jueves, 14 noviembre 2019
21:07
, última actualización
Barrios

La muralla de los trapicheos

Vecinos de la Macarena denuncian el incivismo del que a diario es víctima este lienzo amurallado de la ciudad que data del siglo XII

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
03 may 2019 / 12:29 h - Actualizado: 03 may 2019 / 16:13 h.
  • La muralla de los trapicheos
  • La muralla de los trapicheos
  • La muralla de los trapicheos
  • La muralla de los trapicheos
  • La muralla de los trapicheos
  • La muralla de los trapicheos

Trapicheos, acumulación de basuras, fogatas... Los vecinos de la Macarena aseguran que ésta es «la realidad» de la muralla de la Macarena, un hito monumental que data del siglo XII pero que a diario sufre en sus propios lienzos las «devastadoras consecuencias del incivismo de ciertos colectivos».

«Lo están destrozando todo. Es una pena. Dentro de la barbacana [zona delantera de la muralla que servía de estructura defensiva] meten de todo: colchones, hacen fogatas, hay agresiones...», denuncian desde la asociación de vecinos y comerciantes de la Macarena, que además relatan que han llegado a ocupar una de las torres, «viviendo dentro hasta que han sido echados por la Policía».

La entidad vecinal explica también que en las últimas semanas se ha incrementado el incivismo en esta zona de la antigua fortificación de la ciudad, especialmente con la venta y consumo de droga. «En las saeteras [por los pequeños huecos que hay en el lienzo de la muralla] guardan de todo: ropa, enseres y hasta dosis de droga, con la que trapichean a cualquier hora del día, con total impunidad y a vista de todos. Esto clama ya al cielo», describen los residentes de la Macarena, que han llegado a colgar en las redes sociales fotografías que ponen de manifiesto sus quejas.

La muralla de los trapicheos
Donde guardan las maletas y lo cierran con candados.

El vallado y el turismo para ahuyentar

Los vecinos y comerciantes de la Macarena insisten igualmente en que «no se trata solo de un problema de educación»; por lo que reclaman «más vigilancia» y «mayor limpieza» para esta zona monumental de la ciudad. En este sentido, entre las medidas que ponen sobre la mesa está la de «vallar todo el perímetro» para evitar asaltos a la muralla por personas incívicas; así como la opción, que se ha llegado a barajar en algún momento, de «abrir este recinto a las visitas turísticas guiadas». Todo ello ahuyentaría estas malas prácticas que, «deterioran progresivamente» la muralla y la convivencia vecinal del barrio.

«Hay que hacer algo. No podemos seguir así. Esto necesita una vigilancia y una limpieza constante», concluyen desesperados los vecinos, que, por último, recuerdan que la zona cuenta con un alto porcentaje de personas sin hogar debido a la concentración de centros sociales en la barriada.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016