jueves, 26 noviembre 2020
20:13
, última actualización

«¿Hay un médico a bordo?»

En pleno vuelo rumbo a Buenos Aires, una mujer sufrió un ataque epiléptico y fue socorrida por cuatro facultativos del hospital de Valme

18 nov 2019 / 11:10 h - Actualizado: 18 nov 2019 / 13:58 h.
"Salud","Medicina"
  • Los cuatro médicos justo antes de embarcar en el vuelo a Buenos Aires. / El Correo
    Los cuatro médicos justo antes de embarcar en el vuelo a Buenos Aires. / El Correo

«¿Hay un médico a bordo?», podría ser la escena de cualquier película de las que echan en la tele a media tarde. Esta vez, la realidad superó a la ficción y la pregunta saltó en el aire en medio de un avión al que aún le quedaban tres horas para aterrizar. Ocurrió el viernes, en un viaje desde Madrid hacia Buenos Aires, y los héroes de la película fueron cuatro jóvenes médicos del Hospital de Valme que se disponían a disfrutar de 18 días de vacaciones en la capital argentina.

Santiago Gómez, Mario López, José Miguel Carreño y Antonio Guzmán levantaron la mano ante la pregunta de una de las azafatas y fueron los encargados, con ayuda de otra enfermera que también se encontraba a bordo, de atender a una joven, también española, que presentaba unas convulsiones que no paraban.

Los cuatro médicos procedían de especialidades diferentes: dos anestesistas, un cardiólogo y un psiquiatra utilizaron los equipos médicos que se guardaban en el avión para casos de urgencia, y éste lo era: la joven sufría una crisis epiléptica y no respiraba. «Ante estos casos hay que atender inmediatamente», cuenta la madre de uno de los anestesistas.

Y comieron perdices

Iniciaron inmediatamente las maniobras de reanimación para darle soporte de ventilación y colocaron una vía para poder suministrarle la medicación, que se encontraba en el avión. Después de la tormenta vino la calma y esta historia acaba con final feliz.

«Cuando me llamaron al aterrizar estaban contentísimos. Nada más llegar a tierra se llevaron a la chica a un hospital de Argentina y ellos fueron recibidos entre aplausos. Las azafatas les regalaron unas botellas, no sabían cómo agradecérselo», relata su madre.

Todos ellos preparan actualmente el MIR (Médico Interno Residente), el sistema para formar a médicos especialistas en España. «La suerte de esta historia es que cada uno proceda de una especialidad diferente. En un vuelo de corta distancia, el avión se hubiese desviado para aterrizar. Pero con tres horas más de viaje por delante... Esa chica ha vuelto a nacer».


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016