lunes, 25 octubre 2021
14:26
, última actualización
Salud

El Macarena se abona a la prescripción digital

Unas jornadas en el hospital sevillano destacan el papel 2.0 de los profesionales para tratar a los pacientes hoy en día

20 feb 2018 / 20:00 h - Actualizado: 21 feb 2018 / 08:37 h.
"Salud","Internet","Redes Sociales","Hospital Virgen Macarena"
  • Fachada del Hospital Virgen Macarena./ El Correo
    Fachada del Hospital Virgen Macarena./ El Correo
  • El Macarena se abona a la prescripción digital

En un mundo donde el sevillano vive pegado a la pantalla de su móvil y que la fama se consigue muchas veces a golpe de tweet, los profesionales sanitarios no pueden vivir en la prehistoria de la consulta y la receta en papel. Ellos lo saben perfectamente y, desde hace años, se aplican el cuento con la modernización de sus vínculos con el paciente. «Los profesionales tenemos que estar en las redes, se nos abren nuevos canales de comunicación», Cintia González, endocrinología, miembro del grupo de Tecnologías y Diabetes 2.0 de la Sociedad Española de Diabetes y una de las conferenciantes de Hacia un hospital 2.0, celebrada en la Facultad de Medicina del citado centro hospitalario.

Un coco en la red de redes como Joan Carles March, profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública, trazó el camino: «La gente confía en su profesional sanitario. Pero busca información en la red. La clave: buscar bien (...) La salud no puede ser menos. Es importante acompañar al paciente en este proceso: prescripción digital».

El Macarena, escenario de las jornadas, es un alumno aventajado gracias, en buena parte, por sus profesionales. Así lo confesó Carlos Míguez, medico especialista en Oncologia Radioterápica y encargado de mostrar la transformación digital del hospital. La base 2.0 del Macarena se trabaja desde hace una década, cuando se implantó el programa Telederma gracias a los doctores David Moreno y Lara Ferrandis y el técnico Juan Manuel Herrerías. Este servicio, iniciado en 2008, permitía al médico del centro de salud el enviar fotos de las lesiones cutáneas para que los especialistas del hospital decidieran si verlo en consulta o incluso extirpar. «Eso permitía más agilidad», explica Míguez, que indica que se exporta el modelo digital a otras patologías como la inflamatoria intestinal.

El nuevo paso está en que los pacientes indiquen síntomas para, desde internet, indicarles si se están descompensando. Hay iniciativas llevadas a cabo en diabetes, pero el objetivo marcado ya no solo por el hospital Macarena, sino por el conjunto del Servicio Andaluz de Salud (SAS) es tener ese vínculo virtual a las grandes patologías: los pacientes que han sufrido ictus, los incluidos en el plan andaluz de Oncología, los del Plan Andaluz de Dolor y, sobre todo, a la legión de pacientes crónicos que se esperan que copen la mayoría de atenciones en los hospitales en un futuro inmediato.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla