Menú

¿Hay un “Planeta X” en nuestro sistema solar y no lo sabemos?

Aunque no se ha confirmado la existencia de este planeta, los científicos han encontrado evidencia que sugiere que podría estar allí.

12 ago 2023 / 04:45 h - Actualizado: 12 ago 2023 / 04:45 h.
"La aventura del misterio"
  • Planeta X - ECA
    Planeta X - ECA

Planeta X, también conocido como Nibiru, es un hipotético noveno planeta en nuestro sistema solar que se encuentra más allá de la órbita de Neptuno. Se cree que es un planeta gigante similar a Júpiter y Saturno, con una masa varias veces mayor que la de la Tierra. Aunque se ha hablado mucho, especulativamente, sobre la existencia de un noveno planeta durante décadas, fue el astrónomo Mike Brown quien lo popularizó en 2016.

Brown y su equipo descubrieron evidencia de un planeta enano en una región distante del sistema solar, más allá de Neptuno, llamado Sedna. La órbita de Sedna era inusualmente alargada y elongada, lo que sugiere que algo grande y masivo estaba influenciando su trayectoria. Brown y su equipo concluyeron que solo un planeta gigante podría tener suficiente masa para afectar la órbita de Sedna de esta manera.

Desde entonces, otros científicos han buscado evidencia adicional de la existencia de Planeta X. Algunos han especulado que podría haberse formado en los primeros días del sistema solar, pero fue expulsado por la gravedad de Júpiter y Saturno. Otros han sugerido que podría haber sido capturado por la gravedad del Sol de una estrella cercana que pasó.

¿Se ha descubierto?

Aunque no se ha confirmado la existencia de Planeta X, los científicos han encontrado evidencia que sugiere que podría estar allí. En 2015, los astrónomos Scott Sheppard y Chad Trujillo descubrieron un objeto distante en el sistema solar llamado 2012 VP113. Al igual que Sedna, la órbita de 2012 VP113 es alargada e inusual, lo que sugiere la influencia de un objeto masivo.

Luego, en 2016, Brown y su equipo descubrieron otro objeto distante llamado 2014 UZ224. Al igual que Sedna y 2012 VP113, su órbita era inusualmente alargada e inclinada. Brown y su equipo argumentaron que solo un objeto masivo podría explicar estas órbitas extrañas.

Desde entonces, otros astrónomos han encontrado evidencia adicional de la existencia de Planeta X. En 2019, el astrónomo Konstantin Batygin y su equipo publicaron un estudio que describía cómo la presencia de un noveno planeta en el sistema solar podría explicar las órbitas extrañas de varios objetos distantes. Según su modelo, Planeta X tendría una órbita elíptica alrededor del Sol que lo lleva a una distancia máxima de unas 1,000 unidades astronómicas (UA) del Sol (1 UA es la distancia promedio entre la Tierra y el Sol). El equipo de Batygin incluso propuso una ubicación preliminar para Planeta X, que se encuentra a unas 400 UA del Sol.

Sin embargo, a pesar de todas estas pistas, los científicos aún no han encontrado evidencia directa de la existencia de Planeta X.

¿Qué evidencia respalda su existencia?

Aunque no se ha encontrado evidencia directa de Planeta X, los científicos han encontrado evidencia indirecta que sugiere su existencia. Como se mencionó anteriormente, la órbita de Sedna, 2012 VP113 y 2014 UZ224 es inusualmente alargada e inclinada, lo que sugiere que está siendo influenciada por un objeto masivo en el sistema solar.

Además, los modelos computacionales sugieren que un noveno planeta en el sistema solar podría explicar las órbitas extrañas de estos objetos distantes. También se ha descubierto que otros objetos transneptunianos, como los llamados “objetos extremadamente distantes” (ETNO), tienen órbitas que, igualmente, podrían explicarse por la presencia de un noveno planeta.

Por ejemplo, en 2018, un equipo de científicos liderado por el astrofísico Carlos de la Fuente Marcos descubrió que varios ETNO comparten un punto de perihelio, o el punto más cercano al Sol en sus órbitas. Los científicos sugirieron que solo un objeto masivo en el sistema solar podría explicar esta agrupación de puntos de perihelio.

Además, en 2020, un grupo de científicos liderado por el astrofísico Jacob Fleisig descubrió patrones inusuales en la órbita de los asteroides troyanos de Júpiter, que son asteroides que comparten la órbita de Júpiter pero se mantienen en lugares específicos en relación con el gigante gaseoso. Los científicos sugirieron que estos patrones podrían explicarse por la presencia de un noveno planeta en el sistema solar.

¿Por qué es importante encontrar Planeta X?

La búsqueda de Planeta X es importante por varias razones. En primer lugar, si se confirma su existencia, sería el noveno planeta del sistema solar y cambiaría nuestra comprensión de la estructura y la historia de nuestro sistema solar. También podría arrojar luz sobre cómo se formó el sistema solar y cómo evolucionó a lo largo del tiempo.

Además, la búsqueda de Planeta X también puede ayudarnos a comprender mejor los objetos distantes en el sistema solar, incluidos los cometas y asteroides. Si hay un noveno planeta influyendo en las órbitas de estos objetos, esto podría tener implicaciones para nuestra comprensión de cómo se mueven estos objetos y cómo podrían afectar ala Tierra en el futuro. También podría ayudarnos a identificar objetos potencialmente peligrosos que podrían amenazar nuestro planeta.

Además, la búsqueda de Planeta X también podría tener implicaciones para nuestra comprensión de la formación y evolución de los planetas en general. Si se confirma la existencia de un noveno planeta en nuestro sistema solar, podría ayudarnos a comprender mejor cómo se forman los planetas gigantes y cómo se distribuyen en el espacio.

¿Por qué aún no se ha encontrado?

A pesar de la búsqueda exhaustiva de Planeta X, aún no se ha encontrado evidencia directa de su existencia. Una de las razones por las que es tan difícil encontrar Planeta X es que se encuentra muy lejos del Sol y es extremadamente difícil de detectar.

Además, Planeta X podría estar oculto detrás de una nube de polvo y gas en el borde del sistema solar, lo que lo haría aún más difícil de encontrar. Los científicos también han sugerido que la órbita de Planeta X podría ser muy inclinada en relación con el plano orbital de los otros planetas del sistema solar, lo que dificultaría su detección.

Otra razón por la que aún no se ha encontrado Planeta X es que los científicos aún no están seguros de dónde buscar. Si bien se ha propuesto una ubicación preliminar para el noveno planeta, aún no se ha confirmado su ubicación exacta.

La búsqueda de Planeta X es un tema fascinante y en constante evolución en la astronomía. Aunque aún no se ha encontrado evidencia directa de su existencia, los científicos han descubierto evidencia indirecta que sugiere que podría estar allí.

Si se confirma su existencia, cambiaría nuestra comprensión de la estructura y la historia de nuestro sistema solar y podría tener implicaciones para nuestra comprensión de la formación y evolución de los planetas en general.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos