sábado, 05 diciembre 2020
10:38
, última actualización

El desván de la memoria está en la calle Castilla

Desde un cómic de ‘El Cosaco Verde’ por 300 euros a un vinilo del rockero Silvio a 200. Coleccionismo Don Cecilio, en pleno corazón de Triana, le propone introducirse en el túnel del tiempo

15 nov 2016 / 07:00 h - Actualizado: 15 nov 2016 / 07:00 h.
"Local","Pasiones"
  • Una vieja gramola da la bienvenida a los clientes de Coleccionismo Don Cecilio, en el número 95 de la calle Castilla, donde es posible adquirir hasta lo más inimaginable. / Manuel Gómez
    Una vieja gramola da la bienvenida a los clientes de Coleccionismo Don Cecilio, en el número 95 de la calle Castilla, donde es posible adquirir hasta lo más inimaginable. / Manuel Gómez José Gómez Palas
  • El de la venta de los discos de vinilo es un negocio al alza. / Manuel Gómez
    El de la venta de los discos de vinilo es un negocio al alza. / Manuel Gómez
  • El desván de la memoria está en la calle Castilla
  • ces, en la Plaza del Pan. / El Correo
    ces, en la Plaza del Pan. / El Correo

Traspasar el umbral de la tienda Coleccionismo Don Cecilio, en pleno corazón de Triana, y adentrarse en sus abigarrados pasillos puede ser lo más parecido a introducirse en un túnel del tiempo. En los anaqueles de este «Corte Inglés» del coleccionismo, que sobrevive casi por puro romanticismo al desafío de internet, los clientes pueden encontrar desde una «antigua churerra de Feria» para hacer calentitos hasta una de esas gramolas que tan populares fueron en restaurantes y bares de hace unas décadas para que los parroquianos pudieran seleccionar, previo pago, el hilo musical del local entre una lista de discos. «Dos duros, un tema; cinco duros, tres temas». Y todo está en venta.

Al frente de este negocio, «venido a menos» por la competencia de portales como milanuncios, e-bay o todocolección, se encuentra ahora Alberto Pérez, quien mantiene viva la llama de la tienda que abrieron conjuntamente a mediados de los noventa su padre, Rafael Pérez Roldán, y su tío, Juan Manuel, en el local de una vieja tienda de muebles de la calle Castilla. Todo surgió a raíz de la afición de estos dos hermanos, trianeros de nacimiento y de corazón, por los tebeos y las historias gráficas. Siendo aún niños comenzaron comprando e intercambiando cómics en el corral de vecinos del número 47 de Castilla donde ambos crecieron, una afición por el llamado noveno arte que les llevó, ya de adultos, a fundar en 1981 el Círculo Andaluz de Tebeos. Su intención era la de formar un club de coleccionistas en torno a los tebeos y a los cómics al tiempo que elevar el valor cultural, literario y gráfico de estas publicaciones. Ya en las primeras reuniones, numerosos socios decidieron ampliar el coleccionismo de tebeos a otros campos, como el de los prospectos de cine, la novela popular, los álbumes de cromos y las postales. Ése fue el germen de la tienda que hogaño abre sus puertas en el 95 de la calle Castilla (antes en el 47) y que sin duda alguna puede considerarse, por la variedad de la oferta y la antigüedad de sus artículos, uno de los grandes templos del coleccionismo en Sevilla.

Bautizada con el nombre de Don Cecilio, célebre periodista satírico de primer tercio del siglo XX y abuelo de Carmen Sevilla, en esta tienda se cuentan por miles los artículos que invaden sus estanterías. Tanto es así que su joven dueño no cree que llegue nunca a inventariar todos los «cachivaches y artilugios» que se almacenan en el trastero de la tienda. «Solamente en discos de vinilo tenemos cuantificados unos 50.000 o 60.000 entre elepés, singles y maxi singles. Nuestra colección de tebeos y cómics puede rondar los 10.000 ejemplares, mientras que de libros casi llegamos a los 3.000 títulos en los que se combinan todo tipo de géneros».

Haciendo honor a sus fundadores, la especialidad de la casa son los cómics, fundamentalmente de los años cincuenta y sesenta, donde predominaban las historietas de aventuras con títulos tan legendarios como Roberto Alcázar y Pedrín, El Capitán Trueno y El Guerrero del Antifaz, publicaciones como la mítica TBO, con su sección de grandes inventos, o la revista Pulgarcito.

Algunos de estos cómics son verdaderas piezas de coleccionistas, por lo que su valor en el mercado alcanza cifras inimaginables. Una colección original de El Cosaco Verde, una serie de cuadernos de aventuras creada por el guionista Víctor Mora y el dibujante Fernando Costa para la Editorial Bruguera en 1960, se vende en esta tienda a un precio de 300 euros, una cotización idéntica a la que alcanzan títulos como Diego Valor, un cómic inspirado en un serial radiofónico emitido por la Cadena SER desde finales de 1953 hasta junio de 1958.

«La clave de esta tienda, lo que nos diferencia de las demás, es principalmente que tenemos un poco de todo y puedes encontrar todo tipo de artículos de coleccionismo, frente a otros negocios más especializados en una temática concreta», asegura Alberto.

Así, en sus estantes se pueden encontrar desde los tradicionales soldaditos de plomo –se puede elegir entre una colección de casi 4.000 unidades– a carteles antiguos de las Fiestas de Primavera de Sevilla, pasando por los clásicos cromos y recortables que tanto entretuvieron a varias generaciones de niñas. Y es que, en cierto modo, pasear por el interior de Coleccionismo Don Cecilio es como abrir el desván de la memoria. «Esto es historia viva. Hay muchos clientes que vienen acompañados de sus hijos o de sus sobrinos con la sola intención de echar el rato, de retrotraerse al pasado, de bucear en sus recuerdos y de explicar a su descendencia cómo se divertían los niños de su época».

Pero aunque pueda parecer extraño, entre los parroquianos de Coleccionismo Don Cecilio no sólo hay cincuentones y abuelos que peinan canas. «Cada género tiene un público más o menos definido. Es cierto que los grandes apasionados de los cómics son gente de unos cuarenta años en adelante, pero en el caso de los libros y, sobre todo, de los discos de vinilo hay incluso hasta mucha gente joven». Y ello a pesar de que hay discos clásicos para cuya adquisición se necesita una buena cartera. «Un disco, por ejemplo, de Silvio y Sacramento, una de las formaciones de las que fue solista el rockero Silvio, puede llegar a costar fácilmente entre 180 y 200 euros».

Coleccionismo Don Cecilio dispone también de una amplia colección de prospectos de cine, «por los que se llegan a pagar hasta 40 euros si cuentan en el reverso con el sello estampado de la sala de cine donde llegó a emitirse la película en cuestión», indica Alberto.

Aparte de los objetos de colección, en este local de la calle Castilla no falta una sección de cachivaches y artilugios varios en la que encontrar desde máquinas de escribir antiguas, televisores de los años ochenta, balanzas, máquinas de coser de época y un buen muestrario de las primeras afeitadoras mecánicas. Con todo, la «joya» del local es un antiguo cinematógrafo que curiosamente aún funciona, después de haber sido convenientemente reparado.

Si quiere viajar en el tiempo sólo tiene que traspasar el umbral de Castilla 95.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016