lunes, 20 septiembre 2021
18:27
, última actualización

Estudiantes de Psicología, indignados por las escasas plazas PIR que se ofertan

El momento que está viviendo España, está dejando una huella emocional, por ahora imperceptible, que se hará notar en nuestra sociedad cuando todo esto acabe.

Carmen Osuna CarmenOsunaG /
15 nov 2020 / 04:00 h - Actualizado: 15 nov 2020 / 04:00 h.
"Psicología"
  • Estudiantes de Psicología, indignados por las escasas plazas PIR que se ofertan

Desde marzo, todo el país ha vivido cambios que probablemente no esperaba volver a vivir en su historia. Sin embargo, 2020 está siendo un año sacudido por muchos problemas y el aumento estadístico de los que ya existían.

Esta pandemia de la que queremos dejar de hablar cuanto antes, ha hecho que muchos de nosotros, nos sintamos solos. Obligados a una soledad no escogida. Han sido meses en los que cuatro paredes se han convertido en las únicas vistas que podíamos alcanzar. Se ha dicho adiós a viajes, a comidas en familia. Se ha dicho adiós a visitas inesperadas a los abuelos, al cine, al trabajo, a ir clase o de compras, a una noche con amigos y buena música, a los abrazos eternos. Hemos dicho adiós a la vida, a nuestra vida.

El hombre está hecho para relacionarse, la soledad no entra en sus mejores planes si no es porque quiera elegirla. Pero se ha visto obligado, como también se ha visto obligado a acabar con un contrato de trabajo, o a cobrar la mitad de lo que le pertenece por insuficiencia de horario y presupuesto. Algunos, están siendo obligados a pasar hambre, otros, a enfrentarse a ataques de ansiedad casi a diario. La depresión, es cada vez más abundante y un confinamiento, no es su mejor amigo. Las tasas de suicidio han aumentado un gran porcentaje como hicieron en 2008 y es que este parón económico está poniendo en entredicho nuestra salud, sobre todo, psicológica.

En un momento en el que se amplían plazas para MIR (especialidad de médicos) o EIR (especialidad de enfermeros), el PIR cuenta solo con 182 plazas para más de 4.400 aspirantes. En un momento en el que más de un 25% de personas están aisladas en esta crisis tanto sanitaria como social y económica. Momento en el que gran parte de la ciudadanía ha temido por morir o porque alguien de su familia muera por el virus. Un momento, en el que muchos han dejado las camillas del hospital para siempre, pero también su hogar sin despedirse ni de ellos mismos. En este momento, son menos de 5 los psicólogos que existen por cada 100.000 habitantes. Un momento en el que ellos saben que hacen falta.

Actualmente, más de 32.000 alumnos están matriculados en universidades tanto públicas como privadas, en psicología. Sin embargo, y ante la decadencia de esta profesión, que aseguran está siendo infravalorada, muchos de ellos se preguntan si sirve de algo ese título y están indignados ante la invisibilidad que se le presta a un colectivo sanitario tan importante en estos tiempos, demandando al gobierno el aumento de ese número de plazas PIR por el que tanto abogan.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla