Fomento dilata los pagos del enlace para Ikea hasta 2019

El Ministerio recoge cuatro millones, un tercio de lo fijado en el convenio con el Ayuntamiento. La ampliación del Metro y el Cercanías tendrá que esperar

Iñaki Alonso @alonsopons /
04 ago 2015 / 23:30 h - Actualizado: 05 ago 2015 / 12:09 h.
"Economía","Infraestructuras"
  • Centro comercial Ikea en Castilleja de la Cuesta. / Javier Cuesta
    Centro comercial Ikea en Castilleja de la Cuesta. / Javier Cuesta

El acceso al futuro Ikea quedó recogido ayer en el proyecto de presupuestos para 2016. Ese era el acuerdo que suscribió el Ministerio de Fomento con el Ayuntamiento en abril pasado, por el cual el departamento de Ana Pastor se comprometía a aportar un montante de 13,5 millones para costear los enlaces de la SE-20, la Ronda Supernorte, con los terrenos de San Nicolás Oeste, donde se instalará la multinacional sueca. Pero, dentro del compromiso formalizado, el Estado realizaba una variación en las cuentas estatales. Una letra pequeña que nada ha gustado al actual Consistorio hispalense.

Fomento tiene reservados para 2016 los primeros cuatro millones de euros para el cumplimiento del convenio para el enlace del Ikea. Idéntica cantidad que recogió hace un año, pero para el enlace de la avenida Emilio Lemos con la A-8008, que fue tumbado por la negativa expresa de la Unión Europea. Hasta ahí todo bien. Sin embargo, la proyección presupuestaria recoge que Fomento abonaría su compromiso con Sevilla en plazos que dilatarían la entrega del montante al año 2019, a razón de más de tres millones de euros anuales. Esas estimaciones supondria un incumplimiento del convenio con Fomento, que acordó entregar la cuantía total antes de 2017.

Es la enésima piedra en el camino y la segunda en apenas unos días, ya que el pasado viernes el Pleno municipal dejó en punto muerto el proyecto de acceso a Ikea a la espera de subsanar una serie de errores detectados en el convenio suscrito con el Ministerio de Fomento.

De todos modos, el convenio con Ikea es lo más llamativo en el capítulo de apuestas inversoras del Gobierno central con la capital hispalense, que vuelve a ver cómo varios proyectos pendientes deben esperar, al menos, un año más. La ampliación de la red de Metro, por ejemplo, se da en cada presupuesto por perdida, al menos, mientras persistan los años de carestía. De momento, el chicle de las cuentas estatales da solo para cumplir con la transferencia de 6,7 millones en concepto de «financiación de infraestructuras del transporte metropolitano de Sevilla». Esto es, la línea 1 del Metro.

No hay, por tanto, más suburbano. Pero tampoco hay más Cercanías. Sí se estima una inversión de 100.000 euros para la red, pero su destino será la elaboración de estudios, como ya ocurriera en ejercicios anteriores. Es más, la cuantía se antoja escasa para afrontar el añejo proyecto de prolongación de la línea C-2 desde la Cartuja a Blas Infante, en Los Remedios, para enlazar con el Metro; o el más nuevo, el de unir la estación de la Cartuja con Torretriana, para instalar allí un nudo intermodal de transportes que pudiera rebajar el volumen de tráfico que se espera con la puesta en servicio de la Torre Pelli

En todo caso, no solo proyectos sin partidas en la capital hispalense. De hecho, los PGE recogen una última partida –mínima de 350.000 euros– para pulir los últimos detalles de la ampliación de la sede del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en La Cartuja, o la reserva de una cantidad de 3,5 millones para las conducciones que el agua de Melonares llegue a la red de Emasesa. Una conexión que quedó inaugurada, por cierto, en marzo pasado.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos