viernes, 14 agosto 2020
20:51
, última actualización
Coronavirus

«Esta crisis está acabando con las pocas fuerzas que nos quedan a los autónomos»

Entrevista a Palmira Redondo, autónoma y socia de ORPLARE

21 abr 2020 / 10:29 h - Actualizado: 21 abr 2020 / 10:32 h.
"Coronavirus"
  • «Esta crisis está acabando con las pocas fuerzas que nos quedan a los autónomos»

Palmira Redondo Pérez es una mujer autónoma que, junto a su padre Antonio Redondo Muñiz, maestro orfebre, regentan la Escuela de Joyería y Relojería ORPLARE, el único centro en Sevilla donde se imparten los cursos profesionales de "Joyería", "Relojería" y "Engaste". Esta pyme también funciona como taller de compostura, de venta online de joyas artesanales y acaba de retomar la fabricación de artículos personalizados. La empresaria sevillana estudió Relaciones Laborales y actualmente es socia de la empresa familiar. Con no pocas dificultades llevan sobreviviendo desde hace más de 20 años en este sector necesitado de jóvenes artesanos dedicados a oficios que requieren de habilidad manual y conocimientos especializados.

P-¿Cómo se las apaña ORPLARE para seguir disponible y satisfacer los pedidos?

R- Por desgracia hemos tenido que cesar la actividad en nuestro centro de formación, ya que con el estado de alarma es una de las actividades que primero se vieron afectadas por el cierre. Ahora las administraciones están tomando medidas para la impartición de formación a través de aulas virtuales, pero la verdad, para nosotros esa opción no es válida, ya que al ser una formación artesanal eminentemente práctica debemos ir corrigiendo continuamente al alumnado, incluso para ello ir retocándoles nosotros las piezas para seguir encauzándolas.

Por otra parte, nuestra otra línea de empresa está funcionando a medio gas, ya que no podemos atender de forma presencial al cliente pero sí seguimos trabajando en el diseño, la fabricación y las composturas de piezas; diseño 2D, corte y grabado láser; diseño 3D, fundición y terminación, haciéndolos llegar a través de mensajería. Aunque los pedidos han bajado escandalosamente en este periodo.

P- Seguramente muchos de sus propios clientes también se habrán visto afectados en lo personal y profesional por la crisis sanitaria

R- Claro, esto es un efecto dominó. Los clientes no pueden salir de sus casas, para muchos de ellos esta crisis sanitaria también se ha convertido, a la vez, en crisis económica. Muchos han perdido el empleo, otros están en Erte, otros simplemente les da miedo gastar por el desconocimiento de lo que vendrá.

P- A partir de esta semana han retomado la fabricación de joyería artesana personalizada, ya que aunque las comuniones se han aplazado para el mes de octubre, hay gente interesada en poder regalar con motivo del Día de la Madre. ¿Qué pedidos son los que están recibiendo actualmente?

R- Así es, tanto nuestro taller Discapjoyas como nuestras dos páginas web: www.joyeriaymoda.es y www.sevilladejoya.es siguen funcionando para ofrecer al cliente nuestros servicios como siempre con la calidad que nos caracteriza; y con un añadido más, trabajando en condiciones de seguridad para hacer llegar los pedidos lleguen lo más pronto posible, y con la atención personalizada de siempre.

P- Sus diseños personalizados de joyería son muy variados, desde medallas religiosas de arcángeles, hasta pisacorbatas de la portada de Sevilla o gemelos de letras enlazadas. ¿Qué encargos han tenido más originales o asombrosos?

R- Sí, intentamos personalizar al máximo nuestras piezas. Por una parte en la web de www.joyeriaymoda.es se encuentran piezas personalizadas al 100% y no sólo por el texto grabado y corte láser, sino que al ser nosotros fabricantes podemos ofrecerle cualquier tipo de diseño 2D que no tengamos en nuestra página. Hemos realizado, por ejemplo, las manos de un pianista en el mismo piano, alianzas con las huellas de los novios, brazaletes con la letra personalizada de la persona, colgante de dibujo realizado por un niño, etcétera

Las piezas más originales que hacemos actualmente son las joyas maternas realizadas con leche de cada mamá que, mediante un tratamiento, convertimos esa leche en joyas. También lo realizamos con cordón umbilical, pelos de mascotas, dientes e incluso cenizas de nuestros seres más queridos.

Además, en la web nuestros clientes pueden encontrar una gran cantidad de piezas con volumen en 3D, tanto enfocadas a joyería religiosa (medallas de vírgenes, cristos y santos) como a piezas de joyería en general: pulseras, colgantes, pendientes, anillos, alfileres, broches, gemelos, pin, solaperos, llaveros, figuras o pisacorbatas. Está también se pueden personalizar con algún grabado.

La pieza más original sin duda, un alfiler de tortuga en oro amarillo con volumen y todo el caparazón esmaltado a fuego de distintos colores.

P- Pese a que el oro es y seguirá siendo un metal precioso en alza, ¿la gente joven prefiere la plata al oro?

R- Más que preferir, creo que lo que hace que los jóvenes se decanten más por la plata es el precio. La juventud no aprecia como antes las piezas de oro como una inversión que, además, puedes lucirlas. Ahora es mucho más importante el diseño, la variedad y tener una joya que te llega al alma, que sea única con un significado especial para cada persona.

P- ¿Ante esta nueva situación una pyme familiar como la suya cómo afronta esta coyuntura?

R- Esta crisis sanitara, convertida en crisis económica, está acabando con las pocas fuerzas que nos quedan. Nos estábamos recuperando de la crisis del 2008 y fíjate lo que ha venido. A ello se unen varias dificultades, como son impartir cursos privados de joyería (antes eran subvencionado por Junta de Andalucía) a una población con pocos recursos económicos -muchos en situación de desempleo-, y poner en valor y alza la venta de piezas de joyería artesanales. Esta nueva crisis nos ha caído como un jarrón de agua fría.

P- En cuanto a sus tradicionales cursos presenciales de "Joyería", "Relojería" y "Engaste", ¿para cuándo tienen previsto impartirlos a sus alumnos?

R- Antes de la situación de alarma estábamos impartiendo cursos de "Joyería", "Enfilado de collares" y "Engaste". En cuanto el Gobierno central lo permita retomaremos nuestra actividad formativa. Actualmente tenemos abiertos grupos de mañana, tarde e intensivo para "Joyería".

P- La excesiva dependencia del turismo y de la construcción en Sevilla, está haciendo replantearse en estos momentos nuevas alternativas profesionales, ¿puede ser una buena salida profesional recuperar los oficios artesanales?

R- Ya lo creo, es una forma de autoempleo, ya que la mayoría de los alumnos que salen de nuestro centro trabajan por cuenta propia. De esta manera, también pondríamos en auge la artesanía, y en concreto, la orfebrería cuya cuna ha sido siempre Sevilla, por ser la cuidad más importante del arte sacro. Fomentando así la realización de piezas fabricadas de forma manual y la creatividad donde plasmar la originalidad de cada pieza.

P- Usted ha defendido en foros públicos la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en este sector. ¿Es cada vez es más numerosa la incorporación de la mujer como artista artesana?

R- Rotundamente sí. Hace 20 años en los cursos de joyería para 15 personas, que impartíamos de forma subvencionada por Junta de Andalucía, prácticamente el 100% de los bancos joyeros estaban ocupados por hombres. Hacíamos un gran esfuerzo por llegar a la paridad que, en la mayoría de los casos, resultaba imposible por la poca incorporación de mujeres.

Poco a poco el porcentaje de mujeres fue subiendo y hoy en los cursos privados -ya que no hay hoy en día programados cursos subvencionados-, ocupan el 90% de las plazas, igualmente intentamos en las medidas de nuestras posibilidades esa paridad. También reservamos desde siempre plazas para personas con discapacidad.

«Esta crisis está acabando con las pocas fuerzas que nos quedan a los autónomos»

P- ORPLARE está ubicado en el Parque Empresarial Arte Sacro de Sevilla, donde se enseñan a los alumnos desde las técnicas más artesanales a las más actuales aplicadas a la joyería artística: joyería, relojería, esmaltes, grabado, engaste, gemología, diseño de joyas, grabado a buril, microfusión y diseño asistido por ordenador. Tengo entendido que es el centro formativo de referencia en Sevilla.

R- La Escuela de Joyería y Relojería ORPLARE es un yacimiento de profesionales del sector. Su labor se centra en la formación y alta cualificación de especialistas artesanos. Su oferta formativa está dirigida tanto a personas que ven en esta ocupación una salida profesional viable, a la vez que contribuyen con la conservación de antiguos oficios artesanos, como a personas que por ocio, afición o desarrollo personal, quieren crear o reparar sus propias piezas.

La escuela se encuentra acreditada por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía para impartir Formación Profesional para el Empleo, conducente a la obtención de certificados de profesionalidad para las especialidades de "Reparación de joyería", "Elaboración de artículos de platería", "Reposición, montaje y mantenimiento de elementos de relojería fina" y "Restauración y reparación de relojes de época históricos". ORPLARE es la única escuela de joyería homologada por Junta de Andalucía en la ciudad de Sevilla, somos especialistas en formación del sector joyero.

P- Sus especialidades formativas están adaptadas a las necesidades del mercado. Como recalca usted, antes impartían cursos subvencionados por la Junta de Andalucía, pero ahora creo que son mayoritariamente de carácter privado. ¿Son económicamente accesibles?

R- Ese es un gran problema al que nos enfrentamos. Antes del 2012 cada año convocábamos uno o dos cursos del sector joyero subvencionado por Junta de Andalucía, con lo que el acceso a esta formación tenía un carácter universal, y podían acceder muchas personas con bajos recursos económicos. Se impartían unos cursos de 900 horas donde los alumnos salían con una gran base joyera, gracias al esfuerzo de una formación casi totalmente práctica. A partir de entonces pasaron mucho años sin programación formativa subvencionada, y una vez retomada en el 2016 apenas hubo programación de artesanía y, en concreto, para Sevilla nada de joyería.

Desde el 2012 tuvimos que adaptarnos y empezamos a programar, hasta hoy en día, nuestros actuales cursos privados a unos precios bastante asequibles, pero aún así difíciles de acceder para parte de nuestra población sevillana. Por ejemplo, el de "Joyería" tiene un coste de 174€/mes + kit herramientas, el de "Engaste" 200€/mes + kit herramientas y el de "Enfilado" 288 euros el curso completo

P- ¿Los cursos más demandados por sus alumnos cuáles son?

R- Los más demandados son los de joyería en los que se incluyen las técnicas básicas y avanzadas como pueden ser fundido, trazado, limado y segueteado, técnicas de estirado, de corte y embutido, de forja, de articulaciones y de damasquinado. Se pueden aplicar estas técnicas a cualquier metal, ya que estos cursos están adaptados para realizar trabajos de bisutería y complementos en diversos campos como sobre sombrerería, ropa y, piezas de orfebrería. Actualmente también preguntan mucho por el curso de "Diseño 3D".

P- Además de sus cursos tradicionales de carácter presencial sobre "Joyería", "Relojería" y "Engaste", ¿cuentan con cursos online?

R- No, nuestros cursos son presenciales y eminentemente prácticos. Esperaremos a que se levante el estado de alarma para retomar, lo más rápidamente posible, las acciones formativas que tuvimos que suspender y abrir el periodo de solicitud de los cursos que teníamos previstos.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016