Menú

Incautan en Sevilla 30.000 mascarillas quirúrgicas falsas

02 mar 2022 / 14:24 h - Actualizado: 02 mar 2022 / 14:27 h.
"Propiedad intelectual","Incendios","Policía Local","Bomberos","Juguetes","Fraude","Seguridad"
  • Incautan en Sevilla 30.000 mascarillas quirúrgicas falsas

Agentes de la Policía Local y de Bomberos de Sevilla han precintado cinco naves localizadas en el Polígono Industrial Carretera Amarilla (PICA) por presentar graves problemas de seguridad. Durante su inspección, en su interior se localizaron 7.500 productos falsificados, con un valor que ronda los 200.000 euros, 30.000 mascarillas quirúrgicas sin sello de garantía ni certificado de calidad y 6.000 artículos pirotécnicos preparados para su envasado sin cumplir la normativa, según los datos aportados por el delegado Juan Carlos Cabrera, que ha dado los detalles del resultado de esta operación.

La operación sucede diez días después de que los efectivos municipales actuasen en el incendio de un establecimiento similar y resulta además relevante por el material que ha sido intervenido puesto que supone un delito contra la propiedad intelectual, la repercusión negativa sobre la imagen y el negocio de las marcas afectadas, fraude al consumidor y competencia desleal con las empresas que sí cumplen con las correspondientes normativas, como explica el Consistorio en un comunicado.

Por estos motivos, se han iniciado los correspondientes procedimientos judiciales contra la persona propietaria, que ha sido imputada y se le atribuye un presunto delito contra la propiedad intelectual, y las naves han quedado precintadas.

Durante la operación, los agentes comprobaron que la nave inspeccionada se comunicaba a través de grandes butrones realizados en las paredes con cuatro naves colindantes. De esta forma, aumentaba la capacidad de almacenaje no legalizado en espacios que desde el exterior parecían sin actividad. En su interior, el recinto carecía de un sistema de extinción de incendio adecuado o de salidas de emergencias.

La mercancía se apilaba superando la altura máxima permitida, en pasillos muy estrechos, sin respetar la distancia mínima de 1,80 metros. Además, abundante material se amontonaba directamente en el suelo. La disposición de almacenamiento de mercancía textil, juguetes y artículos altamente inflamables no guardaba las condiciones de seguridad y prevención de incendios exigidas por la normativa, por lo que en caso de siniestro resultaría completamente imposible su control.

Estas "imprudentes condiciones" del establecimiento motivaron que Bomberos y Policía Local procediesen al cese de la actividad para evitar riesgos para clientes y trabajadores y las naves quedaron precintadas.

Cabrera ha felicitado a los agentes que han participado en el operativo de identificación y registro y ha apuntado que son los bomberos "los que asumen un riesgo añadido cuando se enfrentan a incendios de grandes proporciones en establecimientos de estas dimensiones que incumplen con la normativa". Además, "existe un riesgo para los consumidores y usuarios en espacios no acondicionados o en la adquisición de productos y servicios que no cumplen con la legalidad y la normativa vigentes", ha abundado.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos