jueves, 17 octubre 2019
15:28
, última actualización

La piscina de Virgen de los Reyes cumple cinco años cerrada

Forus Deporte y Salud entrega el «proyecto definitivo» del futuro centro deportivo tras lograr la concesión en febrero de 2018

21 ago 2019 / 08:29 h - Actualizado: 21 ago 2019 / 08:32 h.
  • La piscina de Virgen de los Reyes cumple cinco años cerrada

Esta semana se cumplen cinco años ya desde que el Instituto Municipal de Deportes (IMD) de Sevilla ordenase el cierre cautelar de la piscina cubierta de Virgen de los Reyes, de titularidad pública, a cuenta de las deficiencias de seguridad e higiénico sanitarias atribuidas a la empresa que entonces ostentaba la explotación del recinto. Ahora, después de que en febrero de 2018 el IMD adjudicase a la empresa Forus Deporte y Salud una concesión administrativa para que construya y costee un nuevo centro deportivo sobre el antiguo recinto a cambio de la explotación del mismo, dicha sociedad ha entregado el "proyecto definitivo" de la actuación.

Fue en septiembre de 1999, recordémoslo, cuando el consejo de gobierno del IMD adjudicó a la empresa Surpool Servicios Acuáticos Integrales una concesión administrativa para la gestión integral y explotación de la piscina cubierta Virgen de los Reyes, hasta entonces de gestión directa por parte del IMD.

Pero a partir de marzo de 2001, Surpool habría dejado de atender sus obligaciones frente a la Seguridad Social, ocasionando que el propio IMD hiciese frente a una deuda de 500.221 euros por este extremo, como "responsable solidario" del impago. Surpool, además, habría omitido el pago del canon implícito en la concesión administrativa, llegando a adeudar unos 138.803 euros al IMD.

Las deudas de la empresa con la Seguridad Social, según la documentación recogida por Europa Press, motivaron el embargo de la concesión administrativa, subastada en abril de 2011 por la Agencia Tributaria en favor de Atlántico Sur, que tomó posesión del recinto deportivo al mes siguiente.

LA ORDEN DE CIERRE

Finalmente, en agosto de 2014 el IMD ordenó el cierre cautelar de estas instalaciones deportivas por deficiencias de seguridad e higiénico sanitarias y ya en octubre de ese año, tras no pocos conflictos con la nueva empresa gestora, declaró la plena "caducidad" de la concesión administrativa de la que gozaba Atlántico Sur, recuperando así el control del recinto.

Ya en 2017, el consejo de gobierno del IMD aprobó, con el apoyo de PSOE, PP y Cs y rechazo de Participa e IU, licitar una concesión administrativa destinada a que una empresa construyese un nuevo centro deportivo sobre la piscina cubierta, asumiendo el coste del proyecto a cambio de explotar económicamente el nuevo recinto durante 40 años.

Para defender esta nueva concesión administrativa, pues los grupos de izquierda reclamaban la reapertura de la piscina bajo gestión plenamente pública, el ya entonces concejal de Deportes, David Guevara (PSOE), defendía que los informes técnicos elaborados sobre la antigua piscina habrían puesto de relieve que su reapertura necesitaría una inversión pública de unos 4,5 millones de euros, dadas las diferentes patologías del recinto y la obsolescencia de los equipamientos respecto a las actuales normativas.

DESDE COMIENZOS DE 2018

Más adelante, en febrero de 2018, el IMD aprobó adjudicar a la empresa Forus Deporte y Salud S.L. la mencionada concesión, gracias a la cual dicha sociedad se comprometía a construir de su propio bolsillo un nuevo recinto deportivo con una inversión de once millones de euros y un canon anual de 305.000 euros en favor del IMD, a cambio de explotar comercialmente el nuevo centro comercial durante 40 años.

Con motivo del quinto aniversario del cierre de la mencionada piscina, y en un contexto en el que aún no han comenzado las obras del centro deportivo cuya construcción y explotación fue adjudicada a Forus Deporte y Salud, fuentes municipales han señalado a Europa Press que esta empresa ha entregado ya el "proyecto definitivo" de la actuación planeada, al objeto de someter el mismo al procedimiento correspondiente para "cumplir con todas las garantías y obligaciones legales".

El proyecto del futuro centro deportivo, en ese sentido, incluye piscinas dos piscinas cubiertas climatizadas, una zona de 'spa', una sala 'fitness', seis salas polivalentes, dos pistas de pádel, una pista polideportiva y un aparcamiento con 164 plazas para vehículos y reservas también para ciclomotores, así como otras instalaciones.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016