jueves, 19 septiembre 2019
22:47
, última actualización
Barrios

La botellona y los coches discotecas ‘resisten’ en Los Remedios

Los vecinos piden cerrar al tráfico la calle Gitanillo de Triana, donde se ha extendido la movida tras el desmontaje de la portada de Feria

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
03 sep 2019 / 13:23 h - Actualizado: 03 sep 2019 / 14:09 h.
  • La botellona y los coches discotecas ‘resisten’ en Los Remedios
  • La botellona y los coches discotecas ‘resisten’ en Los Remedios
  • La botellona y los coches discotecas ‘resisten’ en Los Remedios
  • La botellona y los coches discotecas ‘resisten’ en Los Remedios
  • La botellona y los coches discotecas ‘resisten’ en Los Remedios
  • La botellona y los coches discotecas ‘resisten’ en Los Remedios
  • La botellona y los coches discotecas ‘resisten’ en Los Remedios
  • La botellona y los coches discotecas ‘resisten’ en Los Remedios
  • La botellona y los coches discotecas ‘resisten’ en Los Remedios
  • La botellona y los coches discotecas ‘resisten’ en Los Remedios

La movida juvenil no da tregua a Los Remedios. La botellona y los coches discotecas campan a sus anchas en los terrenos del campo de la Feria de Abril, toda vez que han concluido los trabajos de desmontaje de la portada. Los vecinos exigen al Ayuntamiento de Sevilla el cierre al tráfico de la calle Gitanillo de Triana, donde este verano se ha extendido la concentración de jóvenes “bebiendo alcohol y armando jaleo” hasta altas horas de la madrugada. Ello, denuncian, atenta contra el derecho al descanso de los residentes que viven en los bloques más próximos al recinto ferial.

No se puede hablar en casa. Mucho menos conciliar el sueño con las ventanas abiertas. El ruido de fondo es insoportable y, a veces, dura hasta las cuatro de la madrugada. Es un atentado a nuestro descanso y al medio ambiente”. Los vecinos de Los Remedios no pueden más. Aseguran que la botellona y sus nocivos efectos les han acompañado todo el verano. Ahora temen que con la vuelta de las vacaciones y al regreso a la ciudad, el problema se agrave los próximos fines de semana. “Todos los días se ven coches discotecas con la música a tope. Al llegar el fin de semana, son bastantes más numerosos. Tememos que este número aumente mucho más con el primer fin de semana de septiembre”, explica el presidente de la Asociación de Vecinos de Los Remedios, José María Cañizares, que estos días ha estado recabando el testimonio de residentes afectados por los ruidos y otras molestias derivadas de esta botellona que conforman “jóvenes de Sevilla y de los alrededores, donde no les dejan y aquí lo hacen con total impunidad”.

En este sentido, el representante vecinal ha señalado que ya han solicitado medidas pero que, de momento, no se ha hecho nada. “A final de julio, solicitamos a la delegación de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla el cierre al tráfico de la calle Gitanillo de Triana, dentro del recinto ferial, toda vez que ya ha concluido el desmontaje de la portada de la Feria. Lamentablemente no se ha cerrado y tenemos allí la botellona”. Cañizares recuerda que otros años, a petición de los vecinos, se ha cerrado esta zona. Si bien, recuerda que el año pasado se mantuvo abierta mientras se realizaban los trabajos de reforma la calle Flota de Indias.

De igual manera, los vecinos de Los Remedios piden mano dura con la botellona y los coches discotecas, y que “la Policía Local actúe” para hacer cumplir las leyes (Ley Antibotellona) y garantizar el derecho al descanso de los vecinos.

“Caos” de aparcamiento en la portada de Feria

En otro orden de cosas, la asociación de vecinos de Los Remedios alerta de que continúa “el caos de aparcamiento” en zona portada de la Feria, con “coches estacionados encima de las aceras, impidiendo el paso de peatones”; y otros sobre los parterres “que suponen un peligro para la circulación, ya que no permiten ver los vehículos que vienen por el otro carril”.

Igualmente el “abandono crónico” del barrio se evidencia también en los “alcorques vacíos”, y “otros muchos con tocones abandonados, e, incluso, cegados con cemento o destrozados, como en Virgen de Luján y Flota de Indias”.

A ello hay que sumar, según relato vecinal, que “la mayoría de las calles del barrio están sin sombra por la escasez de arbolado” y que “no se hace un vaciado inminente del estanque del Parque de los Príncipes, con el consiguiente sufrimiento y muerte de patos, peces y galápagos”.

Por último, la entidad vecinal denuncia públicamente “el misterio” que existe alrededor del futuro de la antigua fábrica de Altadis o del complejo de la Politécnica.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016