jueves, 23 septiembre 2021
04:00
, última actualización

Las hermandades de San Ildefonso preparan una misa conjunta por su vicario

La Redención, los Sastres y la sacramental aplicarán una eucaristía por el eterno descanso de Carlos Martínez la próxima semana. El hermano mayor de la Redención recibió la noticia de la muerte de Carlos Martínez como un “jarro de agua fría” y le recuerda como un hombre “culto, con un gran saber estar y amable”

17 jul 2015 / 11:25 h - Actualizado: 18 jul 2015 / 12:42 h.
"Sucesos","El crimen del vicario"

Conmocionados aún por la noticia, las hermandades dependientes de San Ildefonso se han puesto de acuerdo para aplicar una misa por el alma del que ha sido su vicario y “prácticamente” su párraco hasta ayer, Carlos Martínez, el sacerdote muerto a puñaladas en la puerta de su casa, en la calle Francisco Carrión Mejías, este jueves.

José Antonio Moncayo, hermano mayor de la Redención, asegura que la noticia de su muerte ha sido “un jarro de agua fría”, tanto para él como para toda la hermandad y, en particular, para el promotor sacramental, que, por su cargo, tenía un trato más cotidiano con el vicario de San Isidoro, San Ildefonso y Santiago. “Me acaba de llamar y estamos todavía que no nos lo creemos. Hace dos días que estuvimos con él”, comenta el máximo responsable de la corporación con sede canónica en la iglesia de Santiago. “Era una persona muy culta, con un gran saber estar y todo amabilidad”, destaca Moncayo, que tenía un trato muy cercano con el sacerdote porque “éramos prácticamente vecinos”.

Y es que, además del vicario de la parroquia a la que la Redención está adscrita, Carlos Martínez era el capellán de las madres agustinas del convento de San Leandro, con las que la cofradía del Lunes Santo guarda un “estrecho vínculo”, desde hace 14 años. Así, cuando el sacerdote fue nombrado vicario parroquial, Martínez supo acercar la hermandad a la parroquia, implicándola en todas sus actividades y contando con ella para los cultos y los préstamos de enseres, a la vez que siempre estuvo disponible para las necesidades de la corporación, predicando sus cultos y misas.

Por todos estos motivos, la hermandad de la Redención ya se ha puesto en contacto con la de los Sastres, que tienen a la Virgen de los Reyes como titular, y con la sacramental de San Ildefonso, las tres vinculadas a este templo, para aplicar una misa por el descanso del alma del sacerdote la próxima semana, pero aún sin fecha, porque hay que esperar a que concluya la autopsia que le están practicando en el Anatómico Forense y sea enterrado. De momento, las hermanas agustinas confirmaron anoche a este periódico que el Arzobispado les ha encomendado la preparación del funeral por su capellán, que se celebrará en la iglesia del convento de San Leandro.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla