viernes, 15 octubre 2021
04:00
, última actualización
Coronavirus

«El ejercicio físico tutelado puede recuperar a pacientes Covid»

La experiencia del doctor Delfín Galiano, Príncipe de Asturias de Deportes, puede ayudar a muchos pacientes a recuperarse de esta enfermedad

Paco Flores ipacoflores /
19 may 2021 / 10:52 h - Actualizado: 19 may 2021 / 10:55 h.
"Universidad Pablo de Olavide","Rehabilitación","Pandemia","Coronavirus"
  • El doctor Delfín Galiano Orea.
    El doctor Delfín Galiano Orea.

La Covid-19 ha venido para alterar las estructuras de nuestra sociedad y también para trastocar nuestra biología, nuestra salud integral. Por eso hemos querido preguntarle a un experto en Medicina de la Educación Física y el Deporte, el doctor Delfín Galiano Orea.

Sevillano de nacimiento, se formó durante casi 20 años en Cataluña. Fue rescatado por la Junta de Andalucía hace ya unos años para trabajar entre nosotros. Creador e impulsor del Centro Andaluz de Medicina del Deporte, consiguió bajo su dirección integrarse en el tejido asociativo andaluz bajo el prisma de la actividad física y la salud. Muchos de sus programas fueron copiados por otros gobiernos autonómicos.

Ligado al mundo del baloncesto, sobre todo a la Selección Española, es el único médico andaluz que tiene un premio Príncipe de Asturias de Deportes. Ahora realiza su actividad asistencial en Ibermutua, es profesor de la Universidad Pablo de Olavide. Dirige un Máster en Actividad Física y Salud con la Universidad Internacional de Andalucía, y es el asesor médico del Centro de Entrenamiento Funcional MUVHIT.

Como médico especialista, y paciente Covid, puede también explicarnos en primera persona su pelea con la enfermedad.

En primer lugar, ¿cómo está y cómo ha pasado la enfermedad?

Ahora estoy mejor. Siempre tuve en mente que podía contagiarme a pesar de las medidas de seguridad que tomaba durante mi actividad asistencial. No fui muy consciente de la gravedad de mi enfermedad. Lo fueron más mi familia y mi médico de Atención Primaria, el Dr. Caraballo, quien supo orientarme e informar a los míos durante mi ingreso hospitalario.

¿Cuáles han sido las secuelas?

Cuando me dieron el alta no podía caminar por el pasillo de casa sin sostenerme por las paredes. Fueron semanas de enorme cansancio, falta de aire para pequeños movimientos, gran pérdida de peso, dificultades para dormir y otros síntomas que me hicieron sentir muy frágil. Esta enfermedad es un golpe físico y también psíquico. Las primeras secuelas fueron respiratorias, perdiendo un porcentaje importante de mi capacidad, acompañadas de secuelas funcionales musculares. Un cansancio difícil de explicar.

¿Por qué ha decidido que el ejercicio físico es la mejor rehabilitación de las secuelas de la Covid-19?

Porque en nuestra profesión decimos que “la función hace el órgano”. Si no trabajas los déficits, nunca se superan. Además, es evidente que el deterioro fisiológico requiere un entrenamiento de las funciones que se han perdido. Si necesito mejorar mi función respiratoria, pues a trabajar la musculatura responsable de mi caja torácica, y si estoy cansado con actividades livianas, pues a reeducar los músculos que me permiten realizar mis actividades de la vida diaria con garantías. Eso sí, bajo la tutela de un profesional. En Sevilla tenemos excelentes licenciados en educación física, especialistas en recuperación funcional, uno de ellos es Pedro, quien está consiguiendo que vuelva a ser el de antes, incluso mejor.

Entonces, ¿debe ser una actividad dirigida por especialistas?

Claro, cada uno sabe de lo suyo. Quien sabe de entrenamiento es una persona especializada, que se ha formado en conocer los cambios biológicos que genera cada uno de los tipos de entrenamiento. Como ir compensando, sesión a sesión, aquello que necesitas mejorar en función a la respuesta. Es un entrenamiento personalizado y progresivo, pues no vale cualquier trabajo físico. Jugar con los descansos y entender cómo se coordinan los diferentes grupos musculares de nuestro organismo, es una ciencia y también un arte.

¿No es salir a caminar todos los días?

También, pero sobre todo es saber entrenar en función a las necesidades. Ese es el concepto y es lo que permite que una paciente con fibromialgia mejore, un dolor crónico de espalda desaparezca, una mujer con cáncer de mama recupere la funcionalidad tras la cirugía, un niño con parálisis cerebral vaya compensando sus déficits a lo largo del periodo de desarrollo, o en mi caso sea capaz de tener una vida activa, sea útil laboralmente y recupere mis capacidades. El ejercicio físico tutelado funciona.

¿Por qué no se prescribe ejercicio físico para la recuperación funcional tras la Covid-19?

Creo que es algo cultural. Quizás se percibe el ejercicio físico como algo solo lúdico, de ocio, y no nos damos cuenta de que la mejora de las capacidades físicas genera en el organismo una adaptación favorable para superar las adversidades que cualquier enfermedad provoca en nuestro cuerpo. En el caso de la infección por Covid los investigadores están encontrando hasta tres veces más riesgo de hospitalización en aquellas personas con menores niveles de fuerza muscular. Otros estudios publicados por investigadores del Hospital San Carlos en Madrid han demostrado que el ejercicio aumenta en 8 veces la supervivencia por la Covid-19 e incluso que el sedentarismo es de peor pronóstico que la edad. Se puede decir más alto, pero no más claro.

Usted colabora desde hace unos años con el Centro de Recuperación Funcional Muvhit, ¿disponen de un programa específico para los pacientes Covid?

Así es. Les decimos a los pacientes que nos solicitan ayuda que Muvhit no es un gimnasio, pero tampoco un centro de rehabilitación, que es un centro de recuperación funcional donde pueden volver a disponer de las capacidades perdidas por causa de una enfermedad o por el propio proceso biológico del envejecimiento. Lo hacemos con los que padecen dolor crónico de espalda, con patologías asociadas al envejecimiento, con pacientes cardíacos, obesos, diabéticos, oncológicos e incluso algunas patologías neurodegenerativas; y desde hace un año con pacientes Covid.

Pero eso solo lo pueden impartir los centros sanitarios...

Muvhit tiene licencia sanitaria, por lo que los pacientes que lo han necesitado durante esta pandemia han podido seguir entrenando de forma personalizada. En los momentos más duros del confinamiento pusimos en marcha una plataforma de entrenamiento “online” que en la actualidad tiene muchos seguidores a través de la web del centro. Ahora entrenamos a pacientes que residen en Londres, Madrid, Mallorca o Cádiz; y a sevillanos que tienen dificultades para desplazarse hasta las instalaciones. Nuestra filosofía es ayudarles en la recuperación, que aprendan rutinas de entrenamiento y que luego vuelen solos manteniendo una vida activa físicamente. Somos un centro que pretende innovar y cubrir un espacio necesario en nuestra sociedad. Lástima que el ejercicio físico no se encuentre dentro de la cartera de servicios del sistema sanitario. Llegará, pero todavía los responsables públicos no han dado un paso valiente en este sentido.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla