Curro vuelve en una serie fantástica de Movistar+

El Ayuntamiento de SEvilla ha autorizado el uso de la mascota de la Expo 92 «para su aparición en la serie Paraíso»

26 feb 2022 / 12:17 h - Actualizado: 26 feb 2022 / 12:24 h.
"Ayuntamiento de Sevilla","Patrimonio","Series","Urbanismo","ONCE","Expo 92"
  • Curro, la mascota de la Expo 92. / El Correo
    Curro, la mascota de la Expo 92. / El Correo

El Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por el socialista Antonio Muñoz, ha autorizado el uso de la marca de titularidad municipal correspondiente a Curro, la emblemática mascota de la exposición universal de 1992, para la serie de televisión de corte fantástico Paraíso, producida por Movistar+ y The Mediapro Studio.

Según figura en un reciente acuerdo de la junta local de gobierno recogido por Europa Press, el Ayuntamiento hispalense ha autorizado a la productora Mediapro Studio al uso de dicha marca, "para su aparición en la serie Paraíso".

La autorización, según el acuerdo, se ciñe a "la ambientación temporal de una de las escenas de la serie mencionada, sin que conlleve explotación económica de ninguna clase".

Este pasado viernes, por cierto, el Consistorio aprobaba el documento inicial del catálogo de protección pergeñado respecto a edificios, jardines y espacios libres de la Cartuja legado de la exposición universal celebrada en la ciudad en 1992, todo un hito en la historia y el urbanismo de la capital andaluza.

En el documento figuran inicialmente ocho edificios ya protegidos, en concreto los pabellones de Francia, España, Finlandia y el de la Navegación con su torre Shindher; el Teatro Central, el Edificio Redesa, el edificio World Trade Center y el monasterio de Santa María de las Cuevas; toda vez que en 2009, la Consejería de Cultura ya había acordado inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía los pabellones de Hungría, España, Andalucía, de la Navegación, de Finlandia y de Francia.

A partir del ahí, el nuevo catálogo municipal incorpora los pabellones de Chile, Italia, Andalucía (ya protegido por la Junta), Europa, Canadá, Hungría (también ya protegido), la ONCE y Torre Triana; así como ocho espacios libres y algunos de sus elementos arquitectónicos, como miradores, fuentes y esculturas.

Se trata, por un lado, de las avenidas del Agua, de Europa, de las Palmeras, Ombú y los Arces; y, por otro, los jardines del Guadalquivir, el Jardín Americano y el de la Cartuja, pues este último había quedado fuera de la catalogación del monasterio.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla