miércoles, 27 mayo 2020
22:40
, última actualización

El excontable de Lipasam señala que se apropió de un millón en 11 años porque «pasaba un mal momento»

Durante su declaración ha asegurado que "no ha habido nadie de Lipasam" que haya cooperado en los hechos

04 mar 2020 / 12:48 h - Actualizado: 04 mar 2020 / 12:58 h.
"Ayuntamiento de Sevilla","Patrimonio","Investigación","Laboral","Lipasam","Hacienda","Funcionarios","Limpieza"
  • El excontable de Lipasam señala que se apropió de un millón en 11 años porque «pasaba un mal momento»

El excontable de la sociedad Limpieza Pública y Protección Ambiental (Lipasam), perteneciente al Ayuntamiento de Sevilla, investigado por un presunto desfalco de 1.012.275 euros en las cuentas de la entidad, ha reconocido este miércoles ante el Juzgado de Instrucción número 14 de Sevilla que se apropió de esa cantidad durante 11 años, concretamente desde 2008, porque "pasaba por un mal momento económico".

En su declaración, en ausencia del fiscal, este hombre, contable en Lipasam desde 1989, ha precisado ante el juez que pasaba por "un mal momento económico y que se ha solucionado de la peor forma". En cuanto al dinero, ha asegurado que "no está", según han informado a los medios su defensa.

Al respecto el juez no ha impuesto ninguna medida cautelar hacia este hombre, que era empleado público laboral y ha pedido su baja voluntaria, y éste ha puesto a disposición del juzgado dos fincas urbanas de su propiedad, una en la capital y otra en la costa.

Por su parte, Lipasam, que se ha personado como acusación particular junto a Vox, ha pedido al juzgado que curse la investigación de sus cuentas, de sus sociedades tras detectar que figura en una, de su patrimonio y que se le realicen los embargos necesarios.

Durante su declaración, el excontable ha explicado que su modus operandi era que, "independientemente de los datos que aparecieran en la remesa de los pagos, en la base de datos del sistema informático figuraba como cuenta para realizar los ingresos su número y, posteriormente en cuestión de minutos, ponía el número de cuenta del proveedor". La empresa lo detectó porque "a veces" se le olvidaba realizar el cambio.

Este procedimiento, ha explicado, ha ocurrido en los últimos ingresos recibidos cuando ya no estaba en Lipasam pero que seguía figurando su cuenta bancaria en la base de datos, unas cantidades que "todas no se han llegado a ingresar" porque ha dado orden a su banco de rechazarlas. En concreto, ha asegurado que llegaban como concepto de transferencia procedente de Lipasam, así como que nunca le ha puesto ninguna objeción o reclamación por el ingreso y que se trataban de unas cantidades que no declaraba a Hacienda.

Al hilo, ha precisado que Hacienda ha hecho alguna reclamación a la empresa pero nunca sobre los proveedores o cantidades percibidas por el declarante y que en las auditorías nunca se detectó ningún problema.

De igual modo, ha asegurado que "no ha habido nadie de Lipasam" que haya cooperado en los hechos y ha reconocido que las prácticas que realizaba para apropiarse del dinero eran "difíciles de detectar" y que todas las transacciones económicas que realizaba no tenían que pasar necesariamente por un contrato y un pedido.

Su conociencia "no le dejaba descansar"

A su vez, ha manifestado ante el juez que su nómina al mes llegaba a los 2.500 euros, así como que a los pocos días de irse de Lipasam y porque su "conociencia no lo dejaba descansar" se personó en la Comisaría de Policía para reconocer su actuación. No obstante, ha precisado que los funcionarios no le dejaron declarar y al informarle de que había un procedimiento judicial abierto pidió hacerlo "inmediata y voluntariamente".

Fue el 20 de diciembre del año pasado, en concreto, cuando la empresa municipal interpuso su denuncia inicial contra este hombre, una vez constatado que el ya extrabajador de Lipasam pudo realizar de forma supuestamente irregular transferencias a una cuenta personal desde 2014 por un importe de 422.512 euros, unos hechos que pueden ser constitutivos de un delito de malversación continuada de caudales públicos de especial gravedad, así como de un delito continuado de falsedad.

En un segundo escrito, el 8 de enero, como consecuencia de una segunda fase de las investigaciones y constatar que los hechos se remontarían a 2008 y la cuantía defraudada podría ascender a 1.012.275 euros, la denuncia inicial fue ampliada con tales aspectos.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016