jueves, 26 noviembre 2020
18:31
, última actualización

El baile callejero que conquista las calles de Sevilla

Raquel Lao, actual concursante de Tierra de Talento y bailarina de danza contemporánea, cuenta a este periódico la realidad de los artistas de calle

Verónica Ojeda verojeper /
24 oct 2020 / 13:06 h - Actualizado: 24 oct 2020 / 14:37 h.
$hmKeywords_Schema
  • Fotografía de J.L. Frías
    Fotografía de J.L. Frías

A veces tenemos que parar. Esa es la palabra, «parar». Caminar por la calle sin prisa y sin pensar en nada, simplemente andar y disfrutar de tu ciudad y las personas que la hacen tan especial. Parece una frase cliché como «disfruta el momento», pero es así. Durante el confinamiento hemos aprendido a valorar hasta el detalle más pequeño. Y una de las cosas que hace tan especial la ciudad de Sevilla son sus artistas de calle. Ya sea en una mañana ajetreada por el trabajo o en una tarde de ocio, ellos siempre están ahí para hacerte cambiar el rumbo de tu día. Es un privilegio cultural que hace que cada vez que salgas por la calle puedas escuchar una música inspiradora o puedas ver un baile que ni en los mejores teatros.

Raquel Lao es una de las artistas sevillanas que, con su baile, hace que cada rincón de la Avenida de la Constitución de Sevilla sea un lugar muy especial. Desde los 9 años, Raquel entró por varias puertas de academias de baile y, al final, se dio cuenta de que eso era demasiado «serio» para ella. Es una mujer tan libre e impulsiva que las imposiciones sociales quedan demasiado sobrevaloradas a su lado. Por eso, esta artista comenzó a formarse en un lugar que existe cerca de las Setas de la Encarnación en el que las personas se reúnen para bailar y entrenar por su cuenta.

Un día conoció a un chico que bailaba break dance y de repente los pasos de baile congeniaban a la perfección entre ellos. Las personas de su alrededor quedaban en un segundo plano y la música era lo único que les rodeaba. Ellos dos decían que eran hermanos, porque la gente solía pensar que eran pareja o, incluso, «vagabundos en mitad de la calle», dice entre risas Raquel. Andalucía y Portugal fueron los dos destinos en los que deleitaron a las personas con su baile hasta que un día, Raquel, con tan solo 16 años, decidió seguir en solitario y comenzó a conquistar las calles de Sevilla.

El baile callejero que conquista las calles de Sevilla

«Say something» fue la primera canción que bailó en la calle. Una canción que no puede dejarte indiferente. De hecho, así lo demostraron las lágrimas de felicidad que recorrieron las mejillas de Raquel. En ese momento, se dio cuenta de que nunca podría vivir una sensación parecida como bailar en la calle. La nitidez de la calle y las personas que la miraban se diluían a la velocidad de sus pasos. Ese es uno de los momentos que calan en tu corazón.

El arte que persigue Raquel va mucho más allá de los cánones estéticos y las reglas que invaden nuestra sociedad. Esta artista persigue reproducir su forma de sentir a través del baile. «Soy una persona muy emocional y en el arte de calle eso es esencial. Al fin y al cabo, juegas con las emociones de las personas que están pasando aleatoriamente cerca de ti. Para mí, el arte de calle es mi forma de vivir, la máxima expresión de mí. Me siento más yo que nunca. Siempre me crezco», expresa.

«Cada vez que te veo me alegras el camino al trabajo», «mi hija es muy fan tuya y a raíz de verte ha empezado a bailar» o «me has llenado de vida el día» son algunas de las frases que le suelen decir las personas a Raquel. «Esas cosas en un teatro no te van a pasar porque no es tan espontáneo. En un teatro tú planeas una entrada, un sitio y una hora y tú ya vas con unas expectativas de ver algo. En la calle no es así. Nunca sabes qué te va a deparar el futuro cuando sales a pasear. Y a mí las cosas que me dice la gente me llenan el alma y la vida». Ella solo piensa en sentir cada vez que baila en la calle y ya «después viene todo lo demás».

Raquel no solo es bailarina, sino que también es pedagoga. Ella suele decir que «todo se puede hacer bailando» y esa es una de las cosas que la impulsa a fusionar la educación y el arte. De hecho, ahora imparte clases de baile en la calle y lo hace mezclando todo lo que le apasiona «para conseguir el mejor beneficio para todo el mundo». La artista cuenta que ha creado una unión y una conexión muy especial con las personas que van a sus clases. Además, Raquel expresa que está impresionada con las cosas que puede llegar a hacer una persona que nunca ha bailado antes en tan solo una hora. «Se ha convertido en una rutina que me encanta y no la quiero perder», añade.

Ahora ha iniciado un nuevo proyecto en Tierra de talento, un programa de televisión andaluz presentado por Manu Sánchez que está sacando a la luz a muchas personas con arte. Raquel se presentó al casting y de repente unos días después estaba en el primer programa bailando, en el que consiguió todas las estrellas del jurado y ha pasado al siguiente nivel. La artista cuenta cómo antes de ir a Tierra de talento solía ver algunos programas y pensaba que la gente era muy «exagerada» cuando lloraba. No obstante, ahora no piensa lo mismo. «Yo lloré como una magdalena, porque significó mucho para mí lo que el jurado me dijo, que son personas con una larga carrera profesional detrás». Raquel confiesa que su paso por este programa le está abriendo muchas puertas. «Estoy super entregada y, a la vez, nerviosa por el siguiente nivel. Menos mal que estoy recibiendo mucho apoyo de la gente. Estoy muy agradecida».

Su paso por Tierra de talento le está sirviendo para paliar la situación de no poder casi bailar en la calle por el Covid-19. «Cuando se empezó a hablar sobre el coronavirus, yo pensaba que no iba a ser tan grave. Creo que ninguno nos esperábamos lo que estamos viviendo. El confinamiento paralizó mis ingresos y tuve que empezar a buscar alternativas para ganarme la vida. Empecé a dar clases online, vídeos en directo, etcétera. Lo pasé muy mal durante la cuarentena. Tenía ansiedad por no poder llegar a fin de mes, por eso no paraba de buscar cosas hasta que encontré un trabajo en Decathlon, pero ese no es el sitio donde quiero estar. Ahora intento comenzar a bailar en la calle poco a poco». Raquel cuenta que un artista de calle tiene que saber ahorrar porque nunca se sabe que te va a deparar el mes siguiente. «Siempre tienes que estar preparado para la acción».

La realidad es que, durante el confinamiento, la sociedad se ha dado cuenta de lo importante que es la cultura. Las películas, la música, los conciertos online, el arte o leer nos ha salvado. En este sentido, Raquel piensa que «las personas están casi más entregadas que nunca con la cultura, aunque luego no participen porque les da miedo por el Covid-19». «Hay que pensar que la cultura puede ser segura si se hace con las medidas de seguridad adecuadas. Tenemos que acostumbrarnos a esta situación porque nos queda un tiempo para salir de ella».

El baile callejero que conquista las calles de Sevilla

¿El arte de calle está regulado?

En Sevilla no hay legislación que regule el arte callejero, por lo que hay un «vacío legal». Esto expone a los artistas de calle «a merced de que el policía de turno que pasa por al lado tuya decida si multarte o no», explica Raquel Lao. «Hay veces que te echan de buenas formas y otras que te tratan como un desecho social. Eso me ha afectado mucho porque he llegado a bailar en la calle con miedo a que me multen. Yo solo quiero vivir de lo que me gusta y adaptarme a la situación. No quiero que me vean como una delincuente porque no hago ninguna barbaridad en la calle. Solo comparto cultura y arte».

«Yo de momento no tengo ninguna multa, aunque sí que recibo acoso policial a diario. Hay días en los que no me da tiempo ni de poner la música cuando ya me están echando. Algunas veces no me han multado o no me han quitado el equipo de música porque me he puesto a llorar por los nervios, la gente lo ha visto y se le ha echado encima a la policía».

Raquel Lao cuenta que hace dos años fue a la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla para poner una instancia y solicitar una regulación de su situación. Sin embargo, a día de hoy no ha recibido respuesta. La única esperanza que tiene de mejorar el escenario de los artistas de calle es a través de unas negociaciones que están llevando a cabo entre la Asociación Alegra Sevilla, a la que pertenecen todos los artistas de calle de Sevilla, y el Ayuntamiento.

El baile callejero que conquista las calles de Sevilla


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016