lunes, 06 diciembre 2021
16:02
, última actualización

El detenido por la muerte del vicario no tenía antecedentes y pretendía matar a su exmujer

La rápida actuación policial impidió que cometiera un segundo asesinato

17 jul 2015 / 15:26 h - Actualizado: 18 jul 2015 / 12:41 h.
"Sucesos","El crimen del vicario"

El detenido por acabar ayer con la vida del vicario de San Isidoro, Carlos Martínez Pérez, no tiene antecedentes policiales ni denuncias previas. A José Eugenio Alcarazo Fernández, de 52 años de edad, no le consta delitos anteriores más allá de los hechos por los que permanece arrestados y por los que la Policía Nacional le imputa los delitos de homicidio y amenazas, según confirmaron fuentes consultadas. La rápida intervención policial evitó que el ahora detenido pudiera cometer un segundo asesinato, ya que los agentes impidieron que llegara a la vivienda de su exmujer.

Se había escapado esa misma mañana del hospital de San Juan de Dios de Bormujos, de donde iba a ser derivado a la Unidad de Psiquiatría de Virgen del Rocío. Pero huyó y con su coche llegó hasta la vivienda del sacerdote, en el número 8 de la calle Francisco Carrión Mejías, donde lo esperó para asestarle varias puñaladas y acabar con su vida. Luego huyó del lugar con la intención de llegar hasta la vivienda de su exesposa, en la calle San Vicente de Paúl. Pero la rápida intervención policial evitó que llegara, pues fue detenido cuando aún estaba en su vehículo en la calle Santa Cecilia.

En este sentido, según informa Europa Press, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, destacó que “el detenido pudiera tener otras intenciones y que la Policía haya podido salvar de la sinrazón de una persona otro posible caso que hubiera agravado todavía más la situación», valorando la «fundamental» labor que realiza la Policía «desde el punto de vista de su presencia constante en la calle y en agilizar los tiempos de respuesta».

Por su parte, el jefe superior de Policía de Andalucía Occidental, Francisco Perea, resaltó «la eficacia y rapidez» en la respuesta policial, que a través de la Sala «manejó una serie de informaciones que nos hicieron pensar la posibilidad» de que el presunto agresor «no se conforme con lo que ha hecho», de manera que en ese sentido se montó el operativo para evitar que pudiera dirigirse a casa de su pareja con la supuesta intención de acabar también con su vida. “Ha sido un éxito dentro de que, lógicamente, hay un fallecido que no hemos podido evitar porque eso es así», pero «por lo menos el autor está detenido, el arma homicida recuperada y será puesto a disposición judicial en breve», concluyó Perea.

Asimismo, fuentes consultadas indicaron que al detenido no le consta antecedentes policiales. De momento, continúa en dependencias policiales a la espera de ser puesto a disposición judicial como supuesto autor de los delitos de homicidio y amenazas, lo que puede que se produzca mañana. El domingo se cumplirían las 72 horas de las que dispone la Policía para llevarlo ante el juez de Guardia.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla