viernes, 20 septiembre 2019
12:44
, última actualización

Lanzan una app en Sevilla para poner freno al desperdicio de alimentos

Too Good To Go pone en contacto a establecimientos que tienen excedentes de comida con usuarios que salvan esa comida

Juanmi Vega @Juanmivegar /
25 mar 2019 / 12:02 h - Actualizado: 25 mar 2019 / 12:19 h.
  • Lanzan una app en Sevilla para poner freno al desperdicio de alimentos. / TGTG
    Lanzan una app en Sevilla para poner freno al desperdicio de alimentos. / TGTG

Cada segundo se desperdician 244 kilogramos de comida en todo el país y Sevilla no es ajena a este problema. Para evitar este problema, acaba de llegar a la capital Too Good To Go, una aplicación móvil que planta cara al desperdicio de alimentos en Europa.

Para saber cómo se fraguó esta idea hay que remontarse a 2016. Un grupo de amigos daneses fueron a un buffet de comida. Cuando terminaron de comer, este grupo fue testigo de cómo toda esa comida sobrante se tiraba a la basura y decidieron poner solución a esta problemática. Desde entonces Too Good To Go está presente en 10 países europeos y cuenta con más de 8 millones de usuarios.

Sevilla es la primera región andaluza en la que desembarca la app, que ya está funcionando con éxito en otras ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Bilbao, Salamanca y Valencia. Así lo confirma Oriol Reull, director de Too Good To Go en España, «desde que nos lanzamos en España en septiembre de 2018 el movimiento ya está formado por más de 140.000 usuarios y más de 500 establecimientos en los que se han salvado ya más de 35.000 packs de comida, ahorrando ya más de 70.000 kilos de CO2 al planeta».

La aplicación se ha estrenado en Sevilla con una treinta de establecimientos. Desde la compañía aseguran que poco a poco se añadirán más negocios, también de la provincia.

La aplicación, disponible para dispositivos iOS y Android, es muy sencilla de usar. Al entrar, el usuario ve los establecimientos que tiene a su alrededor para salvar sus packs de comida preferidos con precios reducidos que rondan entre los 2 y 5 euros. El contenido de estos packs siempre será sorpresa ya que depende de lo que haya sobrado cada día en el establecimiento «pero siempre serán productos frescos, de calidad y en su mayoría elaborados en el mismo día y cuya única pega es que al final del día no han sido vendidos e iban a ser desechados», comenta el responsable.

Una forma curiosa para comer y ayudar al medio ambiente.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016