Menú

El lento avance de la parcela donde ya no se instalará Ikea

Sale a exposición pública la autorización ambiental para la urbanización de San Nicolás Oeste

30 abr 2017 / 07:38 h - Actualizado: 30 abr 2017 / 07:38 h.
"Bojarriba y Bojabajo"
  • La parcela donde se llegó a plantear el segundo Ikea. / José Luis Montero
    La parcela donde se llegó a plantear el segundo Ikea. / José Luis Montero

{Harta de la lentitud administrativa, la multinacional Ikea desistió hace seis meses de su plan de abrir su segunda tienda en Sevilla frente al aeropuerto, en una zona urbanística conocida como San Nicolás Oeste. Sin embargo, la tramitación del uso de esos terrenos avanza, aunque sea a la velocidad imperceptible con la que el Atlántico, dicen los geólogos, cada año es unos milímetros más ancho. Acaba de producirse en San Nicolás Oeste uno de estos movimientos, de un milímetro.

La Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en Sevilla hizo público en el BOJA del lunes que expondrá al público el procedimiento de Autorización Ambiental Unificada del proyecto que urbanizará la parcela, solicitado por la Junta de Compensación –los actores urbanísticos interesados en que ese suelo deje de ser un descampado entre el aeropuerto, el Parque Alcosa y Valdezorras–.

Comienza así un periodo de 30 días para que se puedan elevar alegaciones al proyecto, que se puede consultar en la sede de la Delegación Territorial de Medio Ambiente, en el barrio de Los Bermejales.

En febrero de este año, el tema de Portada La Gran Sevilla renace (día 6) recogía un reportaje de Helena Peña (Las áreas siguen esperando una oportunidad) en el que se mencionaba este estancamiento de San Nicolás Oeste. «Junto al aeropuerto sevillano, esta área de oportunidad [así define el plan urbanístico metropolitano, Potaus, las futuras zonas de desarrollo económico] pretendía reforzar el eje productivo en torno al aeropuerto y estaba considerada una oportunidad para el desarrollo de actividades logísticas, terciarias y comerciales, que complementarían a las previstas en el [vecinísimo] término de La Rinconada. El principal problema con el que siempre se ha topado ha sido la imposibilidad de construir la [circunvalación] SE-35 –de nuevo la culpa fue de una infraestructura–, lo que llevó a Ikea a renunciar al proyecto, según el PSOE, por la venta de humo del PP durante el mandato del exalcalde Juan Ignacio Zoido (PP) y, según los populares, por la mala planificación del gobierno municipal de Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE y la dejadez de la Junta. Los terrenos, mientras tanto, siguen esperando una mayor suerte».

El actual alcalde, Juan Espadas (PSOE), señaló al conocerse el abandono definitivo de Ikea que dudaba del interés real de la macrotienda en una entrevista a la cadena Ser, ya que el no «consiguió» el «verle la cara a los señores de Ikea».

Además, indicó que las «entretelas» del proyecto eran «complejas», ya que «dependían de una infraestructura que desde el principio tuvo problemas, que era la SE-35».

Buscó una alternativa como la circunvalación ya existente SE-20, «que no se ejecuta de manera rápida».

En todo caso, defendió que la ciudad «no puede condicionarse a ninguna iniciativa empresarial, por grande que sea».


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos