de Sevilla"
  • ¡Cuidado! Doce sevillanos ilustres te vigilan

El palacio de San Telmo es uno de los edificios más emblemáticos de la arquitectura barroca sevillana. Presenta planta rectangular con varios patios interiores, uno de ellos central, torres en las cuatro esquinas, capilla y jardines.

La capilla, a la que se accede desde uno de los patios es obra del arquitecto Leonardo de Figueroa y en su decoración interior participaron: Pedro Duque Cornejo –escultor-, Miguel de Quintana –cantero-, Domingo Martínez –pintor- y Juan Tomás Díaz –carpintero-. Es de un exuberante barroquismo y está presidida por la imagen de Nuestra Señora del Buen Aire, de principios del siglo XVII.

En su fachada principal destaca la magnífica portada de estilo barroco, donde intervienen también otros miembros de la familia Figueroa, en concreto de Matías y Antonio Matías, hijo y nieto de Leonardo de Figueroa, su coste fue de 50.000 pesos.

En ella, enmarcada por columnas con motivos figurativos y geométricos, se observa en su parte superior la figura de San Telmo, patrón de los navegantes, flanqueado por los patronos de la ciudad: San Fernando y San Hermenegildo. Algo más abajo aparecen doce figuras de mujeres: seis a cada lado, que simbolizan las asignaturas de las artes del mar que se estudiaban en la Universidad de Mareantes. Soportando el balcón se esculpen con aspecto de indios unos poderosos atlantes.

La configuración de esta portada, tanto por su acertada composición arquitectónica como por su admirable sentido decorativo ha sido considerada como una de las piezas clave de la arquitectura española de esta época, además de la más espléndida de todo el barroco sevillano. De su conjunto sólo el remate del tercer cuerpo no es original, pues al ser destruido éste al año de su realización por un rayo, fue reconstruido algo más tarde bajo una estética de corte neoclásica.

Los “Doce sevillanos ilustres”

Coronando la fachada situada en la calle Palos de la Frontera, en dirección al Hotel Alfonso XIII, se encuentran las esculturas de los Doce Sevillanos Ilustres, obra de Antonio Susillo -alguien con mucho peso dentro del Arte en la ciudad- y que son:

Fray Bartolomé de las Casas, religioso, Obispo de Chiapas (México) y protector de los indios; Fernando Afán de Rivera, duque de Alcalá, humanista; Bartolomé Esteban Murillo, pintor; Benito Arias Montano, humanista; Luis Daoíz, militar héroe de la Guerra de la Independencia; Fernando de Herrera, poeta; Diego Ortiz de Zúñiga, historiador del siglo XVII; Lope de Rueda, escritor; Miguel Mañara. Caballero y filántropo fundador del Hospital de la Santa Caridad; Diego de Silva Velázquez, pintor; Rodrigo Ponce de León, Marqués de Cádiz y capitán general de la Reconquista de Granada; Juan Martínez Montañés, escultor.

Entre ellos hay tres que son sevillanos de adopción, pues no nacieron en Sevilla, aunque vivieron y murieron en ella, son: Arias Montano -de Fregenal de la Sierra-, Rodrigo Ponce de León -de Cádiz- y Juan Martínez Montañés -de Alcalá la Real-.

Son los “Doce Sevillanos” Ilustres que te vigilan y, como verás, todos desde un ámbito diferente de la vida, de la Ciencia, de la fe, de la Historia, las Humanidades, el Arte... ¿Quién dijo que en Sevilla no de descubrían secretos?


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos