Espadas garantiza que parte de la Gavidia tendrá un uso social

El alcalde reitera la necesidad de compatibilizar la iniciativa privada y pública para financiar las obras

03 may 2016 / 21:47 h - Actualizado: 04 may 2016 / 08:07 h.
"Gavidia","Juan Bueno","Juan Espadas","Daniel González Rojas","Javier Millán","Susana Serrano"
  • El futuro de la antigua comisaría de la Gavidia sigue a debate. / José Luis Montero
    El futuro de la antigua comisaría de la Gavidia sigue a debate. / José Luis Montero

Una vez conocidas las conclusiones del informe sobre la Gavidia encargado por el Ayuntamiento, que determina que aunque las estructuras están dañadas, el edificio puede rehabilitarse y seguirá en pie, se reabre el debate sobre sus posibles usos.

El inmueble, que data de 1962, se va a mantener, pero ¿qué hacemos con la Gavidia? Pues teóricamente las posibilidades están limitadas por la calificación de SIPS (Suelo de Interés Público y Social) que tiene el edificio, lo que reserva un 20 por ciento al uso terciario. Aún así hay infinidad de posibilidades abiertas.

El alcalde, Juan Espadas, lo tiene claro y apuesta por darle un uso social, al menos en parte. «Hay distintas propuestas porque hay carencias socioculturales en el barrio», pero también aclara una clave que se antoja fundamental para su futuro: «intentar que la inversión pueda tener un nivel de financiación privada porque de lo contrario estaríamos detrayendo recursos públicos de otras necesidades de la ciudad».

Es decir, la intención municipal es que la iniciativa privada costee la rehabilitación del edificio algo que puede condicionar su futuro. «Estamos trabajando en una iniciativa que pueda compatibilizar el uso público con el interés privado. Eso que puede parecer un imposible para algunos es en lo que llevamos trabajando meses y cuando haya un proyecto encima de la mesa lo comunicaré. Hay que buscar a alguien dispuesto a jugar con esas reglas», detalla.

¿Y cuál es la postura del resto de partidos del Ayuntamiento? Pues Espadas gobierna en minoría y necesita de su apoyo. Curiosamente es el PP quien se posiciona más cerca de lo anunciado por el alcalde y apunta que «la inclusión de usos comerciales son perfectamente compatibles con equipamientos y servicios públicos». Y recuerda que tanto unos usos como otros «derivan en el fomento del empleo y la economía, porque lo que es necesario es que se convierta en un espacio útil después de tanto tiempo». Desde el PP ven no solo viable, sino «incluso recomendable la financiación público-privada para ahorrar costes a los sevillanos».

En el término medio está IU. Su portavoz, Daniel González Rojas, apunta que lo principal es definir el uso. Para ello recuerda al alcalde que «en el centro viven vecinos, no solo turistas. No queremos ni un centro comercial ni un gran hotel. No todas las iniciativas pueden ir encaminadas a atraer turismo». Y aboga que quizá el edificio no requiera de un gran proyecto si no que se puede ir abriendo por fases, de manera que se pueda dar uso más rápidamente y la financiación no sería tanto problema. De hecho, la amplitud del espacio abrió la puerta a una gestión mixta. «Una parte podría ser privada si eso ayuda a financiar, pero todo el espacio, no». Aunque González Rojas insiste en la gestión pública, «que no pase como en las Atarazanas, que se da a la iniciativa privada y ahora tenemos un problema».

En el polo opuesto se encuentra Participa Sevilla cuya portavoz, Susana Serrano, aboga por un futuro 100 por cien social. «La cuantía no es demasiado alta para que el Ayuntamiento la afronte o bien que ponga un 50 por ciento y otra administración el resto». «Apostamos por un uso público. En el centro se requieren espacios socioculturales», asegura y pide que en cualquier caso se tengan en cuenta las peticiones vecinales. Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Javier Millán, recuerda que es «una zona saturada de comercio donde lo que se requiere son equipamientos públicos».


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla