martes, 18 mayo 2021
13:47
, última actualización

Desarrollado un sistema de sensores que detecta anomalías de bienes históricos en tiempo real

Un equipo de investigadores de las Universidades de Sevilla y Granada han creado este sistema basado en la detección y alerta de patologías de las estructuras

Alex Solano alex_linense /
04 may 2021 / 12:49 h - Actualizado: 04 may 2021 / 12:51 h.
"Patrimonio"
  • Grupo de investigación ‘Termotecnia’ / Foto: Fundación Descubre
    Grupo de investigación ‘Termotecnia’ / Foto: Fundación Descubre

TAGS:

El grupo de investigación Termotecnia ha desarrollado un sistema basado en sensores para monitorizar bienes culturales e históricos a distancia y en tiempo real. Gracias a la capacidad de detectar los cambios de temperatura y la humedad, se pueden detectar anomalías de todo tipo tanto en monumentos como en sus alrededores.

Tal y como ha informado la Fundación Descubre, este sistema es capaz de detectar patologías como la erosión en las estructuras en las que se instala, daños por agua o incluso grietas. “La metodología es aplicable a otros monumentos y, además, produce modelos matemáticos que permiten simular en qué condiciones se deterioran”, afirma la nota de prensa.

Los efectos adversos nombrados anteriormente pueden llegar a ser nefastos para bienes históricos y culturales, tales como restos arqueológicos, murallas, iglesias, arcos, fuentes o esculturas. Para prevenir estos daños, este grupo de investigadores proponen un “método que funciona del mismo modo que un diagnóstico médico: los sensores realizan una evaluación continuada del monumento y alertan a los científicos si hay alguna anomalía en su superficie”.

La Muralla Ziri de Granada, la primera prueba con éxito

Este monumento ubicado en Granada ha sido el primer examen al que se ha enfrentado este nuevo sistema. La Muralla Ziri presentaba una creciente vegetación en su superficie además de estar afectada por la erosión, agravada por las obras de los edificios colindantes. El modus operandi consistió en instalar dos sensores para medir la temperatura y la humedad de este elemento arquitectónico en condiciones normales durante el invierno y el verano, en tiempo real.

“Estos datos de referencia sirvieron para localizar anomalías y alertar a los técnicos que se encargan del mantenimiento de los bienes históricos de Granada del severo deterioro que sufría la muralla. Al final, la intervinieron para arreglarla”, explica a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Sevilla José Sánchez.

El grupo de investigación Termotecnia

Este grupo de investigadores desarrollan modelos matemáticos y metodologías de análisis enfocados a elementos arquitectónicos urbanos. Los científicos se centran en la relación entre estas estructuras, el gasto energético, la actividad humana que se realiza en ellos y el clima exterior. Así, diseñan métodos para la integración, optimización y almacenamiento de energías renovables en edificios y estudian su impacto térmico en el entorno.


Edictos en El Correo de Andalucía