miércoles, 16 octubre 2019
13:22
, última actualización

El parking de Marqués de Paradas se pospone para el próximo mandato

El aparcamiento, de 358 plazas, está ideado para disuadir a los coches de entrar en el centro

Iñaki Alonso @alonsopons /
22 jul 2018 / 20:48 h - Actualizado: 22 jul 2018 / 21:33 h.
  • El aparcamiento proyectado está previsto en la confluencia de Marqués de Paradas y Julio César. / Jesús Barrera
    El aparcamiento proyectado está previsto en la confluencia de Marqués de Paradas y Julio César. / Jesús Barrera

El gobierno de Juan Espadas estaba empeñado en retomar la fórmula ya conocida de parkings disuasorios como parte de su estrategia de movilidad y así alejar los coches del casco histórico. E incluso había obtenido alianzas privadas para llevarlo a la práctica, ya que presupuestariamente era imposible acometerlo con fondos exclusivamente municipales. Así, se había avanzado en dos puntos estratégicos a las puertas del centro: Marqués de Paradas, para atender las demandas de zona del Museo; y las inmediaciones de Barqueta, para reducir la presencia del tráfico privado en la Alameda de Hércules.

El plan sigue vigente, pero queda como tarea pendiente de ejecutar para el siguiente mandato. Al menos en el caso del aparcamiento subterráneo proyectado en Marqués de Paradas y que iba a ser de cuatro plantas y con una capacidad de 358 plazas. El delegado de Movilidad, Juan Carlos Cabrera, indicó en una reciente junta del distrito Casco Antiguo que seguía en la agenda, pero que «no se haría en el presente mandato». Al respecto, indicó a los vecinos –que temían el inicio de obras para el verano–, que todavía había muchos trámites que resolver en la Gerencia de Urbanismo y acreditar la obra conforme a lo recogido en el vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) antes de salir a licitación. Y una vez resuelta la tramitación, se adjudicaría la obra, que tendría una duración de 18 meses, aunque difícilmente se iniciaría antes de mayo de 2019.

A esos plazos tan ajustados se añade otro hándicap: la oposición de parte de los residentes, con los que habrá que negociar. El parking en Marqués de Paradas contenta a los vecinos del entorno de la plaza del Museo, ya que un centenar de plazas se destinarían a residentes. Al menos así se recoge en la propuesta que planteó Dornier, empresa que gestiona aparcamientos rotatorios y de zona azul en toda España a través de su marca Empark. Pero no muestran ese mismo entusiasmo los vecinos de la zona afectada por las obras, representados por la asociación de vecinos Estación de Córdoba. Su presidenta, Lola Dávila, indicó que esta zona de la ciudad «está colmatada de aparcamientos». Al respecto, recordó que en la misma zona se encuentran los parkings de Paseo Colón (535 plazas), Mercado del Arenal (205), Plaza de la Magdalena (380), Arjona (967), el del centro comercial Plaza de Armas (720) y, por último, aunque algo más alejados, el de la plaza de la Concordia (635) y el de Albareda (328). Es decir, 3.770 plazas de aparcamiento que, asegura Dávila, «no se encuentran al cien por cien» de ocupación, salvo en ocasiones muy puntuales como Feria o Semana Santa.

De hecho, esta asociación había iniciado en primavera una campaña de recogida de firmas contra la construcción de este parking ante el temor de que las obras se iniciaran este verano y tuvieran «durante más de un año la calle Marqués de Paradas cortada al tráfico». Al respecto, cabe recordar que la actuación se produciría en la confluencia de esta calle con Julio César. Una vez conocido el retraso, la entidad vecinal ha decidido retomar esta campaña en septiembre.

Cabrera aseguró a los vecinos que la obra causaría las menas molestias posibles y reivindicó el efecto disuasorio. En el caso de Marqués de Paradas, se evitaría que los vehículos entraran hasta la Magdalena. En el parking propuesto en Torneo –cuya iniciativa parte también de la empresa Dornier y que contaría de inicio con 211 plazas–, haría de muro al tráfico en la Alameda de Hércules.

Con todo, el plan de aparcamientos se centrará en estos próximos meses más en la reutilización de solares, como ya se ha iniciado en la calle Campamento, en San Bernardo, con 300 plazas previstas, y en la plaza Montepirolo, en el barrio de Triana, con una previsión de 150 aparcamientos.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016