miércoles, 08 julio 2020
09:07
, última actualización
Coronavirus

Imprescindibles en la batalla contra el coronavirus

Un enfermero, una profesora, un Guardia Civil y una dependienta de un supermercado ofrecen sus testimonios para conocer más la labor que realizan cada uno de ellos

Verónica Ojeda verojeper /
09 abr 2020 / 05:00 h - Actualizado: 09 abr 2020 / 05:00 h.
"Empleo","Coronavirus"
  • Imprescindibles en la batalla contra el coronavirus

Enfermeros, Guardias Civiles, profesoras, dependientas de supermercado, entre otros muchos colectivos, son personas imprescindibles en esta crisis sanitaria. Gracias al esfuerzo, el trabajo, la constancia y la solidaridad que aporta cada uno, cada vez es más posible ganar esta batalla contra el Covid-19.

Se han convertido en héroes contra el coronavirus, cada uno en su ámbito. Marco Antonio Ordoñez, enfermero SUAP, salva todas las vidas que puede cada vez que va a trabajar. Consuelo Nieto, profesora de instituto, usa sus mejores armas: la enseñanza, el aprendizaje, su cariño y sus conocimientos, para hacer de sus alumnos mejores personas en esta crisis sanitaria. Alejandro Vázquez, Guardia Civil, se levanta cada día, se pone el uniforme y sale a la calle para evitar la expansión del virus y concienciar a los ciudadanos. Por último, Svitlana Semenikhina, dependienta y propietaria de una tienda de alimentación, abre cada mañana su tienda para que podamos seguir abasteciendo nuestros hogares de comida con total normalidad.

Todas estas personas son gente anónima que forman parte de nuestro día a día y que continúan manteniendo la fuerza y luz en su mirada. Ellos, como muchas otras personas, han decidido levantarse cada día y asumir el riesgo que supone salir a la calle para ofrecer a los demás los servicios esenciales. Gracias a ellos, hoy España funciona.

Marco Antonio Ordoñez, enfermero SUAP en Sevilla: “Me alivia pensar que he elegido la profesión que quería, que me gustaba y que me compensa”

Imprescindibles en la batalla contra el coronavirus

“Soy enfermero SUAP, aunque, quizás, así no te suene. Somos las ambulancias con el símbolo naranja”, así tiene que explicar un enfermero de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) dónde trabaja. Los enfermeros de los SUAP deberían ser reconocidos, al igual que muchas otras profesiones, por su nombre y por su labor ahora, durante la crisis sanitaria, y siempre.

El equipo de enfermeros de los SUAP tiene “mucha carga de trabajo ahora” y “turnos el doble de intensos”. Durante estos días se dice mucho que “los enfermeros están en primera línea de batalla”, sin embargo, ¿con qué armas? Marco Antonio Ordoñez, enfermero SUAP, nos explica que disponen de medios mínimos y muy limitados. “Mi equipo y yo hacemos todo lo que podemos con los recursos que tenemos, no es tiempo de pedir responsabilidades”. Lleva 20 años en esta profesión que, para él, es “vocacional” y también, “un trabajo para el que tienes que estar preparado porque tienes que enfrentarte a situaciones muy complicadas”.

Ordoñez acude, sobre todo, a domicilios con pacientes con posible contagio de Covid-19. Confiesa que estos días están siendo “muy caóticos, con cambios continuos del protocolo y falta de material. Pero, a pesar de todo, intentamos apañarnos con lo que tenemos y proteger tanto a nosotros mismos como al paciente”.

“Ahora la gente te lo da todo”. Ordoñez está impresionado por la solidaridad de las personas de Sevilla, “mucha gente se está moviendo de forma totalmente desinteresada”. “Me dan mucha fuerza los aplausos de la gente. Siento que ahora me valoran un poco más”.

Marco Antonio nos cuenta cómo la gente le para por la calle y les suele decir: “Gracias por arriesgar tu vida por los demás”. “Esos pequeños detalles que la gente me demuestra me hacen ver que he elegido la profesión que quería, que me gustaba y que me compensa”.

Consuelo Nieto, profesora de un instituto sevillano: “Lo único que quiero es reencontrarme con los alumnos de mi clase y volver a la normalidad”

Imprescindibles en la batalla contra el coronavirus

La educación es uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad. Por ello, la labor del profesorado de los diversos centros educativos es esencial en esta crisis sanitaria. Gracias al trabajo y esfuerzo de estos profesionales, prácticamente todo el alumnado de la comunidad educativa tiene garantizada la continuidad de las actividades educativas. Consuelo Nieto, profesora de física y química en el IES Margarita Salas de Sevilla, se está esforzando para que su alumnado de ESO y bachillerato pueda seguir aprendiendo desde casa. En pocos días, su instituto se ha coordinado para preparar actividades, poner en marcha distintas plataformas educativas online y facilitar la comunicación con el alumnado y las familias.

Una profesora con 30 años de recorrido que ha cuadruplicado su trabajo por su alumnado. “Antes, muchas cuestiones se solucionaban de forma grupal en la clase. Pero ahora, ayudo a los alumnos uno por uno. Mi trabajo y esfuerzo es mucho mayor”, explica a El Correo de Andalucía. De hecho, Nieto no solo es profesora, sino que también aporta su granito de arena cosiendo mascarillas junto a otras profesoras. “No hay mayor acto de solidaridad que sacar de nuestro tiempo y dinero recursos para quienes trabajan en la sanidad”. “Entre impartir clases y hacer mascarillas me va a dar un soponcio”, explica entre risas.

“No queremos que los alumnos salgan perjudicados de esta situación. Por eso, estamos trabajando todos los días con ellos de una forma más pausada, resolviendo todas las dudas que puedan tener”. Asimismo, la profesora Consuelo destaca que ha observado “una mayor dedicación y trabajo por parte de algunos alumnos”. No obstante, la situación de cada alumno es muy diferente. De ahí que Consuelo adapte su enseñanza a la situación particular de cada uno. “En mi clase tengo tres alumnos que son hermanos, y no puedo exigir a su padre que tenga tres ordenadores para realizar exámenes”.

“Intento motivar a los alumnos teniendo un contacto directo con ellos mediante las plataformas online. Les transmito un mensaje de tranquilidad y mucho cariño”. “Lo único que quiero ahora es reencontrarme con los alumnos de mi clase y volver a la normalidad. Tengo muchas ganas de verlos”.

Alejandro Vázquez, Guardia Civil: “Le doy las gracias a todo el mundo por cómo se comportan con nosotros y por los aplausos”

Imprescindibles en la batalla contra el coronavirus

Alejandro Vázquez representa a muchos de los Guardias Civiles que están saliendo cada día a la calle para velar por la seguridad ciudadana. “Ahora mismo, nuestra mayor responsabilidad es comprobar los motivos por los que la gente está en la calle para ver si realmente es un motivo de necesidad. Hay que controlar que la gente no salga a la calle porque sí”, explica. Pero su compromiso va más allá, “intento concienciar y hablar con las personas para que no salgan a la calle sin motivo. Eso es mucho más valioso que decirle que le voy a poner una multa”.

Para Vázquez, igual que para muchas personas, resulta “chocante” salir a trabajar y no ver a casi nadie en la calle. “No estamos acostumbrados a esta situación, impresiona muchísimo”.

Durante estos días, su comandancia ha “extremado las medidas de higiene”. “Nos han cambiado los turnos de trabajo y entramos con turnos fijos, así es más fácil controlar el contagio si alguno contrae el virus”. Cuenta a este periódico que utilizan guantes y mascarillas “siempre que tenemos”.

“Se nota el compromiso social, si no fuese por la colaboración de todos los ciudadanos, no sería posible lo que estamos consiguiendo en nuestro trabajo”. Vázquez ha recibido muchos gestos de solidaridad en su comandancia. “La gente nos manda guantes, mascarillas de papel y de tela y trajes desechables. Le doy las gracias a todo el mundo por cómo se comportan con nosotros. Cada uno aporta su granito de arena a su manera y entre todos estamos aportando lo mejor de nosotros”.

Los Guardias Civiles agradecen muchísimo los aplausos, y Vázquez anima a “aplaudir a los sanitarios que están en situaciones muy complicadas, a los trabajadores de los supermercados, a las personas que trabajan en el campo, y a los transportistas que están echando muchísimas horas”. Esta cuarentena está dejando momentos muy especiales cada día, y la Guardia Civil también muestra su cariño a todas las personas. De hecho, Vázquez nos explica cómo intentan animar a los más pequeños con canciones, cantándoles cumpleaños feliz o hablando con ellos. “Es muy bonito sentir que lo que hago ayuda a las personas”.

Svitlana Semenikhina, propietaria de una tienda de alimentación: “Todos los clientes se preocupan mucho por nosotros”

Imprescindibles en la batalla contra el coronavirus

Svitlana Semenikhina es propietaria de la tienda de alimentación Combini Market, pero también trabaja allí como muchos otros autónomos. Va a trabajar cada mañana desde hace 10 años todos los días de la semana y, ahora, durante los días de estado de alarma, sigue acudiendo durante 12 horas diarias de cara al público.

Semenikhina se la juega a diario para atender al público y cuenta a El Correo de Andalucía cómo ha reforzado las medidas en la tienda para evitar el contagio del virus: “Hemos reforzado la seguridad de la tienda para controlar el aforo, de este modo, pueden entrar solo dos clientes a la vez. Además, intentamos que mantengan una distancia de seguridad en todo momento”.

Al igual que la mayoría de los autónomos, Semenikhina ha observado “un descenso de su clientela”. “Espero que todo esto pase rápido, estoy segura de que pronto volveremos a la normalidad”. Además, destaca que le llama la atención que hayan aumentado “las ventas de alcohol”, cuando deberían venderse más otros productos que sí son esenciales. “Algunos clientes solo bajan para comprar productos como pan o leche, pero siempre hay algunos que suelen venir a por productos que no son necesarios como la cerveza”.

Semenikhina transmite mucha fuerza y esperanza y, sobre todo, un trato cercano con sus clientes. Por eso, muchos se han volcado con ella y sus trabajadores en estos días tan difíciles. “Todos los clientes se preocupan mucho por nosotros. De hecho, un cliente de la tienda, sin conocernos apenas, nos ha regalado unas viseras de plástico y mascarillas para que así estuviéramos más protegidos”, cuenta emocionada.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016