miércoles, 26 enero 2022
05:02
, última actualización
Autónomos

La cara B de la pandemia: la lucha inútil para mantener una academia

La joven sevillana Laura Tinajero se hace viral en Twitter con el cierre de su academia, la venta del material y la queja sobre la falta de protección de los autónomos

10 ene 2022 / 11:34 h - Actualizado: 10 ene 2022 / 11:39 h.
"Autónomos"
  • La academia ya cerrada de Laura Tinajera.
    La academia ya cerrada de Laura Tinajera.

TAGS:

La bio en Twitter de la joven sevillana Laura Tinajera (@laura_tinajero) cita que es licenciada en Humanidades, novelista, profesora y doctoranda en Historia Moderna, y que ha estado al frente de libros como ‘Crisálida’, ‘Pozo 5’ y 'El gramófono de Heringer’.

Que su currículum es, o debería ser, una garantía para defenderse en el mundo a diario con su experiencia y formación parece innegable, pero la crisis ha podido más que ella, y ha tenido que cerrar la academia que abrió hace solo tres años.

Este lunes, las puertas de ‘Idioms Academy’, en Castilblanco de los Arroyos, han amanecido cerradas. Laura no ha podido más, y ha decidido poner a la venta todo el material del que dispone a través de Twitter. Centenares de personas han reaccionado a su publicación, no solo por el hecho en sí de que un negocio cierre sus puertas y mueran, de momento, las ilusiones de una joven empresaria, sino por su queja en concreto, que abre, de nuevo, el debate sobre la indefensión de los autónomos ante la situación actual.

“Al paro y sin protección”

“Vendo todo esto de mi academia. Me quedo en paro y sin prestación (autónomo). Se agradece difusión. Pueblo de Sevilla”, dice textualmente el mensaje en la red social, acompañado de varias fotografías de mesas, sillas, pizarras e incluso extintores, todo lo que ahora queda sin uso y para lo que, al menos, quiere tener una nueva vida en manos de otra persona y aliviar la situación económica que sufre. Al mensaje inicial añade otro que indica que tiene “mucho material didáctico: NEAE, español, inglés, juegos, lectura, etc”.

La cara B de la pandemia: la lucha inútil para mantener una academia
Interior de la academia.

Laura es natural de Sevilla capital, aunque lleva 12 años en Castilblanco de los Arroyos. Abrió su academia hace justo tres años, ya que sus puertas se abrían el 8 de enero de 2019. El pasado 30 de diciembre decidió que no podía más, y cerró.

Factores encadenados

Como ha explicado a esta redacción, son muchos los factores que se han encadenado en los últimos meses, como que la actividad “no era rentable por la falta de alumnos en fechas como verano, diciembre, etc., y por los gastos que asumimos los autónomos”.

Además, la pandemia también ha hecho mella, “y la competencia de profesores sin dar de alta que abaratan los precios”, a lo que se unen “la subida de la luz, o la cuota de autónomos, que también ha subido”. De hecho, la media de ocho euros que desde enero pagan los autónomo parece una anécdota, pero esos 96 euros al año para algunos supone una losa, y Laura ha decidido tirar la toalla.

A todo lo contado se une el nivel de estrés que ha soportado y cómo ha afectado a su salud. Ahora, su vida tomará un nuevo rumbo, pero su historia no debe quedar como una anécdota, sino englobarla en la situación que viven miles de autónomos en este país, sin ayuda, sin perspectivas y sin que nadie les arrime el hombre cuando llegan los problemas.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla