domingo, 26 septiembre 2021
16:02
, última actualización

La UPO abre el debate

Los partidos políticos hablaron sobre temas que preocupan a los jóvenes

28 abr 2015 / 10:14 h - Actualizado: 28 abr 2015 / 10:15 h.
"Partidos Políticos","Educación","Universidad"
  • Foto de familia de los participantes en el debate electoral celebrado en la Universidad Pablo de Olavide. / José Luis Montero
    Foto de familia de los participantes en el debate electoral celebrado en la Universidad Pablo de Olavide. / José Luis Montero

«Ahora mismo, la ciudad no es atractiva para los jóvenes ni para los habitantes», apuntó Juan Espadas en su participación en un debate electoral celebrado en la Universidad Pablo de Olavide. El candidato a la alcaldía por el PSOE comentó esto en relación a los datos que indican que 22.000 jóvenes han abandonado Sevilla y que la capital sigue perdiendo residentes en el censo de población.

Además, Espadas afirmó que «este gobierno municipal ha gastado su presupuesto en ahorrarse empleo. Hay que intentar maximizar el empleo con el mismo presupuesto».

El debate electoral, en el que participaron representantes de los principales partidos políticos, a excepción del PP, se articuló en torno a tres grandes temas, el emprendimiento para generar empleo joven, la relación de la ciudad con la universidad y la oferta cultural y de ocio en la capital.

Dos minutos por persona

Como todo debate, cada intervención cuenta con un tiempo limitado, controlado por un moderador. En este caso, el tiempo fue de dos minutos, que cada representante intentó exprimir al máximo para exponer todas sus ideas de la mejor manera.

En relación al tema del empleo, Pilar Távora, candidata del PA, apuntó que «como partido, somos el primero que ha presentado al Parlamento una iniciativa sobre la renta social básica ligada a un plan de empleo».

Por su parte, Julián Moreno, número dos de Participa Sevilla, defendió que la formación es la base de todo, ya que «si la educación es precaria, el trabajo también lo será».

Con respecto al tema de la relación de la ciudad con la universidad, Javier Moyano, número tres de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Sevilla, quiso dar su versión sobre la zona azul, un tema que afecta de lleno a los universitario por su cercanía a los campus, y que tanta controversia ha generado en la ciudad. «Desde el momento en que se saca una aplicación móvil para poder pagar la zona azul desde cualquier sitio, deja de ser una medida de rotación de vehículos para convertirse en una medida recaudatoria».

Espadas también quiso dejar claro que «nadie le ha consultado a la comunidad universitaria la implantación de la zona azul».

Izquierda Unida, a través de su candidato Daniel González, habló de la falta de una red de transportes «que una todos los campus universitarios de la ciudad», y que convierta a Sevilla en una «ciudad de referencia» a nivel universitario, como Granada o Salamanca.

En materia de educación, IU y Participa Sevilla se mostraron contrarios a la aplicación del sistema universitario del 3+2. Por su parte, Ana Cazallo, número dos de UPyD para el Ayuntamiento, no quiso entrar en el debate del 3+2. Aún así, quiso dejar claro el deseo de conseguir que los estudiantes que salen de las universidades andaluzas «puedan tener los mismos derechos que cualquier europeo fuera de España».

Como tema final, se debatió en torno a la oferta cultural y de ocio que hay en Sevilla, el candidato de Izquierda Unida afirmó que «en la ciudad hay mucho más que Semana Santa y Feria», y abogó por llevar una cultura permanente a todos los barrios.

Además, Participa Sevilla se mostró reacio a la llegada de cruceros al Puerto de Sevilla, que «llevaría consigo el dragado del río».

«Estamos ante un gobierno municipal muy rancio», y esta ciudad necesita ligar la cultura a los jóvenes, indicó Juan Espadas. «Se necesita una oferta cultural más amplia y potente en la ciudad que comience en los centros educativos desde la formación y la información», apuntó.

El candidato socialista también afirmó que el ocio juvenil hay que guiarlo a escuchar a los jóvenes, pactando reglas de juego entre los vecinos y estos.

Tal y como apunta Julián Moreno, «el horario de los bares es una materia delicada que hay que hablar en profundidad y no a la ligera». Es por ello que aboga por que sea la sociedad la que diga «hacia dónde tiene que ir la cultura».

Como conclusión, todos los representantes políticos llegaron a varios puntos en común. El primero de ellos fue la reestructuración del transporte público, fomentando descuentos para universitarios, así como la ampliación de horarios nocturnos. Por ello, Espadas defendió la idea de «un transporte público gratuito para los jóvenes los fines de semana».

Otro punto que tuvieron en común fue un mayor aprovechamiento de las instalaciones públicas de la ciudad. Con ello, crecería la oferta de actividades de ocio en Sevilla.

Para terminar, todos los representantes de los partidos hablaron de luchar por un mandato en el que se recuperase la ilusión en la ciudad, con un proyecto que incluyese a ambas universidades en un ente conjunto que fuera vista como un órgano importante.

«El mandato del Partido Popular ha sido un gobierno de promesas incumplidas», finalizó su intervención el candidato socialista a la alcaldía, Juan Espadas.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla